Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Pastoral

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Capítulo 44—Las juntas

    Los ministros deben evitar reuniones de juntas largas—Un ministro no puede mantenerse en el mejor estado mental mientras es llamado a allanar pequeñas dificultades en diversas iglesias. Esta no es la obra que se le ha designado. Dios desea utilizar todas las facultades de sus mensajeros escogidos. Sus mentes no debieran ser fatigadas por largas juntas realizadas en la noche, porque Dios desea que utilicen todo su poder mental en la proclamación del Evangelio tal como es en Cristo Jesús.—El Evangelismo, 480, 481.MPa 287.1

    Aquellos que no asisten a las juntas tienden a criticar después la forma en que se hacen las cosas—Ellos dicen: “Oh, sólo es una junta de negocios”. Pero todo él que tenga la capacidad mental debe estar ansioso y decidido a entender cómo se manejan los asuntos de negocios. Algunos que han abandonado la fe han hecho declaraciones falsas en relación a los trabajos de la causa y a la administración de sus negocios. Si éstos hubiesen asistido a las juntas de negocios, y escuchado atentamente los procedimientos, hubiesen entendido cómo se dirige la obra en todas sus ramas, y hubieran dado testimonio de la estricta integridad que caracteriza cada departamento. Entonces el enemigo no hubiera incitado la insinuación de que habían cosas escondidas que no se le permitía saber a los miembros. Aquellos que no toman interés en las reuniones de negocios, generalmente no tienen interés real en la causa de Dios, y son éstos los que son tentados a creer que la administración de nuestras diferentes empresas no es lo que debería ser.—The Review and Herald, 29 de abril de 1884.MPa 287.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents