Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 1

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La victoria mediante Cristo

    Porque el hombre caído no podía vencer a Satanás con su fortaleza humana, vino Cristo de las reales cortes del cielo para ayudarlo con su fortaleza humana y divina combinadas. Cristo sabía que Adán en el Edén, con sus ventajas superiores, podía haber resistido la tentación de Satanás y podía haber vencido. Sabía también que no era posible que el hombre, fuera del Edén, separado de la luz y del amor de Dios, desde la caída, resistiera con su propia fuerza las tentaciones de Satanás. A fin de proporcionar esperanza al hombre y salvarlo de su completa ruina, se humilló a sí mismo al tomar la naturaleza humana, para que, con su poder divino combinado con el humano, pudiera alcanzar al hombre donde éste está. Obtiene para los caídos hijos e hijas de Adán aquella fortaleza que es imposible que ellos ganen por sí mismos, para que en el nombre de Cristo puedan vencer las tentaciones de Satanás.1MS 327.2

    Al asumir la humanidad, el excelso Hijo de Dios se coloca más cerca del hombre al actuar como sustituto del pecador. Se identifica a sí mismo con los sufrimientos y aflicciones de los hombres. Fue tentado en todos los puntos en que son tentados los hombres, para que pudiera saber cómo socorrer a los que fueran tentados. Cristo venció en lugar del pecador.1MS 327.3

    En la noche de su visión, Jacob vio la tierra unida con el cielo por una escalera que llegaba hasta el trono de Dios. Vio a los ángeles de Dios, ataviados con vestidos de brillo celestial, descendiendo del cielo y subiendo al cielo por esa brillante escalera. La parte baja de esa escalera descansaba sobre la tierra, mientras su parte más alta llegaba a los más elevados cielos y descansaba en el trono de Jehová. El resplandor del trono de Dios brillaba sobre esa escalera y reflejaba una luz de inexpresable gloria sobre la tierra.1MS 328.1

    Esta escalera representaba a Cristo, que había abierto la comunicación entre la tierra y el cielo. En su humillación, Cristo descendió hasta la misma profundidad de la desdicha humana, con simpatía y piedad por el hombre caído, que fue representado ante Jacob con el extremo de la escalera que descansaba sobre la tierra, mientras que su parte alta, que llegaba hasta el cielo, representa el poder divino de Cristo que se aferra del Infinito, y así comunica a la tierra con el cielo y al hombre finito con el Dios infinito. Mediante Cristo se abre la comunicación entre Dios y el hombre. Los ángeles pueden ir del cielo a la tierra con mensajes de amor para el hombre caído y para ministrar a los que serán herederos de salvación. Únicamente mediante Cristo los mensajeros celestiales ministran a los hombres.1MS 328.2

    Adán y Eva fueron colocados en el Edén en circunstancias extremadamente favorables. Tuvieron el privilegio de estar en comunión con Dios y los ángeles. Estaban sin la condenación del pecado. La luz de Dios y de los ángeles estaba con ellos y los rodeaba. El Autor de su existencia era su maestro. Pero cayeron bajo el poder y las tentaciones del artero enemigo. Durante cuatro mil años, Satanás había estado luchando contra el gobierno de Dios y había obtenido fortaleza y experiencia de su decidida práctica. Los hombres caídos no tenían las ventajas de Adán en el Edén. Habían estado separados de Dios durante cuatro mil años. Habían disminuido más y más la sabiduría para comprender y el poder para resistir las tentaciones de Satanás, al punto que éste parecía reinar triunfante en la tierra. El apetito y la pasión, el amor del mundo e insolentes pecados eran las grandes ramas del mal de las cuales crecían toda suerte de crímenes, violencias y corrupción.1MS 328.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents