Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Pastoral

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Los ministros de otras denominaciones

    Los siervos de Dios han de acercarse a los ministros de otras denominaciones—Debería haberse hecho más trabajo en favor de los que están en puestos altos. Aquellos que dan el último mensaje de misericordia a un mundo caído no han de pasar por alto a los ministros. Los siervos de Dios deben acercarse a ellos como quienes tienen un profundo interés en su bienestar, y suplicar por ellos en oración. Si ellos rehusan aceptar la invitación, díganselo al Maestro, y entonces su deber ha sido cumplido.—The Review and Herald, 8 de mayo de 1900.MPa 106.1

    Ore por y con los ministros de otras denominaciones—Nuestros ministros deben procurar acercarse a los ministros de otras denominaciones. Oren por estos hombres y con ellos, pues Cristo intercede por ellos. Tienen una solemne responsabilidad. Como mensajeros de Cristo, debemos manifestar profundo y ferviente interés en estos pastores del rebaño.—Joyas de los Testimonios 2:386.MPa 106.2

    Un ministro necesita tener valor moral para defender el sábado—Se requiere valor moral para adoptar una posición en favor de la observancia de los mandamientos del Señor. Un opositor de la verdad dijo cierta vez que únicamente las personas de mente débil, necias e ignorantes se apartarían de las iglesias para observar el séptimo día como día de reposo. Pero un ministro que había aceptado la verdad replicó: “Si usted piensa que sólo la gente de mente débil hace esto, procure hacerlo usted mismo. El acto de colocarse en el lado impopular requiere valor moral, firmeza, decisión, perseverancia y mucha oración”.—El Evangelismo, 178.MPa 106.3

    Si los ministros de otras denominaciones, se llegaran a convertir verdaderamente a nuestro mensaje, serían instrumentos pulidos en las manos de Dios—Mucho han perdido nuestros hermanos al seguir planes tan estrechos, que no alcanzan a las clases más inteligentes y mejor educadas. Demasiado a menudo la obra ha sido dirigida de tal manera que ha dado la idea, a los no creyentes, de que es de poca consecuencia: algún vástago descarriado del entusiasmo religioso, enteramente indigno de ser tomado en cuenta. Mucho se ha perdido por falta de métodos sabios de trabajo. Debe hacerse todo esfuerzo posible para dar carácter y dignidad a la obra. Se necesita mucha sabiduría para alcanzar a los pastores y hombres de influencia. ¿Pero por qué habrían de ser descuidados, como lo son por parte de nuestros hermanos? Estos hombres son responsables ante Dios en proporción a los talentos que les fueron confiados. Donde se ha dado mucho, mucho será vuelto a pedir. ¿No debiera haber estudio más profundo y mucha más oración por sabiduría, para que sepamos cómo alcanzar a estas clases? ¿No debiera emplearse sabiduría y tacto para ganar a estas almas, que, si llegaran a convertirse realmente, serían instrumentos pulidos en las manos de Dios para alcanzar a otros?—El Evangelismo, 409, 410.MPa 107.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents