Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Seccion 1—El Sistema de Comunicación de Dios

    Capitulo 1—El Revelador y el Revelado

    “Cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí” (Juan 15:26).MDS 2.1

    El Evangelio no es acerca de Jesús; el Evangelio es Jesús y lo que él enseñó. Las enseñanzas acerca de Jesús proveen el armazón para proclamar las “buenas nuevas”, pero Jesús mismo constituye las “buenas nuevas”. Jesús y sus enseñanzas no son el preludio del Evangelio, ¡ellos son el Evangelio! 1“El Evangelio es glorioso porque está constituido por la justicia de Cristo. El Evangelio es Cristo desplegado, y Cristo es el Evangelio encamado... No debemos ensalzar el Evangelio, sino ensalzar a Cristo. No debemos rendir culto al Evangelio, sino al Señor del Evangelio” (Manuscrito 44, 1898, citado en Comentario bíblico adventista del séptimo día [CBASD], t. 7, p. 919).MDS 2.2

    Las “buenas nuevas” son de que en la maravillosa mente de Dios, uno de los miembros de la Deidad eligió venir a este planeta rebelde con sus manos extendidas, invitando a los hombres y mujeres de todas partes a regresar a la familia de Dios. Las “buenas nuevas” son que el Dios-que-llegó-a ser-hombre se “dio” a la familia humana para siempre, limitado eternamente por el tiempo y el espacio. ¿Con qué propósito? ¡Para mostramos cómo es Dios! (Juan 14:7).MDS 2.3

    Tal como lo veremos, al Revelador lo llamamos “Jesús”; al Revelado lo llamamos “Dios”; y la Persona mediante la cual la Deidad escogió “revelar” al Revelador a la raza humana es el Espíritu Santo.MDS 2.4

    Jesús hizo esto claro unas pocas horas antes de Getsemaní: “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, que estará con vosotros para siempre. El es el Espíritu, que revela la verdad acerca de Dios” (Juan 14:16-17, TEV). Y más adelante: “El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Juan 14:26).MDS 2.5

    Y para asegurarse de que el punto era claro, añadió: “Cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí” (Juan 15:26).MDS 2.6

    Jesús dijo más adelante: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mió, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber” (Juan 16:13-15).MDS 2.7

    El Espíritu Santo es la contraparte de nuestro Señor. ¡ El Espíritu dirá y hará exactamente lo que Jesús diría y haría si estuviese presente hoy!MDS 2.8

    ¿Cómo funciona todo esto? El Espíritu Santo le da a cada cristiano algún don especial: “Los dones son variados, pero el Espíritu es el mismo... La manifestación particular del Espíritu se le da a cada uno para el bien común” (1 Cor. 12:4, 7, Nueva Biblia Española).MDS 2.9

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents