Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Pastoral

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Las clases bíblicas

    Se deben celebrar reuniones especiales para dar instrucción bíblica a los interesados—No siga un discurso inmediatamente con otro, sino deje un período de descanso para que la verdad se aferre en la mente, y haya oportunidad para que el ministro y la gente puedan meditar y orar. De esta forma habrá crecimiento en el conocimiento y en la experiencia religiosa. Deben tenerse lecturas bíblicas, y tanto los creyentes como los no creyentes, deben tener la oportunidad de hacer preguntas sobre los puntos que no comprendan plenamente. Aquellos que profesan ser defensores de la verdad, deben hacer preguntas que traerán respuestas que viertan luz sobre la verdad presente. Si alguien hace preguntas que sirven solamente para confundir la mente y sembrar las semillas de la duda, debe aconsejársele que se abstenga de hacer tales preguntas. Debemos aprender cuándo hablar y cuándo guardar silencio, y aprender a sembrar la simiente de la fe, para reflejar la luz y no tinieblas. Deben hacerse reuniones especiales en favor de aquellos que se interesan en la verdad y que necesitan instrucción.—The Review and Herald, 23 de junio de 1891.MPa 148.2

    Dirija una clase de Biblia en conexión con las reuniones evangelísticas—Hay peligro en pasar demasiado rápido de un punto a otro. Hay que dar lecciones cortas y frecuentes. Su trabajo no es solamente predicar, sino ministrar. El esfuerzo personal en favor de las familias e individuos debe abarcar una porción grande de su trabajo. Después de haber abierto a la gente las preciosas minas de la verdad, todavía hay una gran obra que hacer en favor de los interesados en los temas presentados.MPa 148.3

    Después de un corto discurso, cambie el orden de los ejercicios, y dé oportunidad a todos los que lo deseen, de participar de una entrevista, o de una clase bíblica, donde puedan hacer preguntas sobre los temas que los preocupan. Hallará gran éxito en relacionarse estrechamente con la gente en estas clases bíblicas. Los obreros que trabajan en conexión con los ministros, deben hacer esfuerzos especiales por guiar con paciencia y bondad a los que tienen preguntas para comprender la verdad.MPa 149.1

    Si no tiene más que uno para instruir, ése, cuando esté completamente convencido, comunicará la luz a los demás. Estas verdades decisivas son de tan grande importancia que pueden ser presentadas repetidamente para grabarlas en la mente de los oyentes. Las decisiones a las que llegan los hombres en cuanto a estas cosas son de gran significado para ellos.—Special Testimonies on Education 7:7.MPa 149.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents