Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 2

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    No puedo testificar en su favor

    Después de haber visto tanto daño causado por la administración de drogas, no puedo utilizarlas, y no puedo testificar en su favor. Debo ser fiel a los conocimientos que Dios me ha dado.2MS 336.3

    Los tratamientos que dábamos durante los primeros días de existencia del sanatorio requerían un trabajo intenso para combatir las enfermedades. No utilizábamos mixturas a base de drogas, sino que seguíamos los métodos establecidos por la higiene. Esta obra fue bendecida por Dios. Fue una obra en la cual los instrumentos humanos podían colaborar con Dios para salvar vidas. No debería introducirse en el organismo humano nada que produzca posteriormente resultados perjudiciales. La razón que se me dio para justificar la existencia de sanatorios en diversas localidades fue: para esparcir conocimientos acerca de este asunto, para practicar tratamientos basados en los principios de la higiene, y para enseñar diversos métodos de tratar a los enfermos.2MS 336.4

    Me he sentido afligida al enterarme de que se ha instado a muchos alumnos a ir a ________ *Un colegio para médicos dirigido por el estado, adonde se envió a varios de nuestros primeros obreros médicos para completar su preparación.—Los compiladores. a fin de recibir instrucción en el uso de las drogas. Los mensajes que he recibido presentan el uso de las drogas en forma muy diferente de como se lo considera en ________ o en el sanatorio. Debemos ser instruidos acerca de estos asuntos. Los nombres intrincados que se dan a los medicamentos se emplean para ocultar las sustancias de que están hechos, de modo que nadie sepa qué se les da como remedio, a menos que consigan un diccionario para encontrar el significado de esos nombres.2MS 337.1

    El Señor ha dado algunas hierbas sencillas del campo que son beneficiosas en algunos casos; y si se enseñara a cada familia a utilizar esas hierbas en caso de enfermedad, podrían evitarse muchos sufrimientos y no necesitaría llamarse a ningún médico. Estas hierbas sencillas y fuera de moda, usadas inteligentemente, habrían ayudado a recuperarse a muchos enfermos que han muerto por acción de los medicamentos a base de drogas.2MS 337.2

    Uno de los remedios más benéficos es el carbón pulverizado, colocado en una bolsa y utilizado en fomentaciones. Es un remedio de mucho éxito. Si se lo moja en centinodia [o sanguinaria] hervida, su efecto es mejor aún. He pedido que apliquen este tratamiento en casos cuando el enfermo experimentaba gran dolor, y cuando el médico me había dicho que él pensaba que eso era lo último que podía hacerse antes de la muerte. En tal caso he sugerido la aplicación de carbón*Es interesante observar, en relación con las diversas declaraciones de E. G. de White concernientes al valor del carbón, que además de ser éste un producto de frecuente prescripción médica, una obra profesional de 1.160 páginas, titulada Clinical Toxicology of Commercial Products [Toxicología clínica de los productos comerciales] (Williams y Wilkins, 1957, $ 16,00), recomienda como antídoto contra muchos venenos conocidos y para todas las sustancias venenosas que tengan ingredientes que no se conocen, “un antídoto universal” compuesto de cuatro partes, dos de las cuales son carbón activado.—Los compiladores. y el paciente ha dormido, se ha producido la crisis y finalmente la recuperación. A los alumnos que tenían las manos magulladas e inflamadas les prescribí este remedio sencillo, con perfecto éxito. El veneno de la inflamación fue dominado, se suprimió el dolor y la curación sobrevino rápidamente. La inflamación más severa de los ojos puede aliviarse mediante una cataplasma de carbón, colocada en una bolsa, y puesta en agua caliente o fría, como cuadre mejor a cada caso. Esto obra como un calmante.2MS 337.3

    Espero que Ud. se ría de esto; pero si yo pudiera darle a este remedio un nombre extraño, conocido solamente por mí, tendría una gran influencia... Pero los remedios más sencillos pueden ayudar a la naturaleza, sin producir efectos perniciosos después de su uso. Carta 82, 1897[Al Dr. J. H. Kellogg].2MS 338.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents