Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 347

Guiadlos. Predicad la Palabra como es en Cristo Jesús. El periódico de la salud os ayudará a aprender no sólo cómo preparar una alimentación saludable y cómo dar tratamientos a los enfermos, sino también cómo instruir a los demás en estas materias. Los obreros deben hacer un esfuerzo resuelto y perseverante recordando que no todo puede aprenderse de una sola vez. Han de tener una firme determinación de enseñar a la gente con paciencia.

Doquiera se lleve la verdad, se debe instruir a la gente acerca de la preparación de los alimentos saludables. Dios desea que en todo lugar la gente reciba instrucción por parte de maestros expertos en cómo utilizar inteligentemente los productos que pueden sembrar u obtener con facilidad en sus secciones del país. De esta forma los pobres, como también los que están en mejores circunstancias, pueden aprender a vivir en forma saludable.—Carta 135, 1902.

Trabajo perdido si no hay instrucción

A menos que se eduque a las personas para que dejen atrás toda práctica errónea y cesen de complacer el apetito pervertido, es un trabajo perdido enseñar a la gente que acuda a Dios en busca de curación para sus enfermedades. Se les debe instruir para que utilicen las provisiones que Dios ha dado. Rechazar los remedios que tienen a su alcance porque no se está pagando a un médico y no permitir la entrada del aire puro y la luz del sol que Dios ha dado a cada cuarto de la casa, muestra una falta de fe en él. La fe en el poder de Dios para curar las enfermedades está muerta a menos que el enfermo use la luz que Dios le ha dado al colocar sus hábitos en armonía con los principios correctos.—Manuscrito 86, 1897.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»