Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

El Ministerio Pastoral

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La responsabilidad

    Alimente, supervise, y sea ejemplo para su rebaño—Los ministros de la Palabra, y otros que ocupen puestos de responsabilidad, así como el cuerpo de la iglesia, necesitan este espíritu de humildad y contrición. El apóstol Pedro le escribe a los que laboran en el evangelio: “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidad de ella, no por la fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no dominando las heredades del Señor, sino siendo dechados de la grey”.—The Review and Herald, 16 de diciembre de 1890.MPa 42.4

    Predique la Palabra, y visite a las personas—Ninguna parte de las responsabilidades del ministro debe ser descuidada. Debe predicar la Palabra, no las opiniones de los hombres. Debe trabajar con los individuos, visitar a las familias, no para hablar sólo de las cosas comunes de la vida, sino cosas de valor eterno, orando con ellos, y enseñando con toda sencillez la verdad de Dios.—The Review and Herald, 30 de junio de 1891.MPa 43.1

    Haga arreglos para que cada miembro tenga algo que hacer—La obra del ministro representada por las siete estrellas es un trabajo sublime y sagrado.. Cuando él da cabida a la idea de que su trabajo es sólo sermonear, pasa por alto, y es seguro que descuide, el trabajo que depende del pastor del rebaño. Es su trabajo cuidar, supervisar el rebaño, y arreglar los asuntos de la iglesia de tal manera que todos tengan algo que hacer.—The Review and Herald, 31 de mayo de 1887.MPa 43.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents