Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Notas biográficas de Elena G. de White

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El servicio del sábado

    El sábado 7 de marzo era un día de gran solemnidad. Por la mañana el pastor Haskell habló acerca de la proclamación mundial del Evangelio. Como en la era apostólica el Evangelio fue proclamado en su pureza, con un poder que lo llevó por todo el mundo, así también en los últimos días Dios había de hacer brillar todo rayo de luz del Evangelio eterno, para enviarlo con el poder de su Espíritu a toda la tierra.NBEW 344.3

    Por la tarde la Hna. White habló de la importancia de predicar la Palabra y el peligro de cubrir y mantener semiocultos los rasgos distintivos de nuestra fe, con la idea de que de esta manera podrían evitarse prejuicios. Si hay un mensaje especial que nos fue encomendado, como creemos, ese mensaje debe presentarse sin temor a las costumbres y a los prejuicios del mundo, y no debiera restringirse por directivas que obedecieran a temor o favor. Aunque multitudes se opondrán y lo rechazarán, algunos lo recibirán y serán santificados por él. Pero debe ir a todas partes hasta que toda la tierra sea alumbrada con su gloria. Ella se espació especialmente en el peligro de abandonar nuestro primer amor, y en la importancia de que todos, especialmente los que estaban relacionados con nuestras instituciones principales, tuvieran una vital relación con Cristo, la vid verdadera. Debemos evitar el tratar de amoldar las cosas al mundo y adoptar directivas mundanas. Hombres que están en posiciones de responsabilidad deben ir a Dios, tan a menudo como lo hacía Daniel, en ferviente súplica en procura de ayuda divina.NBEW 345.1

    Dos o tres veces durante el discurso ella comenzó a referir la historia de su experiencia de Salamanca, pero cada vez titubeó en hacerlo, y dejando la historia sin relatar dirigió su pensamiento en otra dirección. Este discurso hizo una profunda impresión en la gran congregación.NBEW 345.2

    En la última parte de esa tarde se tuvo una reunión de ministros en la sala este del Tabernáculo. La Sra. White estaba presente, y rogó que hubiera una mayor consagración. Al final de esta reunión especial el pastor O. A. Olsen le preguntó si ella asistiría a la reunión de ministros el domingo por la mañana. Ella respondió que ya había hecho su parte, y que dejaría la carga con él. Entonces se planeó que los pastores Olsen y Prescott dirigieran la reunión.NBEW 345.3

    El domingo por la mañana, aproximadamente a las 5:20, el Hno. A. T. Robinson, W. C. White y Ellery Robinson estaban pasando por la residencia de la Sra. White en camino a la reunión temprana. Como vieron una luz en su habitación, su hijo se apresuró a ir a averiguar cómo estaba su salud.NBEW 346.1

    La encontró activamente ocupada en escribir. Ella le contó entonces que un ángel del Señor la había despertado como a las tres de la mañana, y le había pedido que fuera a la reunión de ministros y relatara algunas de las cosas que se le habían mostrado en Salamanca. Y añadió que se había levantado inmediatamente, y que había estado escribiendo por unas dos horas.NBEW 346.2

    Había terminado una ferviente sesión de oración en la reunión de ministros cuando la Sra. White entró con un paquete de manuscritos en la mano. Con evidente sorpresa el pastor Olsen dijo: “Nos alegramos de verla, Hna. White. ¿Tiene Ud. un mensaje para nosotros esta mañana?”NBEW 346.3

    “Por cierto que lo tengo”, fue su respuesta. Entonces explicó ella que no había sido su plan asistir a la reunión de la mañana, pero que había sido despertada muy temprano, y que había recibido la instrucción de que se preparara para relatar a los hermanos algunas cosas que se le habían mostrado en Salamanca.NBEW 346.4

    Contó brevemente la historia de su experiencia en la reunión de Salamanca, y dijo que en la visión que allí recibió, el Señor había descubierto delante de ella la condición y los peligros de la obra en muchos lugares. Le fueron dadas advertencias y se le ordenó que las presentara a los hombres que ocupaban puestos de responsabilidad. Grandes peligros amenazan la obra especialmente en Battle Creek, y los hombres no lo sabían, porque la impenitencia cegaba sus ojos.NBEW 346.5

    En una ocasión su guía le dijo: “Sígueme”, y ella fue dirigida a una reunión de concilio donde los hombres estaban defendiendo sus puntos de vista y sus planes con gran celo y fervor, pero no conforme a ciencia. Un hermano se puso de pie con un periódico en la mano y criticó el carácter de su contenido. La revista era el American Sentinel. Señalando ciertos artículos, dijo él: “Esto debe sacarse, y esto debe cambiar. Si el Sentinel no contuviera artículos como éstos, podríamos usarlo”. Los artículos señalados como objetables tenían que ver con el sábado y con la segunda venida de Cristo.NBEW 347.1

    Con claridad la Sra. White habló de las actitudes y los puntos de vista de los principales oradores de esa reunión de consejo. Se refirió al espíritu duro manifestado por algunos, y a la posición errónea tomada por otros. Clausuró sus observaciones con el más ferviente llamado a que todos sostuvieran la verdad en su perfección, y que los centinelas dieran un sonido certero a la trompeta. Una convicción solemne descansó sobre la asamblea, y todos sintieron que habían estado escuchando un mensaje del cielo.NBEW 347.2

    El pastor Olsen estaba perplejo, y no sabía qué decir. El no había sabido nada de la reunión de la comisión especial que había continuado hasta las horas de la madrugada esa misma mañana, y que había terminado menos de dos horas antes que el ángel le pidiera a la Sra. White que relatara la visión que le fuera dada a ella cuatro meses antes, en la que precisamente le había sido descrita en detalles esa reunión. Pero él no necesitó esperar mucho tiempo para obtener una explicación. Pronto los hombres que habían estado en la reunión de la noche se levantaron y testificaron con respecto a la sesión de su comisión.NBEW 347.3

    Uno dijo: “Yo estaba en la reunión anoche, y lamento decir que me considero del lado erróneo. Y aprovecho esta primera oportunidad para colocarme del lado correcto”.NBEW 348.1

    El presidente de la Asociación Nacional de Libertad Religiosa presentó un claro testimonio. Dijo que la noche anterior, un número de hermanos se habían reunido en su habitación en la oficina de la Review, y allí discutieron precisamente los asuntos a los cuales la Sra. White se refirió. Sus deliberaciones habían continuado hasta la una de la madrugada. Afirmó él que no trataría de describir la reunión. Eso era innecesario, porque la descripción dada por la Sra. White era correcta, y más exacta de lo que él podía darla. Reconoció libremente que la posición que él había sostenido no era correcta, y que ahora él podía ver su error.NBEW 348.2

    Otro hermano declaró que había estado en la reunión, y que la descripción dada por la Sra. White era cierta y correcta en todos los detalles. Se manifestó profundamente agradecido de que se había recibido esa luz, porque las diferencias de opinión habían creado una situación seria. El creía que todos eran honrados en sus convicciones, y sinceramente anhelaban hacer lo que era correcto, a pesar de que sus puntos de vista estaban en conflicto, y no podían ponerse de acuerdo. Otros que habían estado presentes en esa reunión de la madrugada sobre el Sentinel, presentaron un testimonio de que la reunión había sido correctamente descrita por la Sra. White.NBEW 348.3

    Se dieron otros testimonios, expresando gratitud de que se había recibido luz sobre este asunto que causaba tanta perplejidad. También expresaron su gratitud de que el mensaje había llegado de tal manera, que todos podían ver no solamente la sabiduría de Dios en el mensaje, sino también la bondad de Dios en enviarlo en una oportunidad tal, de manera que nadie podía dudar de que fuera un mensaje del cielo.NBEW 348.4

    Esta experiencia confirmó la fe de aquellos que creían, e impresionó profundamente a aquellos que habían creído que, en materia administrativa, era más seguro seguir su propio juicio, fruto de la experiencia, que seguir los planes para la distribución de responsabilidades y el establecimiento de muchos centros de influencia, los cuales habían sido defendidos por sus hermanos en el campo y por los Testimonios.NBEW 349.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents