Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 264

Señor me lo ha mostrado a mí. Decidamos dedicarnos a la tarea de aprender en la escuela de Cristo.

La preparación de los enfermeros

En la formación profesional de enfermeros debe haber un plan organizado. Están aprendiendo una profesión muy valiosa; y muchas tentaciones se les presentarán por medio de ofrecimientos de grandes sueldos y de lugares donde tengan una mejor oportunidad para ganar dinero, si van con algún paciente. Este punto debe ser vigilado, o con seguridad habrá dificultades...

Cada uno debe tener el espíritu de sacrificio propio y de abnegación del cual Cristo nos ha dado un ejemplo en su vida. Debemos sentir nuestra obligación de hacer lo mejor que podamos. Los que poseen muchos talentos y los que tienen pocos deben trabajar en forma unida, como una rueda dentro de una rueda. Y si todos sienten su gran responsabilidad para con Dios, harán su voluntad, desempeñando su parte de acuerdo con su cargo.—Manuscrito 162, 1897.

Vestíos de Cristo

No hay entre nosotros esa sencillez que debiera existir. Deberíamos venir al Señor tal como somos, humillándonos... delante de él, y luchando fervientemente hasta que recibamos el Espíritu Santo. ¿Por qué no obramos como los discípulos lo hicieron antes del día de Pentecostés? Ellos buscaron al Señor ardientemente, y cuando vino el día de Pentecostés, estaban “todos unánimes juntos”. A pesar de que la oposición de las potestades de las tinieblas fue tan fuerte que la persecución se levantó, aun resultando algunos muertos, los discípulos dieron testimonio por Cristo, y se convirtieron grandes multitudes...

¿No os vestiréis todos de Cristo, no para abandonarlo

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»