Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 1

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Juan, llamado a una obra especial

    Juan fue llamado a hacer una obra especial. Había de preparar el camino del Señor y enderezar sus veredas. El Señor no lo envió a la escuela de los profetas y rabinos. Lo apartó de las asambleas de los hombres y lo llevó al desierto para que pudiera aprender de la naturaleza y del Dios de la naturaleza. Dios no quería que él tuviera el molde de los sacerdotes y magistrados. Fue llamado a hacer una obra especial. El Señor le dio su mensaje. ¿Fue a los sacerdotes y magistrados y les preguntó si podía proclamar su mensaje? No. Dios lo apartó de ellos para que no fuera influido por su espíritu y enseñanza. Era la voz que clamaba en el desierto: “Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios. Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado”. Isaías 40:3-5. Este es precisamente el mensaje que debe ser dado a los nuestros. Estamos cerca del fin del tiempo, y el mensaje es: Preparad el camino del Rey; quitad las piedras; alzad pendón a los pueblos. El pueblo debe ser despertado. No es tiempo ahora de pregonar paz y seguridad. Se nos exhorta: “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado”. Isaías 58:1.1MS 479.3

    La luz de la gloria de Dios brilló sobre nuestro Representante y ese hecho nos dice que la gloria de Dios puede brillar sobre nosotros. Con su brazo humano, Jesús rodeó a la raza humana, y con su brazo divino se aferró al trono del Infinito, relacionando al hombre con Dios y a la tierra con el cielo.1MS 480.1

    Debe caer sobre nosotros la luz de la gloria de Dios. Necesitamos la santa unción de lo alto. No importa cuán inteligente o cuán instruido sea un hombre, no está calificado para enseñar a menos que se aferre firmemente del Dios de Israel. El que esté relacionado con el cielo hará las obras de Cristo. Por fe en Dios, tendrá poder para conmover a la humanidad. Irá en busca de las ovejas perdidas de la casa de Israel. Si el poder divino no se combinara con el esfuerzo humano, yo no daría un ápice por todo lo que podría hacer el más grande de los hombres. Falta el Espíritu Santo en nuestra obra. Nada me alarma más que ver el espíritu de desavenencia manifestado por nuestros hermanos. Estamos en terreno peligroso cuando no podemos unirnos como cristianos y examinar cortésmente los puntos controvertidos. Siento el deseo de huir del lugar, no sea que reciba el molde de aquellos que no pueden investigar sinceramente las doctrinas de la Biblia.1MS 480.2

    Los que no pueden examinar imparcialmente las evidencias de una posición que difiere de la suya, no son idóneos para enseñar en departamento alguno de la causa de Dios. Le que necesitamos es el bautismo del Espíritu Santo. Sin esto, no estamos más capacitados para ir al mundo de lo que estuvieron los discípulos después de la crucifixión del Señor. Jesús conocía su desamparo y les dijo que permanecieran en Jerusalén hasta que fueran investidos con el poder de lo alto. Cada maestro debe ser un alumno para que sus ojos puedan ser ungidos a fin de que vean las evidencias de la verdad de Dios que avanza. Los rayos del Sol de justicia deben brillar en su propio corazón si quiere impartir la luz a otros.1MS 481.1

    Nadie puede explicar las Escrituras sin la ayuda del Espíritu Santo. Pero cuando recibáis la Palabra de Dios con un corazón humilde y dócil, los ángeles de Dios estarán a vuestro lado para impresionaros con las evidencias de la verdad. Cuando el Espíritu de Dios descanse sobre vosotros, no habrá sentimientos de envidia o celos al examinar la posición ajena. No habrá un espíritu de acusación y crítica, tal como Satanás inspiró en el corazón de los dirigentes judíos contra Cristo. Como Cristo dijo a Nicodemo, así también os digo: “Os es necesario nacer de nuevo”. “El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Juan 3:7, 3. Debéis tener el molde divino antes de que podáis discernir los sagrados requerimientos de la verdad. A menos que el maestro sea estudiante en la escuela de Cristo, no es idóneo para enseñar a otros.1MS 481.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents