Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Preocupación por declaraciones científicas de Elena de White

    Se ha llamado la atención a declaraciones que parecen mostrar que Elena de White cometió errores lamentables respecto a cuestiones científicas. No se pide a los profetas que actualicen enciclopedias o diccionarios. Ni los profetas (ni ninguna otra persona) han de ser hechos “un ofensor por una palabra” (Isa. 29:21, NKJV). Si los profetas tienen que ajustarse a las normas de exactitud científica más elevadas (cada pocos años esas “normas” cambian, aun para los expertos), tendríamos motivo para rechazar a Isaías por referirse a “los cuatro confines de la tierra” (Isa. 11:12) y a Juan por escribir que vio a “cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra” (Apoc. 7:1).MDS 490.8

    Algunos señalan la frase, “Así como la luna y las estrellas [“planetas”, en la versión en español] del sistema solar brillan por la luz del sol que reflejan”, para acusar que Elena de White no era digna de confianza en cuestiones científicas. 34Education, p. 14 (la misma declaración aparece en The Desire of Ages, p. 465). Pero la mayoría de los lectores reconocerán este uso de “estrellas” en vez de “planetas del sistema solar” como una descripción no técnica fácilmente entendida por la gente corriente.MDS 491.1

    Algunos han declarado que Elena de White estaba equivocada cuando aseguró que había visitado “un mundo que tenía siete lunas”, 35Primeros escritos, p. 40. Esta visión fue primero descrita en el pliego suelto, To those who are receiving the seal of the living God, publicado por primera vez el 31 de enero de 1849. y que los planetas visitados eran Júpiter y Saturno. En realidad, ella nunca mencionó el “mundo que tenía siete limas“. Pero hay algo más sobre esta historiaMDS 491.2

    Menos de tres meses después que ella y Jaime se hubieron casado en 1846, Elena tuvo una visión en la casa de los Curtis en Topsham, Maine, en presencia de José Bates. Aunque Bates había visto a Elena de White en visión en varias ocasiones, todavía tenía dudas sobre su don profético; pero gracias a la visión de Topsham se convenció que “la obra es de Dios”. 36A Word to the Little Flock, p. 21, citado en Nichol, Critics, p. 581. Jaime White informó que, en esta visión, la Sra White fue “guiada a los planetas Júpiter y Saturno, y creo que a uno más. Después que salió de la visión, pudo dar una descripción clara de sus lunas, etc. Es bien sabido que antes de que tuviera esta visión, ella no sa bía nada de astronomía y no podía contestar una sola pregunta en relación con los planetas”. 37Id, p. 22. Elena de White escribió: “Tuve una visión de la gloria de Dios, y por primera vez se me mostraron otros planetas”. — Notas biográficas de Elena G. de White, p. 106; ver también Spiritual Gifts, t. 2, p. 83. No existe evidencia de que esta es la misma visión descrita en Primeros escritos, p. 40. Ver pp. 144-145.MDS 491.3

    ¿Qué fue lo que lo convenció a Bates, el veterano capitán de mar y astrónomo aficionado, que Elena de White era “de Dios”? Después de la visión, ella describió lo que había visto. Sabiendo que ella no tenía antecedentes en astronomía Bates dijo: “Esto es del Señor”.MDS 491.4

    Obviamente, lo que Bates oyó correspondía a su conocimiento de lo que los telescopios mostraban en 1846. Casi seguramente esta visión fue dada en presencia de Bates para aumentar su confianza en el ministerio de Elena de White. Si ella hubiese mencionado el número de lunas que revelan los telescopios modernos, parece claro que las dudas de Bates se habrían confirmado. 38En Loughborough, GSAM, pp. 257-260, se encuentra información adicional sobre esta visión de 1846. Para un análisis de cómo el recuerdo de Loughborough de su conversación con Bates muchos años antes armoniza con este momento memorable para Bates, ver Nichol, Critics, pp. 93-101.MDS 491.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents