Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 2

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Cómo protegerse de las influencias engañosas*Apareció en Notebook Leaflets, “la Experiencia Cristiana”, N0 5.

    Satanás con frecuencia encuentra un instrumento poderoso para el mal en el poder que una mente es capaz de ejercer sobre otra mente. Esta influencia es tan seductora, que la persona que está siendo moldeada por ella a menudo no tiene conciencia de su poder. Dios me ha pedido que pronuncie advertencias contra este mal, para que sus siervos no caigan bajo el poder engañoso de Satanás. El enemigo es un obrero maestro, y si el pueblo de Dios no es guiado constantemente por el Espíritu de Dios, será entrampado y llevado cautivo.2MS 404.1

    Satanás ha estado experimentando durante miles de años con las propiedades de la mente humana, y ha aprendido a conocerla bien. Mediante su obra sutil, en estos últimos días está vinculando la mente humana con la suya propia y está introduciendo en ella sus propios pensamientos; está llevando a cabo su obra en una forma tan engañosa, que los que aceptan su dirección no saben que están siendo guiados por él según su voluntad. El gran engañador espera confundir de tal modo las mentes de los seres humanos, que éstos no escuchen ninguna otra voz fuera de la suya.2MS 404.2

    Cuando Cristo le reveló a Pedro el tiempo de prueba y de sufrimiento que estaba por sobrevenirle [a Jesús], y Pedro replicó: “Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca” (Mateo 16:22), el Salvador le ordenó: “¡Quítate de delante de mí, Satanás!” Mateo 16:23. Satanás estaba hablando mediante Pedro y le hacía desempeñar la parte del tentador. Pedro no sospechaba de la presencia de Satanás, pero Cristo podía detectar la presencia del engañador, y al reprochar a Pedro se dirigía al verdadero enemigo.2MS 404.3

    En cierta ocasión, al hablar a los doce y al referirse a Judas, Cristo declaró: “Uno de vosotros es diablo”. Juan 6:70. El Salvador, en los días de su ministerio terrenal, con frecuencia enfrentó a su adversario en la forma humana, cuando Satanás se posesionaba de los hombres como un espíritu inmundo. Satanás se posesiona de las mentes de los hombres en la actualidad. En mi trabajo en la causa de Dios, una vez tras otra me he encontrado con personas posesas, y he reprochado en el nombre del Señor al espíritu maligno.2MS 404.4

    Satanás no se posesiona de la mente humana por la fuerza. Mientras los hombres duermen, el enemigo siembra la cizaña en la iglesia. Mientras los hombres duermen espiritualmente, el espíritu lleva a cabo su obra de iniquidad. Cuando una persona “no... entiende” (Mateo 13:19), él arrebata la buena semilla que fue sembrada en el corazón. Cuando los seres humanos están en esta condición, cuando su vida espiritual no está siendo alimentada constantemente por el Espíritu de Dios, Satanás puede infundirle su espíritu, y hacerle llevar a cabo sus obras...2MS 405.1

    Os insto a que alejéis de vuestra vida toda acción que no tenga la aprobación de Dios. Estamos aproximándonos al final de la historia terrena, y cada día la batalla cobra mayor intensidad.—Carta 244, 1907.2MS 405.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents