Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 6

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Preparación para el trabajo

    Aquellos que se ocupan en esta obra debieran primeramente darse sin reservas a Dios. Debieran colocarse donde puedan aprender de Cristo y seguir su ejemplo. Él los ha invitado: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Mateo 11:28-30. Se comisiona a ángeles que salgan con quienes asumen esta obra con verdadera humildad.6TPI 469.1

    Debemos orar sin cesar, y debemos vivir nuestras oraciones. La fe aumentará grandemente mediante el ejercicio. Que aquellos que están colportando con Palabras de vida del gran Maestro, aprendan las lecciones enseñadas en el libro que están promoviendo. Aprendan de Cristo. Tengan fe en su poder para ayudarles y salvarles. La fe es el elemento vital del alma. Su presencia da calor, salud, firmeza y un juicio sólido. Su vitalidad y vigor ejercen una influencia poderosa aunque inconsciente. La vida de Cristo en el alma es como una fuente de agua que brota para vida eterna. Conduce a un cultivo constante de las gracias celestiales y una sumisión amable en todas las cosas al Señor.6TPI 469.2

    Hablo a los obreros, jóvenes y viejos, que están manejando nuestros libros, y especialmente a los que están colportando con el libro que está efectuando ahora su obra de misericordia. Ejemplificad en la vida las lecciones dadas por Cristo en su Sermón del Monte. Esto hará una impresión más profunda y ejercerá sobre las mentes una influencia más duradera que los sermones dados desde el púlpito. Puede ser que no podáis hablar elocuentemente a quienes deseáis ayudar; pero si habláis modestamente, ocultando el yo en Cristo, vuestras palabras serán dictadas por el Espíritu Santo, y Cristo, con quien cooperáis, impresionará el corazón.6TPI 469.3

    Ejercitad esa fe que obra por el amor y santifica el alma. Que ninguno haga ahora que el Señor se avergüence de él a causa de su incredulidad. La pereza y el desaliento no logran nada. Dios a veces permite que alguien se enrede en negocios seculares a fin de avivar las facultades inactivas; para que así cumplan una acción más intensa, de modo que él pueda honrar la fe concediendo ricas bendiciones. Éste es un medio para avanzar su obra. Mirando a Jesús, no sólo como nuestro Ejemplo, sino como el Autor y Consumador de nuestra fe, avancemos, confiando que él suplirá la fuerza para que cada uno pueda cumplir con su deber.6TPI 470.1

    Se requerirá mucho esfuerzo concienzudo de quienes llevan la carga de esta obra; porque deben darse instrucciones correctas para que pueda mantenerse ante los obreros un sentido de la importancia de la obra; y para que todos puedan abrigar el espíritu de abnegación y sacrificio ejemplificado en la vida de nuestro Redentor. Cristo hizo sacrificios a cada paso, sacrificios que ninguno de sus seguidores jamás puede hacer. Se nos requiere abnegación en este trabajo; en medio de todas las cosas desagradables que ocurran, debemos considerar que estamos en yugo con Cristo, que participamos de su espíritu de bondad, tolerancia y renunciación. Este espíritu abrirá el camino ante nosotros y nos dará la victoria porque Cristo es nuestra recomendación a la gente.6TPI 470.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents