Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

La Verdad acerca de los Angeles

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 3—Los ángeles en el cielo antes de la rebelión

    Cristo, Dios y creador

    Antes que los hombres o los ángeles fueran creados, “el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”.VAAn 25.1

    El mundo fue creado por él, “y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”. Juan 1:1-3. Si Cristo hizo todas las cosas, existió antes de todas las cosas. En relación con esto, las palabras habladas son tan definidas que nadie necesita estar en duda. Cristo era Dios en esencia, y en el más alto sentido. Estaba con Dios desde la eternidad; Dios sobre todo, bendito para siempre.VAAn 25.2

    El Señor Jesucristo, el divino Hijo de Dios, existió desde la eternidad como una persona separada, y sin embargo uno con el Padre. El era la gloria más excelsa del cielo; el Comandante de las inteligencias celestiales. Con pleno derecho recibía la adoración y el homenaje de los ángeles.—The Review and Herald, 5 de abril de 1906.VAAn 25.3

    Cristo declaró a través de Salomón: “Jehová me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra... Cuando ponía al mar su estatuto, para que las aguas no traspasasen su mandamiento; cuando establecía los fundamentos de la tierra, con él estaba yo ordenándolo todo, y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de él en todo tiempo”. Proverbios 8:22-25; 29-30.VAAn 25.4

    Al hablar de su preexistencia, Cristo conduce nuestra mente al remoto pasado de una eternidad sin fechas. Nos asegura que nunca hubo un tiempo en el cual no haya estado en plena comunión con el Dios eterno... La suya, es una relación de seres que han estado juntos desde el principio.—The Signs of the Times, 29 de agosto de 1900.VAAn 26.1

    ¿Qué es la obra de los ángeles comparada con la humillación de Cristo? Su trono es desde la eternidad. El levantó cada arco y cada columna del gran templo de la naturaleza.—En Lugares Celestiales, 40.VAAn 26.2

    Cristo el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno con el Padre eterno; uno en naturaleza, en carácter y en designios; era el único ser en todo el universo que podía entrar en todos los consejos y designios de Dios.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 547.VAAn 26.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents