Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 3

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Extienda su mirada más allá de las sombras

    Jesús vive. El ha resucitado, ha resucitado; y vive para siempre. No sienta que Ud. lleva la carga. Es cierto que lleva el yugo, pero ¿juntamente con quién lleva Ud. el yugo? Nada menos que un personaje que es su Redentor. Satanás arrojará su sombra infernal a través de su sendero; Ud. no puede esperar otra cosa; pero él lanzó la misma sombra tenebrosa sobre el sendero de Cristo. Todo lo que Ud. tiene que hacer ahora es mirar más allá de la sombra, al resplandor de Cristo... No mire los desánimos; piense en cuán precioso es Jesús.3MS 373.1

    Su memoria será renovada por el Espíritu Santo. ¿Puede olvidar lo que Jesús ha hecho por Ud.?... Ud. fue desviado de sí mismo; sus pensamientos más profundos y más dulces estaban centrados en su precioso Salvador, en su cuidado, su seguridad, su amor. ¡Cómo se concentran en él sus deseos!3MS 373.2

    ¡Todas sus esperanzas descansaron en él! ¡Todas sus expectativas estaban asociadas con él! Y bien, él todavía lo ama. Tiene el bálsamo que puede sanar todas las heridas, y Ud. puede reposar en él...3MS 373.3

    El Consolador será para Ud. todo lo que anhela. Ud. será pesado con el Espíritu de Dios y con la importancia del mensaje, y con la obra. Yo sé que el Señor está deseoso de revelarle cosas maravillosas en su ley. Ojalá que todos puedan comprender que Ud. ha estado con Jesús.—Carta 30a, 1892.3MS 373.4

    Mire hacia la luz—No permitiré que mi mente se detenga en el lado oscuro. Jesús tiene luz, y consuelo, y esperanza, y gozo para mí. Quiero mirar hacia la luz, para que el brillo del Sol de justicia resplandezca en mi corazón y sea reflejado hacia los demás. Es el deber de todo cristiano brillar, reflejar hacia otros la luz de la gracia que Cristo imparte. Dios quiere que yo, aun en mi dolor, lo alabe, mostrando que me doy cuenta de que su presencia está conmigo se citan: Romanos 5:1; 1 Juan 5:11.—Manuscrito 19, 1892.3MS 373.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents