Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Notas biográficas de Elena G. de White

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La preparación de colportores

    Animados por la seguridad que ella dio de que los que perseveraran en la fe recibirían una ayuda especial, un número de jóvenes fueron persuadidos a hacer otro esfuerzo para realizar obra de sostén propio en la venta de las publicaciones, pero ellos señalaron que debían ser equipados con una provisión mejor de libros vendibles.NBEW 314.1

    El pastor J. G. Matteson relató que había hecho todo esfuerzo posible para animar y preparar colportores, y que ellos habían tenido éxito en la venta de periódicos y libros pequeños, pero que las entradas no eran suficientes para sostenerlos debidamente. Dijo que estaba muy ansioso por saber qué debía hacerse para lograr resultados mejores. Dijo que, con el ánimo recibido de la Sra. White, él estaba resuelto a intentarlo una vez más.NBEW 314.2

    De acuerdo con esto, durante el invierno de 1885 a 1886 se hicieron esfuerzos especiales en Escandinavia para entrenar y preparar colportores. Se realizaron cursos de preparación en Suecia, Noruega y Dinamarca. El curso realizado en Estocolmo continuó por cuatro meses. Asistieron 20 personas. Usaban seis horas del día para colportar; las mañanas y las tardes se empleaban en el estudio. En 1886, la venta de libros y folletos en Escandinavia ascendió a 5.385 dólares, y las suscripciones a periódicos a 3.146 dólares. Años después, el pastor Matteson declaró que en su esfuerzo en favor de la obra del colportaje inmediatamente después de su regreso de la conferencia de Basilea, él estaba tan plenamente convencido de que sus obreros debían vivir a base de una entrada tan escasa, que persuadió a cada uno a guardar una estricta cuenta de los gastos, y a que le permitieran examinar esta lista una vez por semana para que pudiera aconsejarles sobre la forma de hacer economías. Pronto las cosas cambiaron, pues los colportores estaban gastando menos y ganando más, y un número de ellos ganaban lo suficiente como para sostenerse sin recibir nada de la tesorería de la asociación.2Nota.—Los fervientes esfuerzos realizados para establecer la obra de colportaje sobre una base segura en Escandinavia tuvieron rápidos frutos. En la Asociación General de 1889, el pastor O. A. Olsen pudo informar que había 50 colportores en Escandinavia que estaban teniendo buen éxito. (Véase el Bulletin de 1889, 4.) La venta de libros en 1889 alcanzó la suma de 10.000 dólares, y en años posteriores estas cifras subieron a más de 20.000 dólares. Durante la sesión de 1891 de la Asociación General, el agente general de Escandinavia declaró: “Los colportores se están manteniendo, y además de esto están ayudando a sostener la causa con sus ofrendas. Varios cientos de coronas han llegado a la tesorería de la Asociación Sueca como donaciones de nuestros colportores, y presumo que esto también es cierto con respecto a Noruega y Dinamarca... Cuanto más venden nuestros colportores, más pueden vender... Muchos han aceptado la verdad por la lectura de nuestras publicaciones”. Bulletin, 1891, 84.NBEW 314.3

    En la Europa Central la obra de publicaciones necesitaba libros, y también un maestro y un director. El libro Life of Christ (Vida de Cristo), que estaba demostrando ser un libro popular en los países escandinavos, fue traducido al alemán y al francés, y estaba listo para ser usado en la primera parte del año 1887.NBEW 315.1

    El pastor L. R. Conradi había ido a los Estados Unidos a principios de 1886, y después de visitar las iglesias y grupos de observadores del sábado de Alemania, Rusia y Suiza, informó que una de las necesidades más urgentes en los campos europeos eran libros sobre la verdad presente, que fueran llevados a los hogares de las gentes por colportores consagrados y bien preparados. Vio claramente que deben usarse nuestras publicaciones para llevar el mensaje adventista a las multitudes de Europa, y que debido a que los fondos misioneros no permitían siquiera pagar un pequeño salario a los colportores, debía hacerse un esfuerzo para inaugurar en Europa Central lo que había empezado en Escandinavia: la preparación de colportores para vender las publicaciones y para que vivieran a base de su comisión, sin sueldo. También vio que nuestros jóvenes necesitaban un empleo de tal carácter que los educara y los preparara para llegar a ser obreros eficientes en la causa de Cristo.NBEW 315.2

    Comenzando en Basilea, el pastor Conradi reunió a un grupo de seis u ocho jóvenes, y empezó a prepararlos para que tuvieran éxito. El declaró que la gente necesitaba las verdades salvadoras que había en nuestros libros; que la Sra. White dijo que con esfuerzos bien realizados estos libros podían venderse; que el pastor Matteson había comprobado que esto era cierto; y que tanto él como sus jóvenes asociados debían encontrar la manera de lograrlo. Estudiaban su libro hasta que se volvían entusiastas con respecto a sus grandes verdades, y entonces, al salir con este ánimo e instrucción, tenían éxito.3Nota.—En el congreso de la Asociación General de 1887 se declaró: “La obra de publicaciones en Basilea ha estado progresando firmemente. Desde el mismo comienzo, era evidente que nuestras publicaciones debían desempeñar un papel activo en los campos de la Europa Central. Los libros, folletos y periódicos denominacionales publicados en varios idiomas están ejerciendo una poderosa influencia para el bien dondequiera que se los distribuye”. S.D.A. Year Book, 1888, 120.
    Tan prósperos eran los obreros que trabajaban con los libros grandes y con los periódicos publicados por la Imprimerie Polyglotte, que en 1889 el pastor O. A. Olsen pudo informar un progreso importante en ese trabajo. “La casa editora de Basilea ... ha operado muy bien durante el año pasado—declaró él a los delegados reunidos en la sesión de 1889—. El informe anual muestra una ganancia de 1.559,55 dólares en el año. Cuando consideramos que esta casa nunca antes ha podido sostenerse por sí misma, este informe resulta muy animador. La obra agresiva de la Asociación de Europa Central este año se ha hecho mayormente en Alemania”. The General Conference Daily Bulletin, 3.
    NBEW 316.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents