Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 6

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La casa publicadora de Noruega

    [La siguiente apelación, escrita el 20 de noviembre de 1900, se refiere a las dificultades financieras de nuestra obra de publicaciones en Cristianía (actualmente Oslo), Noruega. La Junta de Misiones Extranjeras recibió en 1899 información según la cual la casa publicadora en Cristianía estaba comprometida en deudas y era incapaz de cumplir sus obligaciones, y que la institución estaba en peligro de caer en las manos de sus acreedores. Para remediar esta situación, se requeriría una ayuda financiera por la cantidad de 50.000 dólares. La junta no podía proveer esta suma, y aunque nuestros hermanos en Noruega continuaron en posesión de la casa publicadora por más de un año después de esto, poco se hizo para auxiliarla. Parecía que finalmente debía entregarse el edificio a los acreedores, o venderlo para reunir fondos a fin de pagar la deuda. De este modo la institución construida mediante años de trabajo y sacrificio se perdería para la obra del Señor. Para impedir esta gran calamidad, el Señor habló a través de su sierva en las siguientes fervientes palabras de apelación, instrucción y aliento.]6TPI 453.1

    Nuestra casa publicadora está en peligro, y en el nombre del Señor apelo a nuestro pueblo en favor de ella. A todos aquellos cuyos corazones aprecian la causa de la verdad presente se los convoca para ayudar en esta crisis.6TPI 453.2

    Aquellos que aman y sirven a Dios debieran sentir el interés más profundo en todo lo que concierne a la gloria de su nombre. ¿Quién podría ver una institución donde la verdad ha sido magnificada, donde el Señor ha revelado tan a menudo su presencia, donde los mensajeros de Dios han dado instrucciones, donde la verdad ha sido proclamada en publicaciones que han hecho mucho bien? ¿Quién podría soportar ver que una institución tal pase a manos de personas mundanas, para ser usada con propósitos comunes y terrenales? Dios ciertamente sería deshonrado si se permitiera que su institución cayera en la ruina por falta del dinero que él ha confiado a sus mayordomos. Si ocurriese esto, los hombres dirían que fue porque el Señor no pudo impedirlo.6TPI 453.3

    Estas cosas significan mucho para nuestros hermanos y hermanas en Escandinavia. Ellos serán probados dolorosamente si sus instalaciones dejan de funcionar. Hagamos un esfuerzo para impedir que ellos caigan en la depresión y el desaliento. Permitamos que haya un esfuerzo consagrado, unido, para sacar a la casa publicadora de la dificultad en la cual ha caído.6TPI 454.1

    Hay personas que tienen poca fe, que pueden tratar de desalentar a otros y así impedirles que participen en esta buena obra. Sólo se necesita una palabra desalentadora para provocar y fortalecer el egoísmo en el alma. No escuchéis a quienes procuren tentaros. Poned a un lado las preguntas que surgirán en cuanto a cómo surgió la dificultad. Mayormente puede haber sido el resultado de errores que se cometieron; pero no dediquemos tiempo ahora a la crítica y las quejas. Las críticas, las quejas y la censura no ayudarán a nuestros hermanos en su incertidumbre y aflicción.6TPI 454.2

    Dios ha llamado a agentes humanos para trabajar juntamente con él en la obra de la salvación. Él usa a hombres con debilidades y sujetos a errar. Por lo tanto no censuremos a los que han tenido la desgracia de cometer errores. Más bien procuremos que la gracia de Dios nos transforme de tal manera que lleguemos a ser compasivos y sensibles ante el dolor humano. Esto causará gozo en el cielo; porque el hecho de amar a nuestro hermano caído como Dios y Cristo nos aman, revela que somos partícipes de los atributos de Cristo.6TPI 454.3

    Este no es tiempo para criticar. Lo que ahora se necesita es simpatía genuina y ayuda decidida. Debiéramos considerar individualmente las necesidades de nuestros hermanos. Que cada aliento que se dedica a este asunto se use para hablar palabras que animarán. Que cada facultad se emplee en actos que elevarán.6TPI 454.4

    Una parte del ministerio de los ángeles celestiales es visitar nuestro mundo y supervisar la obra del Señor que está en las manos de sus mayordomos. En cada momento de necesidad ellos ministran a quienes, que como colaboradores con Dios, están esforzándose para llevar adelante su obra en la tierra. Se nos describe a estas inteligencias celestiales como seres deseosos de observar el plan de redención, que se regocijan toda vez que prospera cualquier parte de la obra de Dios.6TPI 454.5

    Los ángeles se interesan en el bienestar espiritual de todos lo que procuran restaurar la imagen moral de Dios en el hombre; y la familia terrenal debe unirse a la familia celestial en la obra de vendar las heridas y laceraciones que ha causado el pecado. Los emisarios angélicos, aunque invisibles, cooperan con los agentes humanos visibles, y forman una alianza de socorro con los hombres. Los mismos ángeles que, cuando Satanás estaba buscando la supremacía, pelearon en las cortes celestiales y triunfaron del lado de Dios. Los mismos ángeles que prorrumpieron en exclamaciones de gozo cuando nuestro mundo fue creado y sus habitantes sin pecado; los ángeles que presenciaron la caída del hombre y su expulsión del hogar edénico, estos mismos mensajeros celestiales se interesan supremamente en trabajar, en unión con la raza caída y redimida, por la salvación de los seres humanos que perecen en sus pecados.6TPI 455.1

    Los agentes humanos son las manos de los instrumentos celestiales; porque los ángeles celestiales emplean manos humanas en el ministerio práctico. Los agentes humanos como manos ayudadoras deben poner en práctica el conocimiento de los seres celestiales y usar sus habilidades. Al unirnos con estos poderes que son omnipotentes, nos beneficiamos con su educación y experiencia superiores. De ese modo, al llegar a ser partícipes de la naturaleza divina y desterrar el egoísmo de nuestras vidas, se nos conceden talentos especiales para ayudarnos mutuamente. Este es el camino del cielo para administrar el poder salvador.6TPI 455.2

    ¿No hay algo estimulante e inspirador en este pensamiento: que el agente humano está como el instrumento visible para conferir las bendiciones de las entidades angélicas? Al ser así obreros juntamente con Dios, el trabajo lleva la estampa de lo divino. El conocimiento y la actividad de los obreros celestiales, unidos al conocimiento y el poder que se imparten a las agencias humanas, proporcionan alivio a los oprimidos y afligidos. Nuestros actos de ministerio desinteresado nos hacen partícipes en el éxito que se deriva del alivio ofrecido.6TPI 455.3

    ¡Con qué gozo contempla el cielo estas influencias combinadas! Todo el cielo observa esos agentes que son como la mano para llevar a cabo el propósito de Dios en la tierra, cumpliendo así la voluntad de Dios en el cielo. Tal cooperación realiza un trabajo que trae honor y gloria y majestad a Dios. ¡Oh, si todos amaran como Cristo amó, para que la gente que perece pueda ser salvada de la ruina, qué cambio se produciría en nuestro mundo!6TPI 456.1

    “Y dejaré en medio de ti un pueblo humilde y pobre, el cual confiará en el nombre de Jehová... Ellos serán apacentados, y dormirán, y no habrá quien los atemorice. Canta, oh hija de Sión; da voces de júbilo, oh Israel; gózate y regocíjate de todo corazón, hija de Jerusalén. Jehová ha apartado tus juicios, ha echado fuera tus enemigos; Jehová es Rey de Israel en medio de ti; nunca más verás el mal. En aquel tiempo se dirá a Jerusalén: No temas; Sión, no se debiliten tus manos. Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos”. Sofonías 3:12-17. ¡Qué cuadro es este! ¿Podemos captar su significado?6TPI 456.2

    “Reuniré a los afligidos por estar apartados de las fiestas establecidas; tuyos son, y sufrían por esa humillación. En ese tiempo yo exterminaré a todos tus opresores. Salvaré a la lisiada, y traeré a la descarriada; y las pondré por alabanza, por renombre en toda la tierra. En ese tiempo yo os traeré, en ese tiempo os reuniré yo. Y os pondré por renombre y alabanza entre todos los pueblos de la tierra, cuando restaure vuestros cautivos ante vuestros propios ojos”. vers. 18-20 (NRV 2000). Léase también el primer capítulo de Hageo.6TPI 456.3

    Cuando las agencias humanas, como mayordomos de Dios, tomen en forma unida de los mismos bienes del Señor y los usen para quitar las cargas que recaen sobre sus instituciones, el Señor cooperará con ellos.6TPI 456.4

    “Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño. Y me dijo: ¿Qué ves? Y respondí: He mirado, y he aquí un candelabro todo de oro, con un depósito encima, y sus siete lámparas encima del candelabro, y siete tubos para las lámparas que están encima de él; y junto a él dos olivos, el uno a la derecha del depósito, y el otro a su izquierda. Proseguí y hablé, diciendo a aquel ángel que hablaba conmigo: ¿Qué es esto, señor mío? Y el ángel que hablaba conmigo respondió y me dijo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: No, señor mío. Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. ¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella. Vino palabra de Jehová a mí, diciendo: Las manos de Zorobabel echarán el cimiento de esta casa, y sus manos la acabarán; y conocerás que Jehová de los ejércitos me envió a vosotros. Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra. Hablé más, y le dije: ¿Qué significan estos dos olivos a la derecha del candelabro y a su izquierda? Hablé aún de nuevo, y le dije: ¿Qué significan las dos ramas de olivo que por medio de dos tubos de oro vierten de sí aceite como oro? Y me respondió diciendo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: Señor mío, no. Y él dijo: Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra”. Zacarías 4:1-14.6TPI 456.5

    Todo el cielo se interesa, no sólo en las tierras que están cerca y que necesitan nuestra ayuda, sino en las tierras que están lejos. Los seres celestiales están observando y esperando que los agentes humanos se conmuevan profundamente con las necesidades de sus compañeros de trabajo que están en perplejidad y prueba, en tristeza y angustia.6TPI 457.1

    Cuando una de las instituciones del Señor cae en un estado ruinoso, las instituciones más prósperas debieran trabajar al máximo de su capacidad para ayudar a la institución debilitada, para que el nombre de Dios no sea deshonrado. Toda vez que los gerentes de las instituciones de Dios cierran sus corazones a las necesidades de instituciones hermanas, y descuidan de hacer todo esfuerzo posible para socorrerlas, diciendo egoístamente: “Que sufran”; Dios advierte su crueldad y llegará el tiempo cuando tendrán que pasar por una experiencia de humillación similar. Pero, mis hermanos, ustedes no tienen la intención de hacer esto. Sé que no piensan hacerlo.6TPI 457.2

    Cada recurso que tenemos en Europa para el progreso de la obra es necesario; cada institución debiera estar en una condición saludable, floreciente, ante un mundo profano. Que los ángeles de Dios que están ministrando a aquellos que llevan responsabilidades no vean obreros de Dios descorazonados. Debido a nuestra demora, las dificultades ya han aumentado, de modo que la obra de restauración requerirá ahora mayor trabajo y gastos. En el nombre del Señor pedimos a su pueblo que posee recursos que muestre que son mayordomos fieles. Reparad el mecanismo tan esencial para llevar adelante la obra de Dios, para que su pueblo no se desanime y su obra quede abandonada para languidecer.6TPI 458.1

    “Y vino palabra de Jehová a Zacarías, diciendo: Así habló Jehová de los ejércitos, diciendo: Juzgad conforme a la verdad, y haced misericordia y piedad cada cual con su hermano; no oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra su hermano”. Zacarías 7:8-10. Esta es también Palabra del Señor para nosotros.6TPI 458.2

    Yo no puedo pensar que la parte final de este capítulo será vuestra experiencia: “Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos. Y aconteció que así como él clamó, y no escucharon, también ellos clamaron, y yo no escuché, dice Jehová de los ejércitos; sino que los esparcí con torbellino por todas las naciones que ellos no conocían, y la tierra fue desolada tras ellos, sin quedar quien fuese ni viniese; pues convirtieron en desierto la tierra deseable”. vers. 11-14.6TPI 458.3

    Hermanos, en el trato que tengan con la familia del Señor, “sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación”. Romanos 14:19. No hablen palabras de censura. No echen la culpa a éste o a aquél. Ahora se necesita la ayuda que todos puedan traer. Procuren sanar la brecha que se ha hecho. Háganlo alegremente. Háganlo noblemente. Acudan en ayuda del Señor, en ayuda del Señor contra el poderoso. Traten de restaurar inmediatamente la institución que se encuentra en un peligro tan grande.6TPI 459.1

    Que todos los que comprenden la cercanía de la venida del Señor demuestren su fe. Cuando vemos que una de las agencias de Dios languidece, que todos los que tienen corazón y alma en la obra manifiesten su interés.6TPI 459.2

    Que todos los que ocupan posiciones responsables den un ejemplo correcto. Cada noble impulso cristiano debiera guiarlos para planear y trabajar con un fervor mucho mayor a fin de auxiliar a la institución del Señor que el que desplegarían para salvar su propia propiedad. Que todos traten de hacer algo. Examinen sus asuntos, y vean lo que pueden hacer para cooperar con Dios en esta obra.6TPI 459.3

    Puesto que hay una simpatía definida entre el cielo y la tierra, y puesto que Dios comisiona a los ángeles para que ministren a todos los que necesiten ayuda, sabemos que si hacemos nuestra parte, estos representantes celestiales de poder omnipotente ayudarán en este tiempo de necesidad. Si llegamos a ser uno, en mente y corazón, con las inteligencias celestiales; podemos ser empleados por ellos. Dios impresionará a hombres a quienes ha confiado aptitudes y recursos materiales para que asuman el peso de la responsabilidad, y ayuden a nuestros hermanos escandinavos.6TPI 459.4

    La causa de Dios en Europa no debe convertirse en una piedra de tropiezo ni en una roca molesta para los incrédulos. Las instituciones no han de cerrarse ni entregarse a los mundanos. Que los siervos del Señor en Europa hagan todo esfuerzo posible para recuperar lo que se ha perdido, y el Señor trabajará con ellos. Y yo pido a nuestro pueblo en los Estados Unidos que coopere con sus hermanos en Europa. Si todos hacen su parte en el gran plan divino, el propósito de Dios se cumplirá. La dificultad pronto quedará en el pasado y no hostigará más a la causa de Dios.6TPI 459.5

    Que ninguna mano sea negligente o impotente. Ustedes tienen la seguridad de que los ángeles cuyo hogar se encuentra en el pabellón del Eterno, y que ven la gloria de Dios, son sus ayudantes. ¿Cooperarán con ellos en afirmar cada institución que sirve a Dios bajo la supervisión del ministerio angélico?6TPI 460.1

    ¿Quién puede comprender el valor de las almas por cuya salvación su Príncipe, su Rey, el Hijo del Dios infinito, dio su vida inmaculada para sufrir una muerte vergonzosa? Si todos entendieran esto como debieran, ¡qué obra se cumpliría! Mediante la operación del Espíritu, ellos, por su influencia, sus palabras y recursos, guiarán a muchas almas para escapar de la cadena de las tinieblas y de las maquinaciones infernales de Satanás, para ser lavadas de sus pecados en la sangre del Cordero. ¡Oh, permitamos que la obra redentora llegue más y más a lo profundo! Los ángeles del cielo se regocijan al ver pecadores que se arrepienten y se convierten al Dios viviente. 6TPI 460.2

    *****

    Si refrenamos las expresiones de incredulidad, y mediante palabras de esperanza y acciones rápidas, fortalecemos nuestra propia fe y la fe de otros, nuestra visión será más clara. La atmósfera pura del cielo rodeará nuestras almas. 6TPI 460.3

    *****

    Sed fuertes y hablad palabras de esperanza. Abrid paso en medio de los obstáculos. Estáis en un matrimonio espiritual con Jesucristo. La Palabra es vuestra seguridad. Acercaos a vuestro Salvador con la plena confianza de una fe viviente, uniendo vuestras manos con las de él. Id donde él os guíe. Haced todo lo que lo dice. Él os enseñará tan voluntariamente como enseña a cualquier otra persona.6TPI 460.4

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents