Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 3

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 6—Vislumbres de cómo la luz fue recibida por Elena G. de White

    Primera visión: parecía estar presente, participando en los acontecimientos—Mientras estaba orando ante el altar de la familia, el Espíritu Santo descendió sobre mí, y me pareció que me elevaba más y más muy por encima del tenebroso mundo. Miré hacia la tierra para buscar al pueblo adventista, pero no lo hallé en parte alguna, y entonces una voz me dijo: “Vuelve a mirar un poco más arriba”. Alcé los ojos y vi un sendero recto y angosto trazado muy por encima del mundo. El pueblo adventista andaba por ese sendero, en dirección a la ciudad que se veía en su último extremo.—Primeros Escritos, 14.3MS 44.1

    Una amplia visión panorámica—Mediante la iluminación del Espíritu Santo, las escenas de la lucha secular entre el bien y el mal fueron reveladas a quien escribe estas páginas. En una y otra ocasión se me permitió contemplar las peripecias de la gran lucha secular entre Cristo, Príncipe de la vida, Autor de nuestra salvación, y Satanás, príncipe del mal, autor del pecado y primer transgresor de la santa ley de Dios. El Conflicto de los Siglos, 13, Introducción.3MS 44.2

    Un ángel explica el significado—Mientras estaba en Loma Linda, California, el 16 de abril de 1906, pasó delante de mí una maravillosa representación. Durante una visión nocturna yo estaba en una altura, desde la cual podía ver las casas sacudidas como una caña por el viento. Edificios, grandes y pequeños, caían al suelo. Centros de placer, teatros, hoteles y los hogares de gente rica eran sacudidos y destrozados. Muchas vidas eran destruidas, y el aire estaba lleno de los gritos de los heridos y los aterrorizados... No encuentro palabras para describir lo terrible de la escena que pasó delante de mí.3MS 44.3

    A pesar de lo terrible que fue la representación que pasó delante de mí, lo que me impresionó más vívidamente fue la instrucción impartida en relación con lo que ocurría. El ángel que estaba a mi lado declaró que el supremo gobierno de Dios y el carácter sagrado de su ley debían ser revelados a aquellos que rechazaban persistentemente prestar obediencia al Rey de reyes. Los que elegían permanecer desleales debían ser visitados con juicios, pero con misericordia, a fin de que, si fuera posible, se despertaran a una comprensión de la pecaminosidad de su conducta.—Testimonies for the Church 9:92-93.3MS 45.1

    Una visión vívida relativa a una familia—El ángel de Dios dijo: “Sígueme”. Parecía estar yo en una fiesta en un tosco edificio, y había varios jóvenes que jugaban a las cartas. Parecían estar tan concentrados en el entretenimiento en el cual estaban empeñados, que no parecieron notar que alguien había entrado en la pieza. Había señoritas presentes que observaban a los que jugaban, y se pronunciaban palabras que no eran de la clase más refinada. En esa habitación había un espíritu y una influencia que se sentían, que no era, de modo alguno, adecuado para purificar y elevar la mente y ennoblecer el carácter...3MS 45.2

    —¿Quiénes son éstos—pregunté—y qué representa esta escena?
    —Espera...—se me contestó.

    Vi otra representación. Estaban bebiendo líquido venenoso, y las palabras y acciones que éste producía eran cualquier cosa, menos favorables para los pensamientos serios, para una clara percepción en los negocios, para las normas puras de moral y para la elevación de los participantes...3MS 46.1

    —¿Quiénes son éstos?—pregunté de nuevo.
    —Una porción de la familia que estás visitando—fue la respuesta—. El adversario de las almas, el gran enemigo de Dios y del hombre, la cabeza de los principados y poderes, y el gobernante de las tinieblas de este mundo, está presidiendo aquí esta noche. Satanás y sus ángeles están guiando con sus tentaciones a estas pobres almas a su propia ruina.—Carta 1, 1893.

    Como si todo el asunto se estuviera realizando—Ahora tengo luz, mayormente durante la noche, como si todo el asunto estuviera sucediendo y yo lo estuviera viendo, y como si estuviera escuchando la conversación. Estoy inducida a levantarme y hacerle frente.—Manuscrito 105, 1907.3MS 46.2

    Presentaciones simbólicas—Ud. me fue presentado como si fuera un general montado en un caballo y enarbolando una bandera. Uno vino y arrebató de su mano la bandera que tenía las palabras: “Los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”, la cual fue arrojada y pisoteada. Lo vi a Ud. rodeado de hombres que lo estaban identificando con el mundo.—Carta 239, 1903.3MS 46.3

    Parte de la obra que ha sido hecha [en favor de los desechados] es presentada como hombres que hacían rodar colina arriba grandes piedras con gran esfuerzo, y que cuando estaban a punto de llegar a la cumbre de la colina, las dejaban rodar de nuevo hasta el fondo. Los hombres tenían éxito en llevar sólo unas pocas hasta la cumbre. En la obra hecha por los degradados, ¡qué esfuerzo ha exigido alcanzarlos, qué gastos, y luego persuadirlos a resistir al apetito y las bajas pasiones!—Carta 232, 1899.3MS 46.4

    Capacitada para comprender visiones simbólicas—Mi mente y mis percepciones están todavía claras. Lo que el Señor me presenta en símbolo, él me permite entenderlo.—Carta 28, 1907.3MS 47.1

    Advertida acerca del peligro que amenazaba a un médico—En una visión que tuve anoche lo vi a Ud. escribiendo. Uno miraba por encima de su hombro y dijo: “Ud. amigo mío, está en peligro...”3MS 47.2

    Permítame que le relate una escena que presencié mientras estaba en Oakland. Angeles vestidos con hermosos atavíos, como ángeles de luz, escoltaban al Dr. A de un lugar a otro, y lo inspiraban a hablar palabras llenas de jactancia pomposa que eran ofensivas para Dios.3MS 47.3

    Inmediatamente después de la conferencia en Oakland, el Señor me presentó una escena durante la noche, en la cual Satanás, vestido del disfraz más atractivo, estaba acercándose afanosamente al lado del Dr. A. Yo vi y escuché mucho. Noche tras noche me sentí presionada con agonía de alma al ver a este personaje hablando con nuestro hermano.—Carta 220, 1903.3MS 47.4

    Revelado como un relámpago luminoso—Se hace la pregunta: ¿Cómo tiene noticias la Hna. White de asuntos de los cuales ella habla tan decididamente, como si tuviera autoridad para decir estas cosas? Hablo así [responde ella] porque resplandecen en mi mente cuando estoy en perplejidad como relámpago en una noche oscura en la furia de la tormenta. Algunas escenas presentadas delante de mí hace años no han sido retenidas en mi memoria, pero cuando la instrucción que entonces me fue dada se necesitó, a veces, aun mientras estaba de pie delante del pueblo, me ha venido el recuerdo en forma precisa y clara como un relámpago luminoso,1[Comentando sobre la manera en que a menudo Elena de White recibía la luz, W. C. White, su hijo, en una declaración que ella respaldó plenamente, dijo: “Las cosas que ella escribió son descripciones de figuras instantáneas y otras presentaciones que le fueron dadas con respecto a las acciones de los hombres, y la influencia de estas acciones sobre la obra de Dios para la salvación de los hombres, con proyecciones a la historia pasada, presente y futura en relación con esta obra (Concilio de la Asociación General, octubre 30, 1911; véase Apéndice A).]3[Léase E. G. de White: Inspiración e historia, por Arturo L. White, 7-9.—Los compiladores.] trayendo a mi mente en forma precisa la instrucción particular. En tales ocasiones no puedo dejar de decir las cosas que brillan en mi mente, no porque haya tenido una nueva visión, sino porque aquello que me fue presentado, tal vez años antes, ha acudido con fuerza a mi mente.—Manuscrito 33, 1911.3MS 47.5

    Escenas en el vestíbulo de un sanatorio—En mis sueños estaba en y mi Guía me dijo que tomara nota de todo lo que oyera y observara todo cuanto viera. Estaba en un lugar retirado, donde no me veían, pero desde donde yo podía ver todo lo que ocurría en el salón. Algunas personas estaban arreglando cuentas con Ud., y los oí quejándose debido a la gran suma que se les cobraba por la pieza, la pensión y el tratamiento. Oí que Ud., con voz firme y decidida rehusaba rebajar el costo. Estaba sorprendida de ver que el precio fuera tan alto.3MS 48.1

    Ud. parecía ser el poder dominante. Vi que la impresión que hacía con su conducta sobre la mente de los que arreglaban las cuentas era desfavorable para la institución. Oí que algunos de sus hermanos intervenían tratando de convencerlo de que su forma de proceder no era sabia ni justa, pero Ud. se mantenía tan firme en su posición como una roca. Sostenía que en lo que hacía, actuaba para el bien de la institución. Pero vi a muchas personas que se marchaban de ________ sintiendo cualquier cosa, menos satisfacción.—Carta 30, 1887.3MS 48.2

    Escenas de familiaridad y adulterio—Mientras estaba en Europa las cosas que ocurrieron en ________ fueron abiertas delante de mí. Una voz dijo: “Sígueme y te mostraré los pecados que practican aquellos que se hallan en posiciones de responsabilidad”. Fui de pieza en pieza, y lo vi a Ud., un atalaya sobre los muros de Sión, teniendo relaciones muy íntimas con la esposa de otro hombre, traicionando los sagrados cometidos, crucificando de nuevo a su Señor. ¿Consideró Ud. que había un Vigilante, el Santo, que estaba presenciando su mal proceder, viendo sus acciones y oyendo sus palabras, y que éstas están registradas en los libros del cielo?3MS 48.3

    Ella estaba sentada en su regazo; Ud. la estaba besando y ella lo besaba a Ud. Me fueron presentadas otras escenas de afectuosidad, miradas y comportamiento sensuales, que produjeron una conmoción de horror en mi alma. Su brazo rodeaba la cintura de ella, y el afecto expresado estaba teniendo una influencia cautivante. Entonces se levantó una cortina, y lo vi a Ud. en una cama con ________. Mi Guía dijo: “Iniquidad, adulterio”.—Carta 16, 1888.3MS 49.1

    El mensaje presentado como fruto—Su obra me fue presentada simbólicamente. Ud. pasaba a un grupo una vasija llena de hermoso fruto. Pero al ofrecerles este fruto les hablaba palabras tan ásperas y su actitud era tan negativa, que nadie lo aceptaba. Entonces otra Persona vino al mismo grupo y les ofreció el mismo fruto. Y sus palabras y sus maneras eran tan corteses y placenteras cuando él hablaba acerca de lo deseable del fruto, que el recipiente quedó vacío.—Carta 164, 1902.3MS 49.2

    Uno con autoridad aconseja en cuanto al lugar para establecer un sanatorio—Durante la noche estaba yo en un concilio en el cual los hermanos estaban discutiendo el asunto de un sanatorio en Los Angeles. Uno de los hermanos presentó las ventajas de establecer el sanatorio en la ciudad de Los Angeles. El que tenía autoridad se levantó y presentó el asunto con claridad y con fuerza.—Carta 40, 1902.3MS 49.3

    Escenas contrastantes para ilustrar el fervor misionero—Me pareció encontrarme en una gran asamblea. Un Ser de autoridad hablaba al auditorio, señalando un mapamundi. Decía que aquel mapa representaba la viña de Dios que debemos cultivar. Cuando la luz celestial brillaba sobre alguno, debía transmitirla. Debían encenderse luces en los diferentes lugares y de estas luces se encenderían otras aún...3MS 49.4

    Vi focos de luz que brillaban desde las ciudades y los pueblos, en las montañas y los llanos. La Palabra de Dios era obedecida, y como resultado en cada ciudad y cada pueblo se levantaban monumentos a su gloria. Su verdad era proclamada en todo el mundo.3MS 50.1

    Luego el mapa fue quitado y réemplazado por otro en el cual la luz brillaba sólo en unos pocos lugares. El resto del mundo estaba sumergido en las tinieblas; apenas si se percibían algunos rayos de luz aquí y allí. Nuestro Instructor dijo entonces: “Esta obscuridad se debe a que los hombres siguieron su propio camino. Fomentaron sus tendencias al mal, heredadas o adquiridas. Se dedicaron mayormente a la duda, la crítica y la acusación. Su corazón no es recto delante de Dios. Han escondido su lámpara debajo de un almud”.—Testimonies for the Church 9:28-29; Joyas de los Testimonios 3:296-297.3MS 50.2

    El estudio de la Palabra y el conocimiento especial—Con la luz comunicada por el estudio de su Palabra, con el conocimiento especial que se me ha dado de los casos individuales entre su pueblo en todas las circunstancias y fases de la vida, ¿puedo yo estar ahora en la misma ignorancia, en la misma incertidumbre mental y ceguera/espiritual que al principio de mi ministerio? ¿Dirán mi hermanos que la Hna. White ha sido una alumna tan torpe, que su juicio en esa dirección no es mejor que antes de que entrase en la escuela de Cristo para ser preparada y disciplinada para una obra especial? ¿No soy más inteligente acerca de los deberes y peligros del pueblo de Dios que aquellos a quienes nunca han sido presentadas estas cosas?—Testimonies for the Church 5:686; Joyas de los Testimonios 2:297.3MS 50.3

    El Espíritu Santo impresionó la mente y el corazón de Elena de White—Dios me ha dado una notable y solemne experiencia en relación con su obra; podéis tener la seguridad de que mientras tenga vida no cesaré de elevar una voz de amonestación según sea impresionada por el Espíritu de Dios, quieran o no los hombres oírla o tolerarla. No tengo sabiduría especial en mí misma; soy tan sólo un instrumento en las manos del Señor para hacer la obra que él me ha asignado. Las instrucciones que he dado por la pluma o la voz han sido una expresión de la luz que Dios me ha dado. He presentado los principios que el Espíritu de Dios ha estado grabando durante años en mi mente y escribiendo en mi corazón.3MS 50.4

    Y ahora, hermanos, os suplico que no os interpongáis entre mí y el pueblo para desviar la luz que Dios quiere que llegue a él. No quitéis por vuestras críticas toda la fuerza, toda la agudeza y poder de los Testimonios. No sintáis que podéis disecarlos para que se adapten a vuestras ideas, aseverando que Dios os ha dado capacidad para discernir lo que es luz del cielo, y lo que es expresión de simple sabiduría humana. Si los Testimonios no hablan según la Palabra de Dios, rechazadlos.—Testimonies for the Church 5:691; Joyas de los Testimonios 2:301-302.3MS 51.1

    Instruida con respecto a la ubicación de una fábrica de alimentos—En las visiones de la noche, estos principios me fueron presentados en relación con la propuesta de establecer una fábrica de pan2[Nota: Se hacían planes para establecer ese edificio a unos 85 metros (100 yardas) de distancia del edificio principal del sanatorio.] en Loma Linda. Se me mostró un edificio grande donde se fabricaban muchos alimentos. Había también algunos edificios menores cerca de la panadería. Mientras observaba, escuché voces duras que discutían sobre el trabajo que se hacía. Había falta de armonía entre los obreros, y se había creado confusión.3MS 51.2

    Entonces vi al Hno. Burden acercarse. Su rostro tenía una mirada de preocupación y perplejidad mientras trataba de razonar con los obreros para producir entre ellos armonía. La escena se repetía, y el Hno. Burden a menudo era distraído de su legítimo trabajo como gerente del sanatorio, para arreglar diferencias...3MS 51.3

    Entonces vi pacientes de pie sobre los hermosos terrenos del sanatorio. Habían oído las disputas entre los obreros. Los pacientes no me veían, pero yo sí, y los escuchaba, y sus observaciones llegaban a mis oídos. Se lamentaban de que una fábrica de alimentos se estableciera en esos hermosos terrenos, tan cerca de una institución destinada al cuidado de los enfermos. Algunos estaban disgustados...3MS 52.1

    Entonces Uno apareció en la escena, y dijo: “Todo esto ha sido traído delante de ti como una lección objetiva, para que veas el resultado de llevar a cabo ciertos planes...”3MS 52.2

    Entonces toda la escena cambió. El edificio de la panadería no estaba donde habíamos planeado ponerlo, sino a cierta distancia de los edificios del sanatorio, sobre el camino que va hacia el ferrocarril. Era un edificio modesto, y se hacía una obra pequeña. Se perdió de vista la idea comercial, y en su lugar prevaleció una gran influencia espiritual en el lugar.—Carta 140, 1906.3MS 52.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents