Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 4

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Salud y religión

    El temor de Dios hará más por los pacientes del sanatorio que cualquier otro método que se emplee para la restauración de la salud. En ningún caso la religión debería quedar relegada a la última fila, como si fuera perjudicial para aquellos que acuden para ser tratados. Al contrario, ha de resaltarse que las leyes de Dios, manifestadas tanto en la naturaleza como en la revelación, “son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo”. Proverbios 4:22.4TPI 545.1

    El orgullo y las modas convierten a los hombres y mujeres en esclavos de hábitos fatales para la salud y aun para la vida misma. Los apetitos y las pasiones, que claman indulgencia, pisotean la razón y la conciencia. Esta es la cruel obra de Satanás, que constantemente se esfuerza con determinación para reforzar las cadenas con que ha atado a sus víctimas. Los que durante toda su vida han consentido malos hábitos no siempre se aperciben de la necesidad de cambio. Muchos persisten en la gratificación a cualquier precio de sus deseos de placeres pecaminosos. Despertando la conciencia se habrá ganado mucho. Sólo la gracia de Dios puede convencer y convertir el corazón. Sólo así los esclavos de las costumbres podrán obtener poder para romper los grilletes que los sujetan. Será preciso que el indulgente llegue a ver y sentir que precisa de una gran renovación moral si quiere cumplir las exigencias de la ley divina. El templo del alma se ha contaminado y Dios le pide que despierte y se esfuerce al máximo por recuperar la humanidad dada por Dios y sacrificada con la indulgencia pecaminosa.4TPI 545.2

    La verdad divina puede causar poco efecto sobre el intelecto mientras las costumbres y los hábitos están en oposición a sus principios. Los que se informan al respecto de los efectos de la indulgencia pecaminosa sobre la salud e inician la obra de reforma, aun por motivos egoístas, se ponen en el lugar donde la verdad de Dios puede encontrar acceso a sus corazones. Y, por otra parte, aquellos a quienes alcanza la presentación de la verdad de las Escrituras se encuentran en una situación en la que sus consciencias se despiertan a los temas relacionados con la salud. Se hacen conscientes de la necesidad de romper con los hábitos y los apetitos tiránicos que durante tanto tiempo los han gobernado. Muchos recibirían las verdades de la palabra de Dios si la clara evidencia hubiera convencido sus juicios. Pero los deseos carnales, que claman su complacencia, controlan el intelecto y rechazan la verdad como una falsedad porque entra en colisión con sus aficiones concupiscentes.4TPI 545.3

    “El temor de Jehová es el principio de la sabiduría”. Proverbios 9:10. Cuando los hombres con malos hábitos y prácticas pecaminosas se rinden al poder de la verdad divina, la entrada de la palabra de Dios da luz y comprensión a los sencillos. Se aplica la verdad al corazón; la fuerza moral, que parecía muerta, revive. El que la recibe es poseído por una comprensión de las cosas más fuerte y clara que antes. Ha unido su alma a la Roca eterna. La salud mejora en la misma dirección que su seguridad en Cristo. Por eso la religión y las leyes de salud van de la mano.4TPI 546.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents