Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Médico

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Despertad fe en el gran sanador

    El poder tranquilizante de la verdad pura, visto, vivido y mantenido en toda su fuerza es de un valor que ninguna lengua puede expresar a la gente que sufre bajo la enfermedad. Mantened siempre delante del enfermo y del doliente la ternura de Cristo, y despertad su conciencia a confiar en su poder para aliviar el dolor, y guiadlos a la fe y la confianza en él, el gran Sanador, y habréis ganado un alma; a menudo, una vida.MM 309.2

    Por lo tanto, la religión personal es esencial para todos los médicos en el cuarto del enfermo para tener éxito al dar un tratamiento sencillo, sin drogas. Dios desea que el médico y guardián de la salud y del cuerpo, reciba educación para que aprenda lecciones del Gran Maestro en cuanto a cómo obrar en Cristo y por medio de Cristo para salvar el alma de los enfermos. ¿Cómo puede algún médico que presta ayuda a la humanidad doliente, saber esto a menos que reciba a Jesucristo como su Salvador personal?MM 309.3

    La religión debe hacerse prominente del modo más cariñoso, amable y compasivo. Ninguna de las personas con las cuales el enfermo se relaciona puede hacer tanto por él como un enfermero o un médico verdaderamente convertido. Las acciones de pureza y de refinamiento en las miradas y las palabras, y sobre todo las dulces palabras de oración, aunque sean pocas, pero sinceras, serán un ancla segura para los dolientes.—Carta 69, 1898.MM 310.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents