Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

La Única Esperanza

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Milagro en las bodas

    En Caná de Galilea, Cristo y sus discípulos asistieron a una fiesta de casamiento, en la que su maravilloso poder fue manifestado para la felicidad de esa reunión familiar.UE 49.7

    En ese lugar se acostumbraba a usar vino en tales ocasiones. Antes que finalizara la fiesta, la provisión de mosto se había terminado. En esas fiestas una carencia así se interpretaba como falta de hospitalidad y constituía una vergüenza.UE 50.1

    Le dijeron a Cristo lo que había sucedido y él pidió a los siervos que llenaran con agua seis grandes tinajas de piedra. Entonces ordenó: “Sacad ahora un poco y presentadlo al encargado del banquete”. Juan 2:8.UE 50.2

    El agua salió de las tinajas transformada en vino, de mejor calidad que el que habían servido antes, y hubo en cantidad suficiente para todos.UE 50.3

    Después de esta manifestación, Jesús se alejó tan silenciosamente que los invitados se enteraron del milagro cuando él ya se había retirado.UE 50.4

    El regalo de Cristo en esa fiesta de bodas fue un símbolo: el agua representaba el bautismo, y el vino su sangre, que había de ser derramada por el mundo.UE 50.5

    El mosto que hizo Jesús no era fermentado. Siendo que esa clase de vino causa embriaguez y otros grandes males, Dios ha prohibido su consumo. El nos dice: “El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora; ninguno que por su causa yerre es sabio”. Proverbios 20:1. “Muerde como una serpiente, causa dolor como un áspid”. Proverbios 23:32.UE 50.6

    El mosto utilizado en la fiesta fue el jugo de uva puro y dulce. Era igual que aquel al cual el profeta Isaías se refiere como “mosto en un racimo”; y dice que “bendición hay en él”. Isaías 65:8.UE 50.7

    El hecho de que Jesús asistiera a aquella fiesta de bodas, revela que es correcto reunirse en una forma placentera. Le gustaba ver feliz a la gente. A menudo la visitaba en sus hogares y trataba de hacer que olvidara sus preocupaciones y problemas, y pensara en la bondad y el amor de Dios. En todas partes Cristo trataba de hacer esto mismo. Siempre que encontraba un corazón abierto para recibir el mensaje divino, le presentaba las verdades del camino de la salvación.UE 50.8

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents