Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

La Verdad acerca de los Angeles

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Los ángeles ayudan en los esfuerzos por recuperar a los perdidos

    Cuando las inteligencias celestiales ven a aquellos que confiesan ser hijos e hijas de Dios, tratando de ayudar a los errantes como Cristo lo hizo, manifestando un espíritu tierno y compasivo con el arrepentido y el caído, los ángeles vienen a su lado para traer a su memoria las palabras que suavizarán y levantarán al alma... Jesús ha dado su preciosa vida y su atención personal al menos digno de éstos sus hermanos más pequeños; y los ángeles, poderosos en fortaleza, acampan alrededor de los que temen a Dios.—Healthful Living, 27.VAAn 21.1

    Los ángeles son enviados desde las cortes celestiales, no para destruir, sino para vigilar y guardar a las almas en peligro; para salvar al perdido y traer a los errantes de regreso al redil. “No he venido a condenar, sino a salvar”, declaró Jesús. ¿No tendréis, acaso, palabras de consuelo para los errantes? ¿Los dejaréis perecer, o les extenderéis una mano ayudadora? Alrededor vuestro hay almas que están en peligro de perecer; tocados por el amor, ¿no las atraeréis al Salvador? ¿No cesaréis en vuestros reproches y hablaréis palabras que les inspiren fe y valor?—The Review and Herald, 10 de mayo de 1906.VAAn 21.2

    Es privilegio de todos los que llenan las condiciones saber por sí mismos que el perdón de todo pecado es gratuito. Alejad la sospecha de que las promesas de Dios no son para vosotros. Son para todo pecador arrepentido. Cristo ha provisto fuerza y gracia para que los ángeles ministradores las comuniquen a toda alma creyente.—El Camino a Cristo, 52.VAAn 22.1

    Aquellos que trabajan por el bien de otros, están trabajando en unión con los ángeles del cielo. Gozan de su constante compañía y ministerio. Angeles de luz y poder están siempre cerca para proteger, confortar, sanar, instruir e inspirar. Ellos pueden brindar la más alta educación; la cultura más verdadera, y el servicio más excelente al que los seres humanos podrían aspirar en este mundo.—The Review and Herald, 11 de julio de 1912.VAAn 22.2

    Los ángeles del cielo se mueven sobre las mentes humanas para despertar el deseo de investigar los temas de la Biblia. Una obra mucho mayor de la que hasta aquí se ha hecho, será hecha. Y no será para glorificación humana, porque los ángeles que ministran en favor de aquellos que serán herederos de la salvación, están trabajando noche y día.—Counsels to Writers and Editors, 140.VAAn 22.3

    Dios podría haber encomendado a los ángeles del cielo el mensaje del Evangelio y todo el ministerio de amor. Podría haber empleado otros medios para llevar a cabo su propósito. Pero en su amor infinito quiso hacernos colaboradores con él, con Cristo y con los ángeles, para que compartiésemos la bendición, el gozo y la elevación espiritual que resultan de este abnegado ministerio.—El Camino a Cristo, 79.VAAn 22.4

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents