Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Notas biográficas de Elena G. de White

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El congreso de Kansas

    El 23 de octubre salí de Battle Creek acompañada por mi nuera, Emma White, hacia el congreso de Kansas. En Topeka dejamos los carruajes públicos y nos trasladamos usando medios privados. Así recorrimos unos veinte kilómetros hasta Richland, el lugar de las reuniones. Hallamos que el lugar donde estaban erigidas las carpas era un bosque. Ya era tarde en la estación, y se había hecho una fiel preparación para hacer frente a un tiempo frío. Cada carpa tenía una estufa.NBEW 263.4

    El sábado de mañana empezó a nevar; pero ni una sola reunión fue suspendida. Cayeron aproximadamente tres centímetros de nieve, y el aire era penetrante y frío. Mujeres con niños pequeños se amontonaban en torno a las estufas. Fue conmovedor ver ciento cincuenta personas reunidas para esta convocación en circunstancias tales. Algunos habían venido desde una distancia de más de trescientos kilómetros en carruajes privados. Todos parecían hambrientos del pan de vida, y sedientos del agua de la salvación.NBEW 264.1

    El pastor Haskell habló el viernes de tarde y de noche. El sábado de mañana yo hablé palabras de ánimo a los que habían hecho un esfuerzo tan grande para asistir a la reunión. Les dije que cuanto más inclemente fuera el tiempo, mayor es nuestra necesidad de que obtengamos el brillo del sol de la presencia de Dios. Esta vida, aun en su mejor expresión, es solamente el invierno del cristiano; y los fríos vientos del invierno—chascos, pérdidas, dolor y angustia—son nuestra suerte aquí; pero nuestras esperanzas están puestas en el verano del cristiano, cuando cambiaremos de clima; dejaremos todas las ráfagas invernales y las fieras tormentas detrás, y seremos llevados a las mansiones que Jesús ha ido a preparar para aquellos que lo aman.NBEW 264.2

    El martes por la mañana terminaron las reuniones, y viajamos a Sherman, Kansas, donde iba a realizarse otro congreso. Esta fue una reunión interesante y provechosa, aunque había sólo unos cien hermanos y hermanas presentes. El propósito era tener una reunión general de todos los hermanos y hermanas aislados. Había algunos procedentes del sur de Kansas, Arkansas, Kentucky, Missouri, Nebraska, y Tennessee. En esta reunión mi esposo se unió conmigo, y desde aquí, con el pastor Haskell y nuestra nuera, fuimos a Dallas, Texas.NBEW 264.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents