Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 291

Sección 12—Prevención de enfermedades y su tratamiento por métodos racionales

Prevención de enfermedades

La diferencia entre la prevención y la cura no se ha presentado con suficiente importancia. Enseñad a la gente que es mejor conocer cómo mantenerse bien que cómo curarse de la enfermedad. Nuestros médicos deben ser educadores sensatos, que amonesten a todos contra la complacencia propia, mostrando que la abstinencia de las cosas que Dios ha prohibido es el único camino para prevenir la ruina del cuerpo y de la mente.—Manuscrito 99, 1902.

Enseñanza temprana de la fisiología

El Creador del hombre ha dispuesto la maquinaria viviente de nuestro cuerpo. Toda función fue creada en forma magnífica y sabia. Y Dios mismo se ha comprometido a mantener esta maquinaria humana en acción saludable si el agente humano obedece sus leyes y coopera con Dios. Toda ley que gobierna la maquinaria humana debe considerarse tan ciertamente divina en su origen, carácter e importancia como la Palabra de Dios. Toda acción descuidada y desatenta, cualquier abuso infligido al maravilloso mecanismo de la creación de Dios hecho al desatender las leyes que él especificó acerca de la habitación humana, es una violación de la ley de Dios. Podemos contemplar y admirar la obra de Dios en el mundo natural, pero la habitación humana es la más maravillosa.

Desde el mismo amanecer de la razón, la mente humana debe ser iluminada con relación a la estructura física.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»