Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 3

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".

    Apéndice A—El conflicto de los siglos edición de 1911

    Declaración hecha por W. C. White ante el concilio de la Asociación General el 30 de octubre de 1911

    Dirigiéndose al Concilio, el Pastor W. C. White dijo:3MS 494.1

    “Es con gran placer como os presento esta declaración con respecto a la última edición inglesa de El conflicto de los siglos.3MS 494.2

    “Hace más o menos dos años se nos dijo que las planchas de electrotipo de este libro, que han estado en uso en la Pacific Pres, en la Review and Herald y en la Sociedad Internacional de Tratados (Londres), estaban tan gastadas que el libro debía recomponerse y que debían prepararse nuevas planchas. Esta obra se ha hecho en la Pacific Press. Se prepararon cuatro series de planchas: una para cada una de nuestras oficinas: la de Wáshington, la de Mountain View, la de Nashville y la de Watford.3MS 494.3

    “En carta que envié a los gerentes de nuestras casas editoras, escribí lo siguiente, el 24 de julio de 1911:1[Esta carta es la misma que, con la fecha anotada, fue dirigida a “Nuestros agentes misioneros de la Asociación General”.]3MS 494.4

    “‘Después de pedir el consejo de los ministros, colportores y otros amigos del libro, pensamos que era conveniente recomponer el texto de tal manera que la nueva edición correspondiera tan exactamente como fuera posible con la antigua. Y aunque no pudimos usar exactamente el mismo tipo, el texto se distribuye casi igual página por página, como los capítulos similares de la edición antigua.3MS 494.5

    “‘El cambio más notable hecho en la nueva edición es la mejora en las ilustraciones. Cada uno de los cuarenta y dos capítulos, junto con el prefacio, la introducción, el índice y la lista de ilustraciones, tiene una hermosa ilustración como encabezamiento; y han sido introducidas diez páginas de ilustraciones de página entera, para tomar el lugar de las que resultaban menos atractivas.3MS 495.1

    “‘El apéndice de trece notas de la antigua edición, que ocupaba trece páginas, ha sido reemplazado por treinta y una notas que ocupan doce páginas. Casi todas éstas son notas de referencias, calculadas para ayudar al lector estudioso a hallar pruebas históricas de las declaraciones hechas en el libro.3MS 495.2

    “‘Las notas biográficas han sido omitidas, y el índice general ha sido ampliado de doce a veinticuatro páginas, lo cual facilita mucho localizar los pasajes deseados.3MS 495.3

    “‘En el cuerpo del libro, la mejora más notable es la introducción de referencias históricas. En la antigua edición se daban setecientas referencias bíblicas, pero solamente en unos pocos casos se incluía alguna referencia histórica a las autoridades mencionadas o referidas. En la nueva edición el lector encontrará más de cuatrocientas referencias de ochenta y cuatro autores y autoridades.3MS 495.4

    “‘Cuando le presentamos a mi madre el pedido de algunos de los colportores, en el sentido de que en la nueva edición debían darse no solamente referencias bíblicas, sino también referencias de los historiadores citados, ella nos instruyó a buscar e insertar las referencias históricas. También nos instruyó para que verificáramos las referencias y corrigiéramos cualquier inexactitud que encontráramos; y donde se hacían citas de pasajes que habían sido traducidos en forma diferente por distintos traductores, que usáramos la traducción que resultara más correcta y auténtica.3MS 495.5

    “‘La búsqueda de los diversos pasajes citados de historiadores ha sido una tarea laboriosa, y la verificación de los pasajes citados nos ha inducido a hacer algunos cambios en la fraseología del texto. Esto se nota especialmente en las citas de History of the Reformation, por J. Merle D’Aubigné. Se encontró que había seis o más traducciones al inglés, norteamericanas y británicas, que diferían mucho en su texto, aunque eran casi idénticas en pensamiento; y en la antigua edición de El conflicto de los siglos se habían usado tres de las mismas, de acuerdo con la claridad y la belleza del lenguaje. Pero descubrimos que solamente una de estas muchas traducciones había sido aprobada por el autor, y ésta es la que ha empleado la Sociedad Americana de Tratados en sus últimas ediciones. Por lo tanto, las citas de D’Aubigné en esta edición de El conflicto se han citado de acuerdo con esta traducción aprobada.3MS 496.1

    “‘En unos pocos casos, se han usado algunas citas de historiadores, predicadores y escritores modernos en lugar de otros antiguos, porque tienen más fuerza o porque no hemos podido encontrar el lugar de las anteriores. En cada lugar en que hubo un cambio semejante, mi madre ha examinado detenidamente la propuesta sustitución, y la ha aprobado.3MS 496.2

    “‘Hallaréis que se han hecho cambios de esta naturaleza en las pp. 273, 277, 306-308, 334-335, 387, 547, 580-581.3MS 496.3

    “‘Hay todavía una veintena o más de citas en el libro que hasta aquí nos ha sido imposible encontrar. Afortunadamente, se relacionan con asuntos acerca de los cuales no hay probabilidad de que haya seria discusión.3MS 496.4

    “‘En materia de deletreo, puntuación y mayúsculas, se han introducido cambios para darle a este libro un estilo uniforme y acorde con los otros volúmenes de esta serie.3MS 497.1

    “‘En ocho o diez lugares, se han cambiado referencias relativas a tiempo por el lapso que ha transcurrido desde que el libro fuera publicado por primera vez.3MS 497.2

    “‘En varios lugares, se han cambiado forma de expresión para evitar que se produjeran ofensas innecesarias. Un ejemplo de esto se hallará en el cambio de la palabra “Romish” por “Romano” o “Católico romano”. En dos lugares la frase “divinidad de Cristo” se cambió por la de “deidad de Cristo”. Y las palabras “tolerancia religiosa” han sido cambiadas por las de “libertad religiosa”.3MS 497.3

    “‘Las declaraciones hechas en las páginas 285-287 con relación al proceder de la Asamblea [Nacional Francesa], en sus decretos blasfemos contra la religión y la Biblia, se han redactado de tal manera que muestren que dicha Asamblea hizo a un lado o trató de anular, y luego restauró, no solamente la Biblia sino también lo relacionado a Dios y a su culto.3MS 497.4

    “‘En la nueva edición, el surgimiento del papado en 538, y su caída en 1798, son mencionadas como su “supremacía” y su “caída”, en lugar de su “establecimiento” y “abolición”, de la edición antigua.3MS 497.5

    “‘En cada uno de estos lugares la autora ha considerado y aprobado la forma más exacta de expresión.3MS 497.6

    “‘En las páginas 50, 563, 564, 580-581, y en unos pocos lugares adicionales donde había declaraciones referentes al papado que los católicos discuten fuertemente, y que son difíciles de probar por los libros de historia accesibles, las palabras usadas en la nueva edición han sido cambiadas, para que las declaraciones estén de acuerdo con la evidencia que pueda obtenerse fácilmente.3MS 497.7

    “‘Con respecto a estos pasajes y a otros similares, que pueden despertar controversias agudas y no provechosas, mi madre a menudo ha dicho: “Lo que he escrito con respecto a la arrogancia y a las pretensiones del papado es cierto. Muchas de las evidencias históricas relativas a estos hechos han sido destruidas conscientemente; sin embargo, para que el libro sea del mayor beneficio para católicos y para otros, y para que puedan evitarse innecesarias controversias, es mejor que todos los párrafos relativos a declaraciones del papa y pretensiones del papado, se expresen en forma tan moderada que sea fácil y claro poder probarlas por las historias aceptadas que están al alcance de nuestros ministros y estudiosos”.3MS 498.1

    “‘Si oís informes de que alguno de los trabajos hechos sobre esta última edición fue hecho en contra del deseo de mi madre o sin su conocimiento, podéis estar seguros de que tales informes son falsos, e indignos de alguna consideración’”.3MS 498.2

    Se leyeron y compararon pasajes de la edición antigua y la nueva para ilustrar la declaración leída, tomándose estos pasajes de la carta del 24 de julio escrita por el que habla. Entonces el Hno. White dijo:3MS 498.3

    “Desde que se publicó esta nueva edición, mi madre ha expresado gran placer al reexaminar y leer todo el libro. Día tras día, al visitarla por la mañana, ella hablaba de él, afirmando que le gustaba leer de nuevo el libro, y que estaba contenta de que la tarea que se había hecho para que esta edición fuera tan perfecta como era posible se hubiera terminado mientras ella aún vivía y podía dirigir lo que se hacía.3MS 498.4

    “Mi madre nunca pretendió ser una autoridad en historia. Las cosas que ella ha escrito son descripciones instantáneas y otras presentaciones que le fueron dadas con respecto a los hechos de estos hombres y a la influencia de estas acciones sobre la obra de Dios para la salvación de los hombres, con referencia al pasado, al presente y a la historia futura en su relación con esta obra. En la redacción de estas visiones ella ha hecho uso de buenas y claras declaraciones históricas para hacer comprensible al lector las cosas que estaba tratando de presentar. Cuando yo era apenas un muchacho, la oí que le leía a mi padre la Historia de la reforma de D’Aubigné. Ella le leyó a él una gran parte, si no la totalidad de los cinco volúmenes. Leyó también otras historias de la Reforma. Esto la ayudó a localizar y describir muchos de los acontecimientos y movimientos que le fueron presentados en la visión. En cierta forma esto es parecido a la manera en que el estudio de la Biblia la ayuda a localizar y describir las muchas presentaciones figuradas que le son dadas del desarrollo del gran conflicto entre la verdad y el error en nuestros días.3MS 498.5

    “Mi madre nunca ha pretendido inspiración verbal, y no encuentro que mi padre, o los pastores Bates, Andrews, Smith, o Waggoner, hayan hecho esa declaración. Si hubo inspiración verbal al escribir sus manuscritos, ¿por qué debía ella añadir o adaptar? Es un hecho que mi madre a menudo toma uno de sus manuscritos, y lo revisa cuidadosamente, haciendo adiciones y desarrollando aun más algún pensamiento.3MS 499.1

    “La primera edición de este libro se publicó en California en 1884. Cuando se imprimió Spirit of Prophecy, t. 3, hubo algunos asuntos que no fueron incluidos. Una porción de este material fue impresa en forma de folleto y puesto en circulación; y se esperaba que mi madre procediera inmediatamente a aumentar este material y a publicarlo en forma del volumen 4. Antes de la muerte de mi padre él había anunciado el libro: Spirit of Prophecy, t. 4.3MS 499.2

    “Cuando mi madre preparó el tomo 4, tanto ella como los que habían de trabajar en su publicación tenían en mente el cumplimiento del plan de mi padre. También creíamos que se había escrito para el pueblo adventista de los Estados Unidos. Por lo tanto, el asunto fue reducido con mucha dificultad, de manera que este volumen apareciera aproximadamente del mismo tamaño que los otros tomos de la serie.3MS 500.1

    “Más adelante cuando se halló que el libro podía venderse a todo el pueblo, los editores tomaron las planchas y prepararon una edición en papel de mayor tamaño. Se insertaron ilustraciones, y se hizo el experimento de vender el libro a $ 1,50 (dólar).3MS 500.2

    “En 1885 mi madre y yo estábamos en Europa, y allí se necesitó hacer la traducción al alemán, al francés, al danés y al sueco. Cuando mi madre consideraba esta propuesta, decidió hacer algunas adiciones al texto.3MS 500.3

    “El contacto que tuvo mi madre con el pueblo de Europa trajo a su mente veintenas de cosas que había visto y que le habían sido presentadas en visión durante los años anteriores, algunas de las cuales le fueron mostradas dos o tres veces, y otras escenas, mayor cantidad de veces. El que ella pudiera ver lugares históricos y su contacto con las personas refrescó su memoria con respecto a estas cosas, y por lo tanto deseó añadir mucho material al libro. Esto se hizo, y el manuscrito estuvo listo para la traducción.3MS 500.4

    “Después de nuestro regreso a los Estados Unidos, se hizo otra nueva edición muy ampliada. En dicha edición no se incluyeron algunos de los puntos presentados en la primera edición inglesa. La razón de estos cambios se halla en el hecho de que la nueva edición tenía el propósito de ser mundialmente distribuida.3MS 500.5

    “En su ministerio público mi madre ha demostrado capacidad para seleccionar material del almacén de la verdad, que está bien adaptado a las necesidades de las congregaciones que estaban delante de ella; y siempre pensó que, en la selección del material para la publicación de sus libros, debía mostrarse el mejor juicio al escoger lo que fuera más adecuado a las necesidades de los que los leyeran.3MS 501.1

    “Por lo tanto, cuando se presentó la nueva edición de El conflicto de los siglos en 1888, no se incluyeron aproximadamente 20 páginas de material—en cierto lugar cuatro o cinco—que resultaron muy instructivas para los adventistas de los Estados Unidos, pero que no eran apropiadas para lectores de otras partes del mundo.3MS 501.2

    “Una gran parte de la investigación hecha para encontrar las declaraciones históricas usadas en las nuevas ediciones norteamericanas y europeas del Conflicto, se hizo en Basilea, donde teníamos acceso a la gran biblioteca del pastor Andrews, y donde los traductores tenían acceso a las bibliotecas de las universidades.3MS 501.3

    “Cuando empezamos con la tarea de revisar este material con el propósito de dar las referencias históricas, hubo ciertas citas que no pudimos encontrar. En algunos casos se encontraron otras declaraciones que hacían claro el mismo punto en otros historiadores. Estas se hallaban en libros accesibles en muchas bibliotecas públicas. Cuando le llamamos la atención a mi madre a citas que no podíamos encontrar, y le mostramos que había otros párrafos que hallamos, que presentaban el mismo pensamiento, ella decía: ‘Usa el material del cual pueda darse una referencia, de manera que el lector de los libros, si desea hacerlo, pueda ir a la fuente y hallarlo’. De esa manera algunos datos históricos han sido sustituidos.3MS 501.4

    “Ahora, con respecto a la declaración de que algunas personas en Wáshington, u hombres de la Junta de la Asociación General, han estado haciendo esto o lo otro, correcto o incorrecto, en relación con este libro, es importante que tengáis una declaración clara de los hechos sobre este asunto.3MS 501.5

    “Nuestros hermanos de Wáshington y de Mountain View han hecho solamente lo que les hemos pedido que hicieran. Como se declaró al comienzo, pedimos consejo a los hombres del Departamento de Publicaciones, a los agentes de colportaje del Estado y a miembros de los comités de publicaciones, no solamente de Wáshington sino también de California, y les he pedido que tengan la bondad de llamarnos la atención a cualquier pasaje que necesitara ser considerado en relación con la recomposición del libro.3MS 502.1

    “Cuando se señaló el hecho de que algunas de las referencias históricas eran puestas en tela de juicio y desafiadas, les pedimos que nos dieran una declaración escrita que nos ayudara en nuestra investigación. Hicieron lo que les hemos pedido y nada más. Todas las decisiones en cuanto a lo que debía cambiarse, y a lo que debía imprimirse, palabra por palabra, de la antigua edición, fueron hechas en la oficina de mi madre, por personas empleadas por ella y que trabajaban bajo su dirección. Por lo tanto, no hay motivo para que alguno diga una palabra en contra de los hombres de la Junta de la Asociación General o de los escritores de Wáshington, o contra el libro, porque algo hubiera sido hecho por los hermanos de Wáshington o de cualquier otra parte en relación con este libro.3MS 502.2

    “Estamos muy agradecidos a nuestros hermanos de Wáshington, y a muchos otros, por los laboriosos y fieles trabajos que han hecho en forma bondadosa para señalar los pasajes que se prestaran a ser discutidos por católicos u otros críticos. También estábamos profundamente agradecidos a nuestros hermanos de Inglaterra y del continente, así como a los hermanos de Boston, Nueva York y Chicago, por ayudarnos a encontrar en las grandes bibliotecas, y a verificar, las citas que eran difíciles de localizar. Ellos han hecho este trabajo por pedido nuestro, y para ayudarnos en lo que nosotros pensábamos que debía hacerse. El uso hecho de los resultados de esta investigación, se ve en las referencias históricas que figuran al pie de la página y en el Apéndice.3MS 502.3

    “El Apéndice del libro anterior, como recordaréis, era en parte explicativo, en parte argumentativo, y en parte apologético; pero no nos pareció que tales notas seguían siendo necesarias, y las 31 de la nueva edición son mayormente documentación de declaraciones históricas que muestran lo correcto de lo que se dice en el libro. Dejamos aquello que sería de valor para el lector estudioso, a fin de que tuviera estas referencias para las declaraciones de historiadores bien conocidos”.3MS 503.1