Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 17

palabra y en aliviar el sufrimiento mediante obras milagrosas de sanidad. Pero se me ha instruido acerca de que no podemos obrar ahora de la misma manera, pues Satanás ejercerá su poder por medio de milagros. Los siervos de Dios hoy no podrían trabajar valiéndose de milagros, porque se realizarán obras espurias de curación, pretendiendo ser divinas.

Por esta razón, el Señor ha señalado un camino en el cual su pueblo debe hacer avanzar una obra de curación física combinada con la enseñanza de la Palabra. Se deben fundar sanatorios y con estas instituciones deben estar relacionados obreros que lleven adelante la obra médica misionera genuina. De esta manera se ejerce una influencia protectora en los que vienen a los sanatorios en busca de tratamiento.

Esta es la provisión que Dios ha hecho por medio de la cual se debe realizar obra evangélica médica misionera en favor de muchas almas. Estas instituciones deben establecerse fuera de las ciudades y en ellas la obra educativa debe llevarse en forma inteligente.—Carta 53, 1904.

Los milagros no son evidencia segura del favor de Dios

Muy cerca está el tiempo cuando Satanás obrará milagros para confirmar en la mente de muchos la creencia de que él es Dios. Todo el pueblo de Dios debe estar de pie ahora sobre la plataforma de la verdad como ha sido dada en el mensaje del tercer ángel. Se presentarán muchos cuadros agradables y obras milagrosas para que si es posible se engañen aun los elegidos. La única esperanza para cualquiera es que esté asido de las evidencias que han confirmado la verdad en justicia. Que éstas sean proclamadas una y otra vez, hasta el cierre de la historia de esta tierra.—The Review and Herald, 9 de agosto 1906.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»