Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Pastoral

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Sección 7—La organización y la administración

    Capítulo 41—La educación cristiana

    Anime a los jóvenes a asistir a nuestras escuelas—Los jóvenes deben ser animados a asistir a nuestros colegios, los cuales deben asemejarse más a las escuelas de los profetas. Nuestras escuelas han sido establecidas por el Señor; y si son dirigidas en armonía con su propósito, los jóvenes enviados a ellas serán rápidamente preparados para dedicarse a diversos ramos de la obra misionera. Algunos se alistarán para entrar en el campo como enfermeros misioneros, otros como colportores, otros como evangelistas, y aun otros como ministros evangélicos.—Fundamentals of Christian Education, 489.MPa 271.1

    La educación cristiana debe estar disponible a todos, no sólo a unos pocos privilegiados—La iglesia está dormida, y no comprende la magnitud de este asunto de educar a los niños y jóvenes. “¿Por qué—dice uno—es necesario ser tan meticuloso para dar a nuestros jóvenes una educación esmerada? Me parece que si eligen a unos pocos que han decidido seguir una vocación literaria o alguna otra vocación que requiera cierta disciplina, y se les presta la debida atención, es todo cuanto es necesario hacer. No se requiere que toda la masa de nuestra juventud sea tan bien preparada. ¿No bastará esto para hacer frente a todo requerimiento esencial?”MPa 271.2

    Contesto: No; muy enfáticamente, no. ¿Qué selección podremos hacer entre ellos? ¿Cómo podríamos decir quiénes serían los más promisorios, y quién prestaría el mejor servicio a Dios? En nuestro juicio sólo podríamos mirar la apariencia exterior, como Samuel cuando fue enviado para hallar al ungido del Señor.—La Educación Cristiana, 116, 117.MPa 271.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents