Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Notas biográficas de Elena G. de White

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Confirmación de la fe

    En noviembre de 1846 asistimos mi esposo y yo a una reunión celebrada en Topsham, Maine, en la que estaba presente el pastor José Bates, quien entonces no creía del todo que mis visiones fuesen de Dios. Aquella reunión revistió mucho interés. El Espíritu de Dios descendió sobre mí; tuve una visión de la gloria de Dios, y por primera vez se me mostraron otros planetas. Al salir de la visión, relaté lo que había visto. El pastor Bates me preguntó entonces si yo había estudiado astronomía, a lo que respondí que no recordaba haber mirado jamás un libro que tratase de esta ciencia. Entonces exclamó: “Esto es cosa del Señor”. Su aspecto se iluminó con la luz del cielo y exhortó con poder a la iglesia.NBEW 106.2

    Acerca de su actitud respecto a las visiones, declaró el pastor Bates:NBEW 106.3

    “Aunque nada veía en ellas contrario a la Palabra, me sentía alarmado y muy puesto a prueba, y durante largo tiempo no quise creer que las visiones fuesen algo más que un fenómeno resultante de la prolongada debilidad corporal de quien las recibía.NBEW 106.4

    “Por lo tanto, busqué ocasiones de interrogarla y hacerle preguntas capciosas, a ella y a las amigas que la acompañaban, especialmente a su hermana mayor, y esto en presencia de otras personas y cuando su mente estaba libre de excitación (fuera de las reuniones), todo ello con el intento de averiguar la verdad, si fuese posible. Durante las visitas que desde entonces hizo la Hna. Elena a Nueva Bedford, Fairhaven, y mientras asistía a nuestras reuniones, la he visto yo en éxtasis unas cuantas veces, como también la vi en Topsham, Maine; y todos los que presenciaron algunas de aquellas emocionantes escenas, saben con cuán vivo interés y ahínco escuchaba yo cada palabra, y vigilaba cada movimiento, por si descubría alguna impostura o influencia mesmérica. Doy gracias a Dios por esta ocasión que me deparó de ser, juntamente con otras personas, testigo de estas cosas. Ahora puedo hablar confiadamente por mí mismo. Creo que la obra es de Dios, y es dada para consolar y fortalecer a su ‘pueblo dividido y disperso’, desde que terminó nuestra obra por el mundo en octubre de 1844”.1De un folleto titulado Una visión, publicado en abril de 1847 (en la imprenta de Benjamín Lindsey, New Bedford), reimpreso por el pastor Jaime White en (A Word to the Little Flock, 21), mayo 1847.NBEW 107.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents