Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Servicio Cristiano

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Representantes en los caminos de tránsito

    Los que en respuesta al llamamiento de la hora han entrado en el servicio del Obrero Maestro, harán bien en estudiar sus métodos de trabajo. Durante su ministerio terrenal, el Salvador aprovechó las oportunidades para encontrarse en las grandes arterias de tránsito. Fué en Capernaum donde Jesús residía en los intervalos de sus viajes de aquí para allá, y ésta llegó a denominarse “su ciudad”. Esta ciudad era adecuada para ser el centro de trabajo del Salvador. Siendo el camino de Damasco a Jerusalén y a Egipto, así como al Mar Mediterráneo, era un gran centro de viaje. Personas provenientes de muchos países pasaban por la ciudad, o se quedaban a descansar de sus viajes de aquí para allá. Aquí Jesús podía encontrarse con personas de todas las naciones y los rangos sociales, con los ricos y grandes, así como con los pobres y humildes; y sus lecciones serían llevadas a otros países y a muchos hogares. Así podía excitarse el interés en la investigación de las profecías; la atención sería dirigida al Salvador, y su misión sería presentada al mundo.—Testimonies for the Church 9:121.SC 158.2

    En los mundialmente renombrados centros de salud y de afluencia de turistas, atestados de miles de personas que buscan salud y placer, deben estacionarse pastores y colportores capaces de llamar la atención de las multitudes. Vigilen estos obreros la oportunidad de presentar el mensaje para este tiempo, y realicen reuniones cuando tengan ocasión de hacerlo. Sean rápidos para aprovechar las oportunidades de hablar con la gente. Acompañados por el poder del Espíritu Santo, presenten a la gente el mensaje que dió Juan el Bautista: “Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado”. Mateo 3:2. La Palabra de Dios ha de ser presentada con claridad y poder, para que los que tengan oídos para oir oigan la verdad. Así el Evangelio de la verdad presente será colocado en el camino de los que no lo conocen, y será aceptado por no pocos, y llevado por ellos a sus propios hogares en todas partes del mundo.—Testimonies for the Church 9:122.SC 159.1

    Los libros El Ministerio de Curación y Lecciones Prácticas del Gran Maestro se hallan peculiarmente adaptados para usarse en centros de turismo, y debe hacerse todo lo posible para colocar ejemplares de estas obras en las manos de los que están ociosos y tienen inclinación a leer.—Testimonies for the Church 9:85.SC 159.2

    Deben establecerse restaurantes de salud y salas de tratamiento. Nuestros esfuerzos en esta materia deben incluir los puntos de afluencia de público a orillas del mar. Así como la voz de Juan el Bautista fué oída en el desierto, cuando clamaba: “Preparad el camino del Señor”, debe oírse la voz de los mensajeros del Señor en los grandes centros de turismo y en los centros balnearios.—Testimonies for the Church 7:55, 56.SC 160.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents