Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 1

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Mensajes inspirados erróneamente aplicados

    Un hombre, de nombre B, vino desde Míchigan con un mensaje especial para la Hna. White. Dijo que la Hna. White había sido designada por Dios para ocupar el puesto que ocupó Moisés, y que él, B, había de ocupar el puesto de Josué. Así había de impulsarse la obra. La obra de la Hna. White había de unirse con la de él y habíamos de proclamar la verdad con poder.1MS 49.2

    Como muchos otros lo han hecho, ese hombre se tomó la libertad de mezclar mucho de las Escrituras con su mensaje, citando pasajes que aplicaba a los adventistas. Durante mi relación con la obra, han surgido muchos hombres tales. Han elegido y arreglado textos que podían aplicar al pueblo de Dios. El Sr. B leyó con voz alta y vigorosa los pasajes que había elegido, declarando que nos eran aplicables como pueblo. Dijo que yo debía ver que él estaba en lo correcto, pues ¿no era acaso la Biblia lo que él leía?1MS 49.3

    “Sí—le dije—, Ud. ha elegido y reunido esos pasajes, pero como muchos que han surgido como Ud., está torciendo las Escrituras, interpretándolas para que signifiquen así y así, cuando sé que no se aplican como Ud. las aplicó.1MS 49.4

    “Ud., o cualquier otra persona engañada, podría acomodar y tener acomodados ciertos pasajes de gran fuerza y aplicarlos a sus propias ideas. Cualquiera puede interpretar mal y aplicar mal la Palabra de Dios, amenazando a personas y cosas, y luego tomar la posición de que los que rehúsan recibir su mensaje, han rechazado el mensaje de Dios y han decidido su destino para siempre”...1MS 49.5

    Por las varias cartas que me han llegado, veo que cuando hombres como B, pretendiendo ser enviados por Dios, van a aquellos de nuestros hermanos que están más o menos aislados de los nuestros, esas almas están listas para aferrarse a cualquier cosa que dé a entender que es de origen celestial. Me llegan cartas que se me suplica que conteste. Sé que muchos hombres toman los testimonios que el Señor ha dado y los aplican como suponen que debieran ser aplicados, extrayendo una cláusula aquí y otra allí, sacándola de su contexto adecuado y aplicándola de acuerdo con sus ideas. Así quedan perplejas las pobres almas, cuando podrían leer a fin de que en todo lo que ha sido dado pudieran ver la verdadera aplicación y no se confundieran. Mucho que se da a entender como un mensaje de la Hna. White, tiene el propósito de representar mal a la Hna. White, haciendo que testifique a favor de cosas que no están de acuerdo con su mente o juicio. Esto hace que su obra sea muy penosa. Los informes vuelan de uno a otro acerca de lo que la Hna. White ha dicho. Cada vez que se repite el informe, se agranda. Si la Hna. White tiene algo que decir, dígalo ella. No se pide a nadie que sea portavoz de la Hna. White... Por favor, dejad que la Hna. White dé su propio mensaje. Vendrá mejor de ella que de alguien que informe de su parte.—Manuscrito 21, 1901.1MS 50.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents