Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Médico

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El ministro debe salvaguardar su salud

    El propósito de Dios no es sólo que sus siervos tengan fe en la obra de sus instituciones; él quiere que vayan aún más lejos. Deben comprender que Dios desea que sean ejemplos vivos de lo que significa estar bien, física y espiritualmente. Él quiere que muestren evidencias de que la verdad ha realizado un gran trabajo en su favor.MM 391.3

    La gente que asiste a nuestras conferencias no siempre está en un estado adecuado para juzgar correctamente. Muchos sufren de congestión cerebral. Otros de los que frecuentan nuestras asambleas debieran hacer primero todo lo que esté a su alcance para relacionarse debidamente con Dios y con la salud. Si la cabeza está congestionada, que indaguen para saber qué anda mal. El cerebro está congestionado porque hay algo que perturba el estómago. Que descubran lo que está errado en su régimen alimentario. Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, y si fracasamos en hacer todo lo que esté a nuestro alcance para colocar el cuerpo en la mejor condición de salud, estamos robando a Dios el honor que le debemos como seres creados por él.MM 391.4

    Si usted es llamado para asistir a una reunión de concilio, pregúntese si sus facultades de percepción están en buenas condiciones como para poder pesar la evidencia. Si su condición no es saludable, si tiene el cerebro confundido, no debe tomar parte en la reunión. ¿Esta usted malhumorado? ¿Es su temperamento dulce y fragante, o está tan perturbado y antipático que será inducido a tomar decisiones apresuradas? ¿Siente como si deseara pelear con alguien? Entonces, no vaya a la reunión; pues si lo hace deshonrará a Dios con seguridad. Tome un hacha y corte madera o empléese en algún ejercicio físico hasta que su espíritu se serene y sea fácil de tratar. Tan ciertamente como el estómago le crea perturbación al cerebro, sus palabras crearán perturbación en la reunión. Los órganos digestivos perturbados ocasionan más dificultades de lo que muchos se imaginan.MM 392.1

    Siempre debemos comer los alimentos más sencillos. A menudo se consume el doble de la cantidad de alimentos que el organismo necesita. Entonces la naturaleza tiene que esforzarse por liberarse del excedente. Tratad el estómago correctamente, y él hará lo mejor...MM 392.2

    Sea que lo reconozcan o no, Dios coloca sobre todos los seres humanos el deber de cuidar del templo del alma. El cuerpo debe mantenerse limpio y puro. El alma debe ser santificada y ennoblecida. Entonces, Dios dice: “Vendré a él y haré mi morada con él”. Somos responsables de nuestra propia salvación, y Dios nos responsabiliza de la influencia que ejerzamos sobre quienes se relacionan con nosotros. Debemos estar en una posición tal, física y espiritualmente, que podamos recomendar la religión de Cristo. Tenemos que dedicar nuestro cuerpo a Dios.MM 392.3

    Dios desea que sus ministros ocupen una posición elevada y santa. Los que abren la Palabra de Dios a otros deben preguntarse ellos mismos, antes de venir al púlpito, si han sido abnegados, si su alimentación ha sido sencilla como la que el estómago puede digerir, sin entorpecer el cerebro: Por favor, lean el primer capítulo de la segunda epístola a los Corintios. Todo este capítulo es una lección para los creyentes en general.—Manuscrito 62, 1900.MM 393.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents