Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Notas biográficas de Elena G. de White

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 34—Planes más amplios

    Mientras estaba en California, en el año 1874, tuve un sueño impresionante, en el cual se me presentó la prensa como instrumento en la obra de proclamar el mensaje del tercer ángel al mundo.NBEW 230.1

    Soñé que varios de los hermanos en California se hallaban en concilio, considerando el mejor plan de trabajar durante la próxima estación. Algunos creían que era sabio rehuir las grandes ciudades, y trabajar en los lugares pequeños. Mi esposo estaba urgiendo con todo fervor a que se hicieran planes más amplios, y se realizaran esfuerzos más extendidos, lo cual estaría en más consonancia con el carácter de nuestro mensaje.NBEW 230.2

    Entonces un joven a quien yo había visto con frecuencia en mis sueños llegó al concilio. Escuchó con profundo interés las palabras que se hablaban, y entonces, hablando en forma deliberada, con autorizada confianza, dijo:NBEW 230.3

    “Las ciudades y los pueblos constituyen una parte de la viña del Señor. Deben escuchar el mensaje de advertencia. El enemigo de la verdad está haciendo esfuerzos desesperados para apartar al pueblo de la verdad de Dios a fin de que vaya en procura de falsedades... Habéis de sembrar junto a todas las aguas.NBEW 230.4

    “Puede ser que no veáis de inmediato el resultado de vuestra labor, pero esto no debe desanimaros. Tomad a Cristo como vuestro ejemplo. El tenía muchos oyentes, pero pocos lo seguían. Noé predicó durante ciento veinte años al pueblo antes del diluvio; sin embargo, de las multitudes de la tierra de ese tiempo, solamente ocho se salvaron”.NBEW 230.5

    El mensajero continuó: “Estáis concibiendo ideas demasiado limitadas de la obra para este tiempo. Estáis tratando de planear la obra como para poder abarcarla con vuestros brazos. Debéis tener una visión más amplia. Vuestra luz no debe ser colocada debajo de un almud o debajo de la cama, sino en el candelero, para que alumbre a todos los que están en casa. Vuestra casa es el mundo...NBEW 231.1

    “La veracidad y la verdad de las declaraciones y obligaciones del cuarto mandamiento deben ser presentadas en forma clara delante del pueblo. ‘Vosotros sois mis testigos’. El mensaje avanzará con poder a todas partes del mundo, a Oregon, a Europa, a Australia, a las islas del mar, a todas las naciones, lenguas y pueblos. Preservad la dignidad de la verdad. Esta crecerá hasta alcanzar grandes proporciones. Muchos países están esperando el avance de la luz que Dios tiene para ellos; y vuestra fe es limitada, muy pequeña. Vuestro concepto de la obra necesita ampliarse grandemente. Oakland, San Francisco, Sacramento, Woodland, y las grandes ciudades de los Estados Unidos deben oír el mensaje de verdad. Avanzad. Dios obrará con gran poder si andáis con toda humildad delante de él. La fe no habla de imposibilidades. Nada es imposible para Dios. La luz de las declaraciones obligatorias de la ley de Dios ha de someter a prueba al mundo...”NBEW 231.2

    En mi última visión se me mostró que debemos tener una parte que realizar en California para extender y confirmar la obra ya comenzada. Se me mostró que debía ponerse a contribución trabajo misionero en California, en Australia, en Oregon, y en otros territorios en forma mucho más extensa de lo que nuestros hermanos han imaginado, o de lo que jamás han contemplado y planeado. Se me mostró que en el tiempo actual no avanzamos tan rápidamente como las providencias de Dios están abriendo oportunidades delante de nosotros. Se me mostró que la verdad presente debe ser un poder en California si los creyentes en el mensaje no le hicieran lugar al enemigo con su incredulidad y egoísmo, sino concentraran sus esfuerzos en un solo objeto: la edificación de la causa de la verdad presente.NBEW 231.3

    Vi que habría un periódico publicado en la costa del Pacífico. Habría una institución de salud establecida allí, y se crearía una casa publicadora.NBEW 232.1

    El tiempo es corto; y todos los que creen en este mensaje deben sentir que una solemne obligación descansa sobre ellos, a saber la de ser obreros desinteresados, que ejerzan su influencia en la debida dirección, y nunca, ni por palabra ni por acción, se los encuentre alineados en contra de los que tratan de hacer progresar los intereses de la causa de Dios. Las ideas de nuestros hermanos son completamente estrechas. Esperan solamente poco. Su fe es demasiado limitada.NBEW 232.2

    Un periódico publicado en la costa del Pacífico daría fuerza e influencia al mensaje. La luz que Dios nos ha dado no tendrá mucho valor para el mundo si no puede ser vista al ser presentada delante de él. Os declaro que nuestra visión puede ser extendida. Vemos las cosas cercanas, pero no las que están lejos.NBEW 232.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents