Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajes Selectos Tomo 3

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Carta de W. C. White a L. E. Froom,7[En esa época, Secretario de la Asociación Ministerial de la Asociación General.]del 13 de diciembre de 1934

    Querido Hno. Froom,

    Tengo en mis manos su carta de diciembre 3. Las preguntas que Ud. hace son muy abarcantes y más bien difíciles de contestar.3MS 527.2

    Es un hecho que durante mis treinta o más años de asociación con Elena de White he tenido la más completa confianza en su ministerio. Yo sé que ella recibió revelaciones de Dios que fueron de un valor incalculable para la iglesia y para el mundo. No entré tan plenamente, como algunos hermanos quisieran, en un análisis de las fuentes de información que le permitieron escribir sus libros.3MS 527.3

    La estructura del gran templo de la verdad, sostenida por sus escritos, le fue presentada claramente en visión. En algunos aspectos de esta obra se le dio información detallada. En cuanto a algunos aspectos de la revelación, tales como rasgos de cronología profética, los relacionados con el ministerio en el santuario y los cambios que ocurrieron en 1844, el asunto le fue presentado muchas veces y en detalle, y esto le permitió hablar muy claramente y en forma muy positiva con respecto a los pilares fundamentales de nuestra fe.3MS 527.4

    En algunos de los asuntos históricos que fueron desarrollados en Patriarcas y profetas y en Hechos de los apóstoles, así como en El conflicto de los siglos, los grandes bosquejos le fueron dados en forma muy clara y sencilla; y cuando ella comenzó a escribir acerca de estos tópicos, tuvo que estudiar la Biblia y la historia para conseguir fechas y relaciones geográficas, y para perfeccionar su descripción de los detalles.3MS 528.1

    Elena de White era una lectora rápida, y tenía muy buena memoria. Las revelaciones que había recibido le permitían abarcar temas con respecto a los cuales ella había leído de una manera amplia. Esto la capacitaba para seleccionar y apropiarse de lo que era cierto, y descartar lo que era falso o dudoso.3MS 528.2

    Ella leyó en forma diligente el libro History of the Reformation of the Sixteenth Century (Historia de la Reforma del siglo XVI). Una gran parte de la historia de D’Aubigné se la leyó en voz alta a mi padre. Era una lectora interesada en las revistas religiosas, y durante los muchos años que Uriah Smith fue redactor de la Review, era su costumbre pedirle que después de que hubiera hecho uso de las publicaciones religiosas se las enviara; gastaba una porción de su tiempo en repasarlas y en seleccionar cosas preciosas que a veces aparecían en la Review. De este material ella también reunía información referente a lo que pasaba en el mundo religioso.3MS 528.3

    Con respecto al estudio de libros, después de que se concluyó la construcción del edificio de ladrillo para la Review and Herald, la gran sala que daba frente al norte, en el segundo piso, le fue asignada al pastor White y a su señora como su oficina editorial y lugar para escribir. En esta sala estaba la biblioteca de la Review and Herald. El pastor White hizo referencia a esto en sus escritos. Elena de White seleccionaba de esta biblioteca los libros que consideraba útiles para leer.3MS 528.4

    Era notable cómo en sus lecturas y en el examen de los libros su mente era dirigida a los volúmenes más útiles y a los pasajes que eran de mayor ayuda. De vez en cuando le mencionaba a mi padre, y en mi presencia, su experiencia al ser guiada en el examen de un libro que nunca había visto antes, y abrirlo en ciertos pasajes que la ayudaban a describir lo que ella ya había visto y deseaba presentar.3MS 529.1

    Supongo que el libro Memoirs (Memorias) de Bliss estaba en esta biblioteca, pero no tengo conocimiento de si ella lo leyó o no. Nunca la oí mencionar ese libro en relación con su obra.3MS 529.2

    Las notas explicativas que se hallan en los libros grandes de colportaje, fueron escritas por ella misma en algunos casos, pero la mayor parte fueron redactadas por J. H. Waggoner, Uriah Smith y M. C. Wilcox, junto con Marian Davis.3MS 529.3

    Ud. pregunta si Jaime White le traía a Elena de White libros, cuya lectura la ayudaría en sus escritos. No recuerdo ninguna cosa semejante. Me acuerdo que de vez en cuando ella traía pasajes interesantes que había estado leyendo, y se los presentaba a su esposo.3MS 529.4

    Ud. pregunta si los ayudantes le traían declaraciones para que ella las considerara, pasajes que ellos pensaban que la auxiliarían en sus escritos. Nada de esto ocurrió antes de la composición de Great Controversy, t. 4, en Healdsburg, en 1883 y 1884. Después ocurrió esto de vez en cuando, pero en relación con detalles menores.3MS 529.5

    Cuando estábamos en Basilea, en 1886, tuvimos un incidente muy interesante con un grupo de traductores. Nos dimos cuenta que nuestros hermanos de Europa tenían muchos deseos de que se tradujera Great Controversy, t. 4, al francés y al alemán...3MS 529.6

    Para proporcionar este libro al público francés, el pastor Au Franc fue empleado como traductor y preparó veinte o más capítulos con lo que él consideraba la mejor clase de francés. Pero no todos estaban satisfechos con su traducción, y el pastor Jean Vuilleumier fue empleado para traducir y tradujo una media docena de capítulos adicionales.3MS 530.1

    Con respecto al alemán, se hicieron tres tentativas de traducción. El profesor Kuhns, Madam Bach y Henry Fry eran los traductores.3MS 530.2

    ¿Qué debíamos hacer? Varias personas se unieron para desaprobar cada una de estas traducciones, y fue difícil encontrar más de dos personas que dieran un buen informe de cada una de ellas.3MS 530.3

    El pastor Whitney, gerente de la oficina de Basilea, reconoció el hecho de que los escritos de la Hna. White eran difíciles. Las figuras de lenguaje eran en algunos casos imperfectamente comprendidas por los traductores, y en algunos casos, donde eran comprendidas, los traductores no conocían la fraseología religiosa de su propio idioma suficientemente bien como para traducir correctamente.3MS 530.4

    Finalmente se arregló un procedimiento. Cada mañana a las nueve, dos de los traductores alemanes, dos de los traductores franceses, el pastor Whitney, la Hna. Davis y yo mismo nos reuníamos en la sala editorial, y leíamos y comentábamos un capítulo tras otro del libro en inglés. Los traductores, al reconocer un pasaje difícil, dejaban de leer y discutían entre ellos mismos las palabras que usarían en francés y en alemán. Frecuentemente el pastor Whitney detenía la lectura, y decía: “Juan, ¿cómo traduciría Ud. esto?” Entonces se dirigía al pastor Au Franc, y le decía: “¿Está Ud. de acuerdo con esto?” Si se daba cuenta de que no entendía en forma completa el texto en inglés, la Hna. Davis y el Hno. Whitney discutían su significado, y entonces los traductores proponían otra traducción.3MS 530.5

    Cuando llegamos a los capítulos que se relacionan con la Reforma en Alemania y en Francia, los traductores comentaban sobre la forma apropiada de elegir los acontecimientos históricos que la Hna. White había seleccionado, y en dos casos yo recuerdo, ocurría que había otros sucesos de una importancia similar que ella no había mencionado. Cuando esto se presentaba a su atención, ella solicitaba que el asunto le fuera presentado para que pudiera considerar la importancia de los sucesos que habían sido mencionados. La lectura de historia refrescaba en su mente lo que ella había visto, después de lo cual redactaba una descripción del acontecimiento.3MS 531.1

    Cuando visitamos a Zurich con mi madre, su mente despertó al ver la vieja catedral y la plaza del mercado, y habló de estos lugares como eran en los días de Zwinglio.3MS 531.2

    Durante sus dos años de residencia en Basilea, ella visitó muchos lugares donde ocurrieron acontecimientos de especial importancia en los días de la Reforma. Esto refrescaba su memoria en cuanto a las cosas que había visto, y la inducía a hacer importantes ampliaciones en esas porciones del libro que trataban de los días de la Reforma...3MS 531.3

    Con amables saludos cristianos, me despido,

    Sinceramente su hermano en Cristo,
    W. C. White

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents