Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 6

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La construcción de templos

    Cuando se despierta interés en un pueblo o ciudad, hay que continuar cultivándolo. Se debe trabajar cabalmente en dicho lugar, hasta que una humilde casa de adoración sea levantada como señal, un monumento del día sábado de Dios, una luz en medio de la oscuridad moral. Estos monumentos deben levantarse en diversos lugares como testigos de la verdad. En su misericordia, Dios ha hecho provisión para que los mensajeros del Evangelio vayan a toda nación, lengua y pueblo, hasta que el estandarte de la verdad ondee en todo el mundo habitado. 6TPI 105.1

    *****

    Dondequiera que se levante un grupo de creyentes, debe construirse una iglesia. Que los obreros no abandonen el lugar sin cumplir con esta instrucción.6TPI 105.2

    En muchos lugares donde el mensaje se ha predicado y hay gente que lo ha aceptado, los nuevos creyentes están en condición limitada y pueden hacer muy poco para asegurar comodidades que darían prestigio a la obra. A menudo, esto hace difícil extenderla. Cuando las personas se interesan en la verdad, los pastores de otras organizaciones les dicen—y estas palabras las repiten los miembros de esas iglesias: “Esta gente no tiene iglesia y ustedes no tienen un lugar de adoración. Ustedes son un grupo pequeño, pobres y sin conocimiento. Muy pronto los pastores se irán y se desvanecerá el interés. Entonces ustedes abandonarán todas esas nuevas ideas que han recibido”.6TPI 105.3

    ¿Podríamos suponer que esto no sería una tentación fuerte para los que comprenden las razones de nuestra fe y han sido convencidos por el Espíritu de Dios respecto a la verdad presente? Muchas veces se ha tenido que repetir que de un pequeño comienzo pueden desarrollarse grandes intereses. Si se manifiesta sabiduría, juicio santificado y dirección hábil de parte nuestra, en la formación de los intereses del reino de nuestro Redentor; haremos todo lo que esté a nuestro alcance para convencer a la gente acerca de la estabilidad de nuestra obra. Se construirán capillas sencillas donde los que aceptan la verdad pueden encontrar un lugar para adorar a Dios de acuerdo con los dictados de su propia conciencia. 6TPI 105.4

    *****

    Siempre que sea posible, nuestras iglesias deben ser dedicadas cuando ya estén libres de deudas. Cuando se construye una iglesia, que los miembros se levanten y trabajen en la construcción. Bajo la dirección de un ministro guiado por el consejo de sus compañeros en el ministerio, los nuevos conversos deben trabajar directamente, diciendo: “Necesitamos una iglesia y debemos tenerla”. Dios llama a su pueblo para que con alegría y coooperación se esfuerce en su causa. Hágase esto y se oirá pronto la voz de gratitud: “Ved lo que el Señor ha hecho”.6TPI 106.1

    Sin embargo, hay ocasiones en las cuales un grupo de miembros recientes podría no estar de inmediato capacitado para llevar toda la carga de construir una casa de adoración. En estos casos, que los hermanos de otras iglesias les ayuden. A veces puede ser mejor tomar prestado algún dinero en lugar de no construir. Si alguien tiene dinero, y después de dar lo que puede, otorga un préstamo sin interés o con una tasa baja, será apropiado usar el dinero hasta que la deuda sea cancelada. Pero, repito: Si es posible, los edificios de iglesia deben dedicarse cuando estén libres de deudas.6TPI 106.2

    No debe ser necesario alquilar las bancas para nuestras iglesias. No se debe honrar al pudiente por encima del pobre; que no haya distinción, porque “todos sois hermanos”.6TPI 106.3

    No se debe mostrar pomposidad en ninguno de nuestros edificios, porque esto no adelantará la obra. Nuestras economías deben testificar de nuestros principios. Debemos utilizar métodos de trabajo que no sean transitorios. Todo debe hacerse con solidez, para que dure en el tiempo y la eternidad. 6TPI 106.4

    *****

    Se me presentó el descuido de algunas iglesias para incurrir en deudas y permanecer endeudadas. En algunos casos se mantiene una deuda sobre la casa de oración del Señor. Se debe pagar interés continuamente. Estas cosas no debieran ni necesitan ser así. Si existe la sabiduría, tacto y celo manifestados por el Maestro, lo cual Dios requiere, habrá un cambio en estas cosas. Desaparecerán las deudas. Dios pide ofrendas a los que pueden darlas, y aun los miembros más pobres pueden ofrecer algo. La abnegación personal capacitará a todos para hacer algo. Adultos y jóvenes, padres e hijos deben mostrar su fe por sus obras. La necesidad de que cada uno haga su parte debe presentarse en forma directa a los miembros de la iglesia. Que cada uno haga lo mejor que pueda. Cuando haya la disposición de actuar, Dios abrirá el camino. No tiene la intención de que su causa sea estorbada por las deudas. Dios requiere sacrificio personal. Esto no traerá solamente prosperidad financiera sino también espiritual. La abnegación y el sacrificio personal harán maravillas para levantar la espiritualidad de la iglesia. 6TPI 107.1

    *****

    A Dios le desagrada que nuestras iglesias estén agobiadas por las deudas. “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”. Hageo 2:8. Cuando ese dinero y ese oro se usan con propósitos egoístas, para gratificar ambiciones, orgullo o deseo por cualquier complacencia egoísta, se deshonra a Dios. Cuando el pueblo escogido de Dios embellece sus casas e invierte sus recursos en complacencias egoístas, mientras permite que su causa languidezca, no puede ser bendecido.6TPI 107.2

    Cuando coloquéis al Señor en primer lugar, y determinéis que su casa no estará más en deshonra por causa de las deudas, Dios os bendecirá. Procurad apartar algo cada semana para ese fin, algo además de vuestro diezmo. Preparad una cajita para ese propósito. Explicad a vuestros hijos que ésa es la cajita de la abnegación, en la cual colocáis cada centavo que no se requiere para una necesidad en el momento. Es para la casa del Señor; para saldar la deuda del lugar de adoración, que deshonra al cielo. Cada miembro de la familia recibirá una bendición al contribuir con esta ofrenda.6TPI 107.3

    Dios lee cada pensamiento y anota cada acción. Todo lo que se hace con propósito sincero para el adelanto de su obra será bendecido por él. Las dos blancas, la copa de agua fría, dadas con simpatía y amor cumplirán un propósito útil, producirán beneficio ahora y traerán recompensa en el más allá. 6TPI 108.1

    *****

    El examen probatorio para cada cristiano es: “¿Tengo amor supremo por Cristo en lo más íntimo de mi alma? ¿Amo su tabernáculo? ¿Acaso no honró al Señor si hago de su sagrada institución mi primera consideración? ¿Es mi amor por mi Dios y Redentor suficientemente fuerte para inducirme a negarme a mí mismo? Cuando me sienta tentado a complacerme con diversiones y deleites egoístas, ¿no diré: No, no gastaré nada para mi gratificación personal mientras la casa de Dios está agobiada por las deudas?”6TPI 108.2

    Nuestro Redentor requiere mucho más que lo que le damos. El yo interpone su deseo en primer lugar; pero el Señor requiere todo el corazón, todos los afectos. Él no ocupará otro lugar que no sea el primero. ¿Y no debiera ser Cristo nuestra primera y más elevada consideración? ¿No debiera requerir él esta señal de nuestro respeto y lealtad? Estas cosas sirven de fundamento a la vida de nuestro propio corazón en el círculo del hogar y en la iglesia. Si lossentimientos, la mente, el poder y la vida se rinden completamente a Dios, si los afectos le son entregados totalmente, le daremos el lugar supremo en todo nuestro servicio. Cuando estamos en armonía con Dios, el pensamiento de su honor y gloria viene antes que todo lo demás. Nadie tiene preferencia delante de él en nuestros donativos y ofrendas. Tenemos un sentido de lo que significa ser socios con Cristo en la sagrada empresa.6TPI 108.3

    La casa donde Dios se reúne con su pueblo será amada y sagrada para cada uno de sus hijos del reino. No dejaréis que las deudas la debiliten. Permitir tal cosa parecería casi una negación de vuestra fe. Estaríais preparados para hacer un gran sacrificio personal si solamente pudierais tener una casa libre de deudas donde Dios pueda reunirse con su pueblo y bendecirlo.6TPI 109.1

    Todas las deudas de las iglesias podrían ser pagadas si los miembros hicieran planes sabios y esmerados y fervorosos esfuerzos para pagarlas. En cada lugar donde la deuda es saldada, que se lleve a cabo un servicio de agradecimiento, que será una nueva dedicación a Dios de su casa. 6TPI 109.2

    *****

    Dios pone a prueba la fe de su pueblo para probar su carácter. Quienes están dispuestos a hacer sacrificios por él en tiempos apremiantes, son los que él honrará con una participación en su obra. Los que no están dispuestos a practicar la abnegación personal para promover los propósitos de Dios, serán probados para que los ojos humanos puedan percibir sus acciones en la misma forma como son percibidas por los ojos de Aquel que lee el corazón. 6TPI 109.3

    *****

    Cuando el Señor vea a su pueblo restringir sus necesidades imaginarias, practicar la abnegación, no con un espíritu triste y apesadumbrado—como en el caso de la mujer de Lot cuando salió de Sodoma—, sino lleno de regocijo por el amor de Cristo, entonces la obra avanzará con poder.6TPI 109.4

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents