Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio de Publicaciones

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 34—Circulación de los libros del espíritu de profecía

    Hay que dar la luz al mundo—La Hna. White no es la originadora de estos libros. Ellos contienen la instrucción que durante el período de su vida Dios le ha estado dando. Contienen la luz preciosa y consoladora que Dios ha concedido generosamente a su sierva para ser dada al mundo. De sus páginas, esta luz ha de brillar iluminando los corazones de los hombres y mujeres, y conduciéndolos al Salvador. El Señor me ha señalado que estos libros han de ser esparcidos por todo el mundo. Hay en ellos verdad que, para el que la recibe, es un sabor de vida para vida. Son mensajeros silenciosos para Dios. En lo pasado han sido los medios en sus manos para convencer y convertir a muchas almas. Muchos los han leído con ávida expectativa, y por medio de su lectura han sido guiados a ver la eficacia del sacrificio de Cristo, y a confiar en su poder. Han sido inducidos a encomendar el cuidado de sus almas a su Creador, esperando y anhelando la venida del Señor para llevar a sus amados a su hogar eterno. En lo futuro, estos libros han de aclarar el Evangelio a muchos otros, revelándoles el camino de la salvación.—El Colportor Evangélico, 134.MPu 393.1

    Se debe dar prioridad al Conflicto de los siglos*En 1888 apareció esta importante obra, pero ciertos dirigentes de publicaciones, en lugar de promoverlo, empujaron la venta de Bible Readings [publicado en español con el nombre de Las hermosas enseñanzas de la Biblia], con lo cual se descuidó durante varios años la promoción precisamente del libro que el público necesitaba..—El Señor ha tenido grandiosos y magníficos propósitos para su pueblo, pero ellos lo han contrariado. En cuanto salió de las prensas El conflicto de los siglos debió haberse promovido por encima de cualquier otro libro. Se me mostró esto. Si hubiera circulado en lugar de permanecer en los estantes, se habría establecido un orden de cosas diferente entre nuestros obreros. Las impresiones causadas habrían producido cambios definidos. Pero en lugar de eso, no se hizo circular el libro, aunque me habían prometido promoverlo si me conformaba con un pago inferior como derecho de autor. El libro que debió haberse vendido no se vendió. Y los hombres que debieron haberse preocupado de promoverlo, desanimaron a los colportores para que no lo vendieran. Todo lo que dije fue como agua que se disipaba al caer sobre una roca. El Señor dijo: Juzgaré por esta obra falsa y sin honradez.—Carta 39, 1899.MPu 393.2

    Satanás retrasó la publicación de El conflicto de los siglosAhora lamento no haber hecho la obra que debí haber efectuado cuando E y H ocupaban cargos de responsabilidad y no sentían aprecio por El conflicto de los siglos, tomo 4, que la gente debió haber tenido entonces, en vez de tener acceso a él sólo ahora... Esa demora fue planeada por Satanás. Trabajó con diligencia y creó una situación tal que ahora el trabajo no puede efectuarse como Dios había revelado que era necesario hacerlo. Los que pusieron trabas a la obra tendrán que dar cuenta a Dios por lo que hicieron.—Carta 55, 1894.MPu 394.1

    Bible Readings es diferente de El conflictoNo estoy desmereciendo Bible Readings. Es una obra que hará mucho bien, pero nunca podrá tomar el lugar que el Señor se había propuesto que el volumen 4 [Conflicto de los siglos] tuviera en el mundo y entre nuestro pueblo. He puesto delante de ellos la luz que recibí del cielo en ese libro...MPu 394.2

    Si Thoughts on Daniel and Revelation [Reflexiones sobre Daniel y Apocalipsis] no recibe la venta que debiera tener, si Bible Readings se promueve en desmedro de otras publicaciones que es importante que la gente tenga, ese descuido no puede excusar el hecho de que el volumen 4 no debiera promoverse y su circulación ser diez veces más de lo que ha sido en este año. Ante Dios y nuestro pueblo tenemos el deber de hacer brillar cada rayo de luz que he recibido de Dios, que cada lengua y nación necesita en este tiempo.—Carta 25a, 1889.MPu 394.3

    Poder convertidor en las obras de Elena G. de White—Los colportores refirieron varias experiencias valiosas con respecto a la forma como habían escudriñado sus corazones mientras trabajaban en la venta de El conflicto de los siglos y Patriarcas y profetas. Dijeron que mientras leían estos libros sus mentes fueron iluminadas, y sintieron que los ángeles de Dios estaban muy cerca... Los colportores dijeron que habían descubierto que donde habían vendido esos libros, todos hablaban con encomio de ellos; mencionaron, además, que algunos, por su lectura, habían aceptado la verdad que nunca habían oído en sus vidas de labios de un predicador adventista.—Manuscrito 23, 1890.MPu 395.1

    Cuatro libros especialesDaniel y Apocalipsis, El Conflicto de los siglos, Patriarcas y profetas y El Deseado de todas las gentes debieran venderse en el mundo ahora. Las magníficas instrucciones contenidas en Daniel y Apocalipsis han sido leídas por muchas personas en Australia. Este libro ha sido el medio de llevar muchas preciosas almas al conocimiento de la verdad. Se debe hacer cuanto se pueda para promover la circulación de Daniel y Apocalipsis. No conozco ningún otro libro que pueda tomar el lugar de éste. Es la mano ayudadora de Dios.—Manuscrito 76, 1901.MPu 395.2

    Libros que arrojan luz sobre la apostasía de Satanás—Se me ha indicado que los libros importantes que contienen la luz que Dios ha dado respecto a la apostasía de Satanás en los cielos, deben recibir una amplia circulación precisamente ahora; pues por su medio la verdad debe llegar a todas las mentes. Patriarcas y profetas, Daniel y Apocalipsis, y El conflicto de los siglos son más necesarios ahora que nunca antes. Deben ser ampliamente difundidos porque las verdades que destacan abrirán muchos ojos ciegos... Muchos de nuestros hermanos han estado ciegos ante la importancia de los mismos libros que más necesitamos. Si se hubiese manifestado entonces tacto y habilidad en la venta de estos libros, el movimiento en pro de la ley dominical no se hallaría donde está ahora.—El Colportor Evangélico, 132.MPu 395.3

    Resultado de la circulación de El conflicto de los siglosLos resultados de la circulación de El conflicto de los siglos no han de ser juzgados por lo que ahora se ve. Leyéndolo, algunas almas serán despertadas y tendrán valor para unirse de inmediato a los que guardan los mandamientos de Dios. Pero un número mucho mayor que lo lea no tomará su decisión hasta que vea que los propios acontecimientos que han sido predichos están ocurriendo. El cumplimiento de algunas de las predicciones inspirará fe de que otros también ocurrirán, y cuando la tierra sea alumbrada con la gloria del Señor, en la hora final, muchas harán su decisión con respecto a los mandamientos de Dios como resultado de este instrumento.MPu 396.1

    Dios me dio la luz contenida en El conflicto de los siglos y en Patriarcas y profetas, y esta luz es necesaria para despertar a la gente a fin de que se prepare para el grande e inminente día de Dios. Estos libros contienen el llamamiento directo de Dios al pueblo. Así él habla a los hombres con palabras conmovedoras, instándolos con urgencia a prepararse para su venida. La luz que Dios ha dado en estos libros no debe ser ocultada.—El Colportor Evangélico, 137, 138.MPu 396.2

    El Deseado de todas las gentes en todos los hogares—¿Cuántos han leído cuidadosamente Patriarcas y profetas, El conflicto de los siglos y El Deseado de todas las gentes? Quiero que todos entiendan que mi confianza en la luz que Dios me ha dado permanece firme, porque yo sé que el poder del Espíritu Santo magnificó la verdad y la hizo honorable al decir: “Este es el camino, andad por él”. En mis libros se presenta la verdad robustecida por un “Así dice el Señor”. El Espíritu Santo grabó estas verdades en mi corazón y mi mente en forma tan indeleble como la ley fue grabada por el dedo de Dios en las tablas de piedra que están ahora en el arca, para ser puestas de manifiesto en el gran día cuando se pronuncie sentencia contra toda ciencia mala y seductora producida por el padre de la mentira...MPu 396.3

    Dios se agradará al ver El Deseado de todas las gentes en todo hogar. Este libro contiene la luz que él ha dado en su Palabra. A nuestros colportores yo les diría: Salid con vuestros corazones enternecidos y subyugados por la lectura de la vida de Cristo. Bebed profundamente del agua de la salvación, para que sea en vuestro corazón como una fuente viva, que fluye para refrescar las almas que están a punto de perecer.MPu 397.1

    El conflicto de los siglos debe ser ampliamente difundido. Contiene la historia del pasado, el presente y el futuro. En su bosquejo de las escenas finales de la historia de esta tierra, presenta un poderoso testimonio en favor de la verdad. Estoy más ansiosa de ver una amplia circulación de este libro que de cualquier otro que yo haya escrito; porque en El conflicto de los siglos, el último mensaje de amonestación al mundo es dado en forma más distinta que en cualquier otro de mis libros.—El Colportor Evangélico, 135, 136.MPu 397.2

    Los libros de E. G. de White y sus derechos de autor—He esperado que mis libros se vendan, no para hacerme rica, sino para que las verdades solemnes y sagradas que el Señor me ha confiado puedan entregarse a la gente. Me sentiré agradecida si mis libros pueden circular en la forma como el Señor desea que circulen.MPu 397.3

    He entregado a la obra, y continúo haciéndolo, todo el dinero recibido como derechos de autor de mis libros traducidos y vendidos en países extranjeros. Esto significa una ofrenda anual de cientos de dólares.—Carta 43, 1903.MPu 397.4

    Precios reducidos en ocasiones especiales—Estoy muy deseosa de que la luz contenida en mis libros llegue a todas las personas posibles; porque Dios ha enviado el mensaje para todos. Estos libros contienen lecciones preciosas para la experiencia cristiana. No me atrevería a prohibir que estos libros se vendan en ocasiones especiales a bajo precio, por temor a estorbar su lectura, y así retener la luz de algunas almas que así podrían convertirse a la verdad. No tengo ninguna limitación que imponer acerca de la circulación de nuestros libros. Que la luz se coloque sobre el candelero para que alumbre a todos en la casa.—Testimonies for the Church 9:74, 75.MPu 397.5

    Los libros de E. G. de White siguen viviendo—A veces alguien pregunta: “¿Qué sucedería si la Sra. White muriera?” Mi respuesta es: “Los libros que he escrito no morirán. Son un testigo viviente de lo que dicen las Escrituras”.—Carta 55, 1905.MPu 398.1

    Dedico todo mi tiempo a la preparación del libro El ministerio de curación y a ciertos temas referentes al campo del sur, para el próximo tomo de Testimonies. Espero que cuando estos libros se publiquen pueda descargarme de una parte de las preocupaciones que ahora me agobian, porque así el conocimiento de la luz que Dios me ha dado se colocará donde la gente pueda recibirlo. Si las verdades que se enseñan en el Ministerio de curación se pusieran en práctica, se manifestaría un interés religioso genuino en los enfermos y los afligidos en nuestros sanatorios. Aunque mi vida se acabe, estos libros vivirán y enseñarán la verdad*Cerca de su silla, sobre una mesa, había varios de los libros que ella había escrito. Ella solía tomar a menudo algunos de esos libros y mirarlos, y parecía deleitarle el tenerlos cerca. Como una madre afectuosa con sus hijos era ella con estos libros durante su última enfermedad. Varias veces, cuando la visitaban, se la veía con dos o tres de esos libros en su regazo. “Aprecio estos libros como nunca antes -señaló en una oportunidad—. Ellos son verdad, y son justicia, y constituyen un testimonio permanente de que Dios es verdad”. Se regocijaba con el pensamiento de que, cuando ella ya no pudiera hablar a la gente, sus libros hablarían por ella. Notas Biográficas de Elena G. de White, 488..—Carta 85, 1905.MPu 398.2

    La verdad perpetuada en los libros del espíritu de profecía—“Sólo estoy esperando que las sombras se extiendan algo más”. Pero mis libros darán testimonio cuando mi voz ya no pueda oírse. Las verdades que me fueron confiadas, como mensajera del Señor, serán perpetuadas, ya sea para convencer y convertir a la gente, o para condenar a los que se han apartado de la fe y han escuchado a los espíritus seductores.—Carta 350, 1906.MPu 398.3

    Utilización errónea y abuso del espíritu de profecía—Pronto se realizará todo esfuerzo posible para falsear y disminuir la importancia de la verdad de los testimonios dados por el Espíritu de Dios. Debemos tener preparados los claros y directos mensajes que desde 1846 ha estado recibiendo el pueblo de Dios. Habrá personas que una vez estuvieron unidas con nosotros en la fe, que buscarán nuevas y extrañas doctrinas, cosas extravagantes y sensacionales, para presentar al pueblo. Traerán todas las falacias concebibles y las presentarán como procedentes de la Sra. White, con el fin de engañar a la gente. La luz que el Señor ha dado debiera estar en las manos de nuestro pueblo, para que comprenda que los informes presentados son falsos, que en los testimonios no hay nada de lo que esos hombres dicen que se encuentra en ellos.—Carta 73, 1903.MPu 399.1

    Cuidado con la utilización errónea de los escritos de Elena de White—Muchos de entre nuestro propio pueblo me escriben para pedirme con mucha determinación que les conceda el privilegio de utilizar mis escritos para dar fuerza a ciertos temas que desean presentar a la gente en una forma que haga profunda impresión sobre ellos. Es cierto que hay razón para que presenten algunos de sus asuntos, pero no me arriesgaría a dar mi aprobación para que usen los testimonios en esa forma, o para apoyar la presentación de asuntos que son buenos en sí mismos en la forma como ellos se proponen. Las personas que se proponen hacer tal cosa, hasta donde yo sepa, son capaces de llevar a cabo sabiamente la empresa sobre la que escriben; sin embargo no me atrevo a dar ni la menor autorización para que usen mis escritos en la forma como se proponen. Al analizar una empresa como ésa, hay que tomar en consideración muchas cosas, porque al usar los testimonios para reforzar algunos temas que pueden impresionar la mente del autor, los extractos, en ese contexto, pueden causar una impresión diferente de la que causarían si se los leyera dentro de su contexto original.—Carta 49, 1894.MPu 399.2

    El primer paso hacia la apostasía—Una cosa es segura: aquellos adventistas que toman posiciones bajo la bandera de Satanás, abandonarán primero su fe en las advertencias y reprensiones contenidas en los testimonios del Espíritu de Dios.—Carta 156, 1903.MPu 400.1

    Si perdéis la confianza en los Testimonios os alejaréis de la verdad de la Biblia.—Testimonies for the Church 5:674.MPu 400.2

    Algunos que no quieren recibir la luz, sino que prefieren ir por caminos de su propia elección, escudriñan los testimonios para encontrar algo que fomente el espíritu de desunión, pues el espíritu que los guía a criticar los testimonios también los inducirá a observar a los hermanos para hallar en ellos algo que condenar.MPu 400.3

    Satanás está... constantemente haciendo fuerza por introducir lo espurio a fin de apartar de la verdad. Precisamente, el último engaño de Satanás se hará para que no tenga efecto el testimonio del Espíritu de Dios. “Sin profecía el pueblo será disipado”. Proverbios 29:18 (V. Valera). Satanás trabajará hábilmente en diferentes formas y mediante diferentes instrumentos para perturbar la confianza del pueblo remanente de Dios en el testimonio verdadero.MPu 400.4

    Se encenderá un odio satánico contra los testimonios. La obra de Satanás será perturbar la fe de las iglesias en ellos por esta razón: Satanás no puede disponer de una senda tan clara para introducir sus engaños y atar a las almas con sus errores si se obedecen las amonestaciones y reproches del Espíritu de Dios.—Mensajes Selectos 1:54, 55.MPu 400.5

    Hay algunos que piensan que pueden medir el carácter y estimar la importancia de la obra que el Señor me ha dado. Su propia mentalidad y juicio son la norma por la cual quieren pesar los testimonios.MPu 400.6

    Mi Instructor me dijo: Di a esos hombres que Dios no les ha confiado la obra de medir, clasificar y definir el carácter de los testimonios. Los que intentan esto seguramente errarán en sus conclusiones. El Señor quiere que los hombres se apliquen en su obra señalada. Si observan el camino del Señor, podrán discernir claramente que la obra que Dios me ha señalado para hacer no es de invención humana.MPu 401.1

    Los que cuidadosamente leen los testimonios así como aparecieron desde los primeros días, no necesitan estar perplejos en cuanto a su origen. Los muchos libros escritos con la ayuda del Espíritu de Dios dan un claro testimonio en cuanto al carácter de los testimonios.—Mensajes Selectos 1:56.MPu 401.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents