Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio de Publicaciones

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 20—Las revistas y su circulación

    Preséntese la verdad mediante nuestros periódicos—En nuestros periódicos se publican benditas verdades bíblicas, y salvadoras del alma. Hay muchos que pueden ayudar en la obra de vender nuestros periódicos...MPu 245.1

    Hemos estado dormidos, por así decirlo, con respecto a la obra que debe hacerse por medio de la circulación de publicaciones bien preparadas. Prediquemos ahora la palabra, mediante el uso inteligente de periódicos y libros, con energía resuelta, a fin de que el mundo entienda el mensaje que Cristo le dio a Juan en la isla de Patmos. Que toda inteligencia humana que profesa el nombre de Cristo testifique: El fin de todas las cosas está cerca; preparaos para encontraros con Dios.—El Colportor Evangélico, 156.MPu 245.2

    Verdades que consideramos fundamentales deben publicarse en la Review.—Se están llevando a cabo esfuerzo especiales en un volumen de prueba de la Review*Se trata de una serie de Números de la Review en los que aparecieron artículos que proveían instrucciones acerca de la fe adventista. para presentar nuestra fe en forma condensada a sus lectores. Cada número de la revista que llega a manos de tanta gente debiera presentar correctamente nuestra fe. Se necesitan artículos que presenten a los lectores un abarcante panorama de nuestra posición. Los diferentes aspectos de la fe deben definirse claramente.MPu 245.3

    La publicación de este volumen de prueba es una empresa importante. Hay que sacar el mejor partido posible de la oportunidad de despertar interés, en las mentes de los lectores de la Review, hacia las verdades que consideramos fundamentales y sagradas. Se han publicado varios Números del volumen de prueba. No quedan muchos más por publicar. Pronto habrá pasado la oportunidad dorada de presentar verdades importantes en el momento adecuado. Hay que aprovechar al máximo esta oportunidad. Debieran publicarse artículos pertinentes que definan en forma clara y correcta nuestra posición. Se están efectuando impresiones favorables o desfavorables sobre los lectores. Todos los contribuyentes de la Review debieran mostrarse ansiosos por hacer que cada artículo sea interesante y a propósito...MPu 245.4

    Vemos con aflicción columnas de la Review llenas con asuntos comunes que pueden encontrarse en casi cualquier revista religiosa...MPu 246.1

    Ahora mismo necesitamos artículos procedentes de la pluma de nuestros hermanos más experimentados, los mejores artículos que sean capaces de producir. Si se enviara un número suficiente de estos artículos para su publicación, habría menos lugar para artículos comunes que no ofrecen ninguna instrucción concerniente a nuestra fe... Los artículos profundos y eruditos, que requieren tiempo considerable para su preparación, llegarían demasiado tarde para cubrir la necesidad actual.—Manuscrito 24, 1903.MPu 246.2

    Material impreso para combatir las leyes dominicales—Espero que la trompeta emitirá notas certeras en relación con este movimiento de las leyes dominicales. Pienso que sería mejor si se convirtiera en una especialidad el tema de la perpetuidad de la ley de Dios en nuestras revistas...MPu 246.3

    La verdad debiera presentarse en artículos cortos, en forma clara y directa, haciendo énfasis especial en el día de reposo del Señor, y mostrando que los que dictan leyes para obligar a respetar el primer día de la semana son desleales al Señor del cielo, quien colocó su santidad sobre el séptimo día. ¿Estamos haciendo todo lo posible para exaltar la Ley de Jehová?—Carta 58, 1906.MPu 246.4

    Alimento espiritual y no noticias cotidianas—El Señor no ha encargado a nadie para que eleve, alabe y exalte a hombres y mujeres, aunque su obra haya contribuido a llamar la atención de la gente a cosas de gran importancia y que conciernen a la salvación del alma; ¿debiéramos dedicar nuestro tiempo y espacio a glorificar a los que han estado trabajando para que surjan asuntos falsos? El Señor ha dado a cada persona su obra, y a quienes ha colocado en cargos de responsabilidad, ya sea escribiendo o hablando, les dice: “Vuestro trabajo es predicar la Palabra”.MPu 247.1

    La obra de presentar a la gente las cosas comunes que suceden a nuestro alrededor, las noticias del día, no es la obra de la verdad presente. Nuestra obra consiste en llenar cada página impresa con alimento espiritual. ¿Qué es la paja comparada con el trigo? Todas estas cosas comunes son muy insustanciales, y con frecuencia son alimento añejo para los que están hambrientos del maná celestial.—Manuscrito 95, 1898.MPu 247.2

    Evítese la exaltación de los seres humanos—En una sesión nocturna hablaba seriamente a los que tienen responsabilidades como redactores y colaboradores de nuestros periódicos. El Señor me dio un mensaje para ellos...MPu 247.3

    Si los que están a cargo de nuestros periódicos sólo tienen juicio suficiente para llenar las publicaciones con escritos que exaltan a los seres humanos, entonces les recomiendo que busquen sabiduría de Dios. Su vista espiritual necesita el ungimiento celestial... Al derramar un torrente de alabanzas sobre alguien a quien no conocéis, que no ha aceptado un “Así dice el Señor” en la obediencia a sus mandamientos, se colocan ellos mismos en una posición que en la crisis venidera, producirá un discernimiento defectuoso cuando vean las cosas buenas realizadas por los engañadores, que afirmarán ser Cristo y profetas enviados por Dios...MPu 247.4

    Los que usan su pluma y su voz para derramar alabanzas sobre seres humanos, necesitan tener un discernimiento más claro...MPu 247.5

    Este es un tiempo cuando cada frase escrita debiera tener un sentido definido y ser verdadera y sincera. No debiera escribirse ni una letra con el fin de ser popular o para vindicar lo que Dios condena.—Carta 60, 1898.MPu 247.6

    A ningún mayordomo de Dios le incumbe exaltar a otro ser humano, vivo o muerto. Dios no nos ha encomendado presentar tal mensaje. Que todos los que se presentan en público por medio de sus escritos o mediante la palabra hablada, sean depurados de toda inclinación a loar a ningún ser humano, porque al hacerlo se encontrarán totalmente fuera de sus límites.—Manuscrito 95, 1898.MPu 248.1

    Peligro de cambiar los principios sagrados—Hay personas que ocupan posiciones de responsabilidad que carecen de experiencia en la dirección de esta obra, por lo que debieran andar con humildad y cautela. En una visión nocturna estuve presente en varios concilios, y en ellos escuché palabras pronunciadas por hombres influyentes que afirmaban que si el periódico American Sentinel*Publicación de libertad religiosa suspendida en 1904 y posteriormente reemplazada por Liberty en 1906. Véase Notas Biográficas de Elena G. de White, 350. [Centinela Norteamericano] eliminara las palabras “adventista del séptimo día” de sus columnas y si no dijera nada del sábado, los grandes hombres del mundo lo patrocinarían; ganaría popularidad y realizaría una obra importante. Eso pareció satisfactorio. Estos hombres no alcanzaban a ver por qué no podíamos afiliarnos con incrédulos y no profesantes para convertir el American Sentinel en un éxito resonante. Vi iluminárseles el rostro, y comenzaron a trabajar en la preparación de un plan para hacer que el Sentinel se convirtiera en una revista popular de gran éxito.MPu 248.2

    Este plan es el primer paso en una serie de medidas equivocadas. Los principios que se han defendido en el American Sentinel constituyen la esencia de la defensa del sábado; y cuando los hombres comienzan a hablar de cambiar estos principios, están haciendo una obra que no les corresponde. Lo mismo que Uza, están tratando de afirmar el arca que pertenece a Dios y está bajo su supervisión especial.—Manuscrito 29, 1890.MPu 248.3

    Pérdida de tiempo en combatir los engaños—He recibido instrucciones para que advierta que no debemos participar en ningún conflicto sobre las representaciones espiritistas que están llegando con rapidez de todas partes. Además de esto, tengo que presentar a los encargados de nuestros periódicos la advertencia de que no deben publicar en las columnas de la Review and Herald, de Signs of the Times, o de cualquier otra revista publicada por los adventistas, artículos que traten de explicar estos engaños. Corremos peligro cada vez que discutimos los engaños del enemigo. La publicación de artículos que traten de estos engaños es una trampa para las almas. No nos ocupemos de estas teorías, y advirtamos a todos que no las lean. Vuestras explicaciones no servirán de nada. No toquéis esas teorías. No tratéis de mostrar su incongruencia o engaño. No os ocupéis de ellas.MPu 249.1

    No perpetuéis el mal hablando de estas teorías en sermones, o publicando en nuestros periódicos artículos referentes a ellas. El Señor dice: “Dejadlas sin explicación”. Presentad clara y decididamente la afirmación de la verdad. No podéis daros el lujo de estudiar o combatir estas falsas teorías. Presentad la verdad con un “Escrito está”. El tiempo empleado en tratar con estas falacias es tiempo perdido.—Manuscrito 20, 1906.MPu 249.2

    La preparación de artículos es un trabajo solemne*Consulte el libro Counsels to Writers and Editors para obtener material adicional sobre este tema y otros asuntos relacionados.—Quisiera exhortar a quienes son responsables de los artículos que se publicarán en las páginas de la Review and Herald. Los insto a que sean precavidos, a que sean personas cuyos ojos espirituales estén ungidos con el colirio santo, para que puedan discernir claramente lo que conviene para el progreso, y no el perjuicio, de la causa. Si no andan ni están en comunión con Dios, que dejen el lugar a otros que caminarán decididamente y sin temor delante de Dios en la obra solemne de preparar materiales para su publicación, los cuales debieran ser como alimento en momento de necesidad para la familia de Dios.MPu 249.3

    Recuerden que los conceptos que aparecen en la Review deben llegar a la gente con fuerza, como si fueran proclamados desde los techos de las casas. El material presentado en los periódicos debe fortalecer las manos de los obreros, y enseñarles cómo deben pelear la buena batalla valerosamente...MPu 250.1

    Nuestros enemigos aprovecharán al máximo toda declaración hecha sin la precaución debida, y volverán esos conceptos contra aquellos que están haciendo todo lo posible para quitar los prejuicios que existen contra nosotros como pueblo.—Manuscrito 27, 1894.MPu 250.2

    Los artículos largos perjudican los periódicos—Que los que escriben artículos para la revista Southern Watchman hagan lo mejor posible. Y que los redactores de la Review, Signs y Watchman recuerden que los artículos largos perjudican sus periódicos. Que los artículos sean cortos, pero llenos de humedad y alimento.—Carta 351, 1904.MPu 250.3

    Artículos cortos y espirituales—Deseo pedirle [pastor S. N. Haskell] que mantenga constantemente sus artículos en el Watchman. Los artículos del pastor R son largos, y a menos que cambie, arruinará la circulación del Watchman. Esta revista debiera tener artículos cortos y espirituales... No puedo dar mi consentimiento a que tantos artículos largos aparezcan con el nombre de un solo autor... Existe la necesidad de una espiritualidad más profunda en el Watchman si se desea mantener vivo el interés en este periódico.—Carta 78, 1906.MPu 250.4

    Una gran necesidad de revistas de salud—La gente se halla en una triste necesidad de la luz que irradia de las páginas de nuestras revistas sobre salud y temperancia. Dios desea usar estas revistas como medios por los cuales se produzcan resplandores de luz que capten la atención de la gente, y la induzcan a prestar atención a la amonestación del mensaje del tercer ángel...MPu 250.5

    Los pastores deben y pueden hacer mucho para impulsar la circulación de las revistas de salud. Todo miembro de la iglesia debe trabajar con tanto fervor por estos periódicos como por las demás revistas nuestras. No debe haber fricción entre las dos...MPu 251.1

    La circulación de las revistas de salud será un instrumento poderoso para disponer el camino a fin de que la gente acepte aquellas verdades especiales que han de prepararla para la próxima venida del Hijo del hombre.MPu 251.2

    La reforma pro salud alcanzará y ha alcanzado una clase de personas que de otra manera nunca habría sido alcanzada por la verdad. Existe una gran necesidad de que se trabaje para ayudar a la gente, creyente y no creyente, en el tiempo actual, por medio de disertaciones sobre salud y publicaciones sobre este mismo tema. No puedo ver por qué los libros sobre salud no debieran colocarse en forma permanente, así como las otras publicaciones, a pesar de los prejuicios humanos en su contra.—El Colportor Evangélico, 143, 144.MPu 251.3

    Artículos fáciles de comprender en las revistas de salud—Las mentes de nuestro pueblo de California no son suficientemente progresistas en lo que concierne a la reforma pro salud para obtener el máximo beneficio de la revista Good Health [Buena salud]*Good Health y Health Reformer eran dos revistas denominacionales de salud. Posteriormente se publicó Your Life and Health [Su salud y vida], y actualmente Vibrant Life [Vida vibrante] es la revista oficial adventista de salud en los Estados Unidos.. El contenido de la revista se ha puesto demasiado alto. Usted puede, con el asesoramiento de S y del Dr. W, preparar artículos que ya están impresos, que son fáciles de comprender y sin embargo proporcionan abundante información; lo único que tiene que hacer es revisar los Números ya publicados de Health Reformer [El reformador de la salud]. Quisiera que la revista Good Health siguiera más de cerca el mismo plan. Creo que en la revista Reformer hay más sencillez y religión de buena calidad y temas que beneficiarán a toda clase de mentes, que el material de Good Health.MPu 251.4

    Queremos que Good Health circule, y también queremos adaptar nuestra obra y nuestros esfuerzos para que lleguen hasta la gente de toda condición, así como Cristo trabajó con sencillez para que puedan recibir beneficio tanto los poco informados como los que gozan de una mayor cultura. Existe el peligro de sepultar la verdad tan profundamente con conceptos científicos, que las mentes comunes para quienes trabajamos y que llegarán a ser los miembros de nuestras iglesias, dejarán de comprenderla y apreciarla. Queremos la verdad como es en Jesús. Queremos satisfacer las necesidades de nuestro pueblo.—Carta 34, 1887.MPu 252.1

    La luz debe irradiar de las hojas sueltas y los folletos—Que todos estén bien preparados para diseminar la luz de la verdad por medio de la palabra y los folletos. Debiera haber cientos de folletitos esparcidos como las hojas en el otoño...MPu 252.2

    Existe una gran necesidad de hojas sueltas y folletos, algunos con artículos cortos, y otros con mensajes de amonestación y la segunda venida de Jesucristo. También hay que hacer circular breves exposiciones sobre el sábado y su relación con la verdad de las doctrinas bíblicas... Hay que amonestar al mundo y presentar a la gente temas de salud y temperancia, y casos prácticos de fe y esperanza, expuestos en artículos claros, convincentes y amenos. Las agencias de publicaciones pueden realizar una obra magnífica en este sentido en las ciudades. Estas palabras silenciosas pueden impresionar las mentes y despertar interés en la verdad de Dios.MPu 252.3

    ¡Luz, luz! Hagámosla brillar en todas partes. Debemos difundirla en pequeñas cantidades, un poco aquí y un poco allá. Debemos propagarla en contraste con el error. Una densa oscuridad envuelve las mentes de los seres humanos, y debemos hacer todo lo posible por dispersarla para que la luz brille sobre ellos.MPu 252.4

    Hemos impuesto muchas limitaciones y barreras, y ya nos hemos retirado demasiado de nuestra propia carne.—Carta 31, 1897.MPu 252.5

    Los periódicos deben mantenerse separados*Dirigido a Junta Directiva de la Asociación General y a la Junta de Publicaciones de la Review and Herald y la Pacific Press.—Recibí una carta del Hno. T referente a cambios propuestos sobre la publicación de nuestros periódicos. Se formulan preguntas en relación con esto. Una de ellas es: “¿Debemos combinar nuestros periódicos en una sola revista?” El Hno. T comenta, además: “Algunos sugieren que la Review [Revista adventista], Home Missionary [Misionero trimestral] y Sabbath School Worker [Auxiliar de escuela sabática] se combinen en una sola revista que constituya nuestra revista denominacional oficial; o bien que se amplíe la Review a 32 páginas y se divida en diferentes secciones correspondientes a los distintos ramos de la obra. Los tres periódicos se publican especialmente para nuestros miembros, por lo que no estoy segura de que se pueda efectuar esta combinación. Algunos han pensado que también podrían fusionarse el Youth Instructor [Instructor de la juventud] y Our Little Friend [Amigo de los niños] con nuestra revista denominacional. Otra sugerencia es que The Signs of the Times [Señales de los tiempos] y American Sentinel [Centinela norteamericano] se combinen para obtener una sola revista misionera pionera”.MPu 253.1

    No veo que haya sabiduría en tener todos nuestros periódicos combinados en una sola revista. Cada uno de ellos tiene su propio lugar y debe realizar una obra específica. Dejemos que nuestros hermanos se pregunten: ¿Han cambiado las necesidades de esta obra y sus objetivos? Si se piensa que han cambiado, entonces ¿en qué respecto?—Carta 71, 1894.MPu 253.2

    Revistas grandes y chicas—Dios desea que su obra avance firme y sólidamente; pero ningún ramo debe interferir ni absorber a otros ramos de la misma gran obra. A Dios le ha complacido darme luz especial sobre este asunto esporádicamente en el pasado. Me mostró que las casas editoras deben publicar tanto periódicos chicos como más grandes, y que todos ellos deben circular como las hojas en el otoño, para satisfacer las necesidades de la causa en su crecimiento y extensión.—Carta 71, 1894.MPu 253.3

    Cada periódico tiene su obra distintiva—Quisiera que se comprendiera claramente... que no tengo fe en la consolidación de la obra de publicaciones, uniendo en un todo lo que debiera permanecer separado. La fusión de Signs con el American Sentinel*Revista de libertad religiosa publicada por la Review and Herald. no está de acuerdo con la voluntad de Dios. Cada uno tiene que llevar a cabo una obra característica. Signs es una revista pionera que debe realizar una obra especial.MPu 254.1

    En la sabia disposición de Dios existe diversidad, y sin embargo ha relacionado de tal manera cada parte con las demás, que todas funcionan en armonía para llevar a cabo su gran plan de extender el conocimiento de Dios y de Jesucristo a quien envió. Pero aunque pueda haber apariencia de desigualdad, la obra constituye un gran todo, y lleva la estampa de la sabiduría infinita. Dios y Cristo son uno. Cristo y sus discípulos son uno, nosotros en Cristo, y Cristo en Dios. El Señor se propone que su obra avance en perfecta armonía y sin fricciones.—Carta 71, 1894.MPu 254.2

    Manténgase un precio adecuado—Nuestros periódicos se han ofrecido por un tiempo limitado a prueba a un precio muy bajo; pero esto no ha logrado el objeto buscado: obtener muchos suscriptores permanentes. Estos esfuerzos se hacen a un costo considerable, a menudo con pérdida, y con los mejores motivos; pero si no se hubiese reducido el precio, se habrían obtenido más suscriptores permanentes.MPu 254.3

    Se han hecho planes para reducir los precios de nuestros libros, sin hacer el cambio correspondiente en el costo de producción. Esto es un error. El trabajo debe realizarse en forma que compense. No se reduzca el precio de los libros por ofrecimientos especiales, que pueden llamarse incentivos o cohecho. Dios no aprueba estos métodos.MPu 254.4

    Hay demanda de libros de precio bajo, y esta demanda debe ser satisfecha. Pero el plan correcto consiste en disminuir el costo de producción.MPu 255.1

    En los campos nuevos, entre los pueblos ignorantes o parcialmente civilizados, hay gran necesidad de libros pequeños, que presenten la verdad en lenguaje sencillo, y que sean abundantemente ilustrados. Estos libros deben venderse a bajo precio, y las ilustraciones deben ser, por supuesto, poco costosas.—Joyas de los Testimonios 3:159, 160.MPu 255.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents