Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 3

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La clase de educación que los niños necesitan

    Digo que estos niños pequeños deben tener una educación, precisamente la que adquirirían en la escuela. Deben tener la disciplina de una escuela bajo una persona que entienda cómo tratar con los niños de acuerdo con sus diferentes temperamentos. Deben tratar de hacer que estos niños entiendan sus responsabilidades mutuas, y su responsabilidad para con Dios. Deben haberse grabado en sus mentes los mismos principios que los capacitarán para los grados superiores y para la escuela más alta.3MS 251.1

    Hay una escuela más alta a la cual todos debemos ir, y a menos que a estos niños se les enseñen los hábitos debidos, y se les inculquen los pensamientos correctos, y se los forme con la debida disciplina, me pregunto cómo entrarán alguna vez en la escuela de arriba. ¿Dónde está su reverencia? ¿Dónde están las ideas escogidas que deben cultivar, y todas estas cosas? Esta debe ser una experiencia cotidiana.3MS 251.2

    Mientras la madre hace sus quehaceres no debe reprender y regañar, y decir: “Me estás molestando. Ojalá te vayas de aquí”, o cosas por el estilo. Ella debe tratar a sus hijos tal como Dios trataría a sus hijos de más edad. El nos considera como sus hijos en su familia. El quiere que nos eduquemos y nos preparemos de acuerdo con los principios de la Palabra de Dios. El desea que esta educación comience con los pequeñitos. Si la madre no tiene el tacto y la capacidad, si no sabe cómo tratar con las mentes humanas, debe ponerlos bajo alguien que los eduque con disciplina, los modele y forme sus mentes.3MS 251.3

    ¿He presentado este asunto de tal manera que pueda ser entendido? Willie, ¿hay algún punto en el libro que no he tocado aquí?3MS 252.1

    W. C. White: No lo sé. Mamá, me doy cuenta de que nuestro pueblo en los Estados Unidos, y debo decir, en el mundo entero, a veces hace reglas muy abarcantes, basándose en una declaración aislada.3MS 252.2

    En mis estudios de la Biblia y de tus escritos, he llegado a establecer que hay un principio que fundamenta cada precepto, y que no podemos comprender adecuadamente el precepto sin entender el principio.3MS 252.3

    Yo he creído que en algunas de las declaraciones que han creado una buena cantidad de controversia—como tus consejos con respecto al uso de mantequilla, y tu declaración de que la madre es el único maestro que el niño debe tener hasta que tenga ocho o diez años de edad—hemos tenido el privilegio de entender el principio. Creo que en el estudio de estas declaraciones debemos reconocer que todo precepto de Dios es dado por misericordia, y considerando las circunstancias.3MS 252.4

    Dios dijo: “Lo que Dios ha unido, no lo aparte el hombre”; y sin embargo, Cristo explica que la ley del divorcio fue dada a causa de la dureza de sus corazones. Debido a la degeneración del pueblo se permitió una ley que no estaba en el plan original de Dios. Yo creo que debe entenderse el principio con respecto a declaraciones aisladas, tales como tu protesta contra el uso de mantequilla, y la declaración de que el niño no debe tener otro maestro que la madre hasta que tenga ocho o diez años de edad.3MS 252.5

    Cuando recibiste esa instrucción sobre la mantequilla, se te presentaron las condiciones en que estaban las cosas: la gente usaba mantequilla llena de gérmenes. Estaban friendo y cocinando con ella, y su uso era dañino. Pero más tarde, cuando nuestros hermanos estudiaron el principio, hallaron que aun cuando la mantequilla no era lo mejor, no era tan mala como algunos otros males; de manera que en algunos casos la están usando.3MS 252.6

    Yo supongo que pasa lo mismo con la cuestión de esta escuela. El plan ideal es que la madre sea la maestra: una maestra inteligente como la que tú describiste esta mañana. Pero he sentido que era una gran desgracia para nuestra causa que desde Maine hasta California y desde Manitoba hasta Florida [puntos extremos en los Estados Unidos], nuestros hermanos tomaran la declaración de que el niño no debe tener otro maestro que su madre hasta tener ocho o diez años, como una prohibición definida de que esos niños tuvieran el privilegio de asistir a una escuela. Si yo lo entiendo bien, ésa es realmente la cuestión que tenemos delante esta mañana.3MS 253.1

    Cuando los hermanos estudian este problema desde el punto de vista del bien del niño, desde el punto de vista de ser justos con los padres, según yo lo entiendo, todos llegan a reconocer que existen condiciones en las cuales sería mejor para el niño tener el privilegio de asistir a alguna escuela que ser privado de esa oportunidad. Pero existe un precepto: que un niño no debería tener otros maestros que los padres hasta que tenga ocho o diez años; eso define la cuestión....3MS 253.2

    Hna. White: Bien. Si los padres no son capaces de hacerlo, mejor es que uno se detenga donde está. Por lo tanto, tenemos que hacer provisión, porque hay una buena cantidad de padres que no han asumido la responsabilidad de vivir ellos mismos en forma disciplinada...3MS 253.3

    Yo creo que los padres de este lugar, que tienen ventajas, pueden todos hacer una pequeña parte para sostener una escuela para los otros. Yo estoy dispuesta a hacerlo. No creo que ésa sea una consideración que nos impida hacerlo, en absoluto. Hablamos de “los gastos, los gastos, los gastos”, pero no significa nada el hacer frente a ese pequeño gasto.3MS 253.4

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents