Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Las actitudes hacen la diferencia

    Sin embargo, ella reconocía que había problemas en la comunicación. “Las mentes que difieren en educación y pensamiento reciben impresiones diferentes de las mismas palabras”. Por lo tanto, “es difícil que, por medio del lenguaje, una persona le dé a otra, de diferente temperamento, educación y hábitos de pensamiento, exactamente las mismas ideas en cuanto a lo que es claro y nítido en su propia mente. Sin embargo, para los hombres honrados y de mentalidad recta, [un autor]... puede... transmitir su significado para todos los fines prácticos”. Pero si el lector “no es sincero y no desea ver y comprender la verdad, dará vuelta sus palabras y lenguaje... para que se adapte a sus propios propósitos”.12IbídMDS 374.2

    Elena de White lamentaba que algunos distorsionaban sus escritos al igual que hacían con la Biblia: “Esta es la forma en que son tratados mis escritos por los que desean entenderlos mal y pervertirlos... En la misma forma en que tratan lo escrito en mis artículos publicados y en mis libros, así tratan la Biblia los escépticos e incrédulos. La leen de acuerdo con su deseo de pervertir, aplicar mal o voluntariamente distorsionar las declaraciones de su verdadero significado”. 13Id, p.22. MDS 374.3

    Un problema que tuvo Jesús con los diri gentes religiosos de sus días fue que ellos usaron erróneamente el Antiguo Testamento, abusaron de él, y por ello no reconocieron a Jesús como su Mesías. Elena de White indicó que estos dirigentes “no” estaban “acostumbrados a aceptar la Palabra de Dios tal como reza, o a permitir que fuese su propio intérprete”. Los dirigentes judíos leían el Antiguo Testamento “a la luz de sus máximas y tradiciones... Se volvieron con aversión de la verdad de Dios a las tradiciones de los hombres”. 14Manuscrito 24,1891, citado enMR, t. 19, p. 253. MDS 374.4

    La actitud de uno al leer la Biblia es fundamental para una comprensión correcta de lo que significa la Biblia. Esto es más importante que una preparación erudita. Los dirigentes judíos con su erudición no reconocieron a Jesús. Elena de White recalcó en muchas ocasiones que “el egoísmo nos impide contemplar a Dios. El espíritu que trata de complacerse a sí mismo juzga a Dios como enteramente igual a sí. A menos que hayamos renunciado a esto, no podemos comprender a Aquel que es amor”. 15El Deseado de todas las gentes, p. 270. “La percepción y apreciación de la verdad, dijo, dependen menos de la mente que del corazón. La verdad debe ser recibida en el alma; exige el homenaje de la voluntad. Si la verdad pudiese ser sometida a la razón sola, el orgullo no impediría su recepción. Pero ha de ser recibida por la obra de gracia en el corazón; y su recepción depende de que se renuncie a todo pecado revelado por el Espíritu de Dios”. — Id, p. 419. Ella dio esta promesa: “Todo aquel que escudriña las Escritoras diligente y pacientemente para poder educar a otros y emprende la tarea correctamente y con un corazón honesto, depositando a la puerta de la investigación sus ideas preconcebidas, cualesquiera puedan haber sido, y sus prejuicios hereditarios, obtendrá verdadero conocimiento”.16Manuscrito 4,1896, citado en MR, t. 4, p. 56. Jon Paulien, al comenzar una lista de principios hermenéuticos, escribió: “ Toda vez que usted tome la Biblia para efectuar un estudio afondo ore fervientemente para pedir una actitud discipular y receptiva a la dirección del Espíritu Santo. Sin oración y la iluminación del Espíritu Santo, el trabajo del erudito aun más excelente puede sutilmente errar el camino. Las ideas de Dios no son dominadas naturalmente por mentes seculares. He encontrado útil la siguiente oración: ‘Señor, ayúdame a encontrar la verdad sobre este tema, no importa cuál sea el costo’. Conocer la verdad le costará algo, pero vale la pena el sacrificio para entender la mente de Dios”. — What the Bible Says About the End-Time, p. 37. (Ver también Jon Paulien, “The Interpreter’s Use of the Writings of Ellen G. White”, Frank B. Holbrook ed., Symposium on Revelation, t.1 (Silver Spring, MD: Instituto Bíblico de Investigación, Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, 1992).MDS 374.5

    En resumen, Elena de White proveyó varias sugerencias sobre cómo estudiar para encontrar la verdad:MDS 374.6

    • Debiéramos invitar al Espíritu Santo para que nos ayude en nuestro estudio. 17“Sin la iluminación del Espíritu, los hombres no podrán distinguir la verdad del error, y caerán bajo las tentaciones maestras de Satanás”. — Palabras de vida del gran Maestro, p. 338.MDS 374.7

    • Debemos estar dispuestos a obedecer la verdad.18“Cuandoquiera que los hombres no traten de estar en armonía con Dios en sus palabras y acciones, por sabios que sean están expuestos a errar en su comprensión de la Escritura, y es peligroso confiar en sus explicaciones”. — Joyas de los testimonios,;t. 2, pp. 309-310. “La creencia no es un acto intelectual sino un acto moral por el cual me comprometo deliberadamente... La creencia debe ser la voluntad de creer”. — Chambers, My Utmost for His Highest, p. 265.MDS 374.8

    • Debemos tener una mente abierta, incluso preparada para renunciar a opiniones sustentadas previamente. 19“No podemos sostener que ninguna posición, una vez adoptada, ninguna idea, una vez defendida, no habrá de ser abandonada en circunstancia alguna. Hay solamente Uno que es infalible”. — Testimonios para los ministros, p. 105.MDS 374.9

    • ebiéramos anticipar el descubrimiento de verdades nuevas. 20“En cada época hay un nuevo desarrollo de la verdad, un mensaje de Dios al pueblo de esa generación. Las viejas verdades son todas esenciales; la nueva verdad no es independiente de la vieja, sino un desarrollo de ella. Es únicamente comprendiendo las viejas verdades como podemos entender las nuevas”. — Palabras de vida del gran Maestro, p. 98. “Aunque autores excelentes y talentosos hayan dado a conocer verdades maravillosas y hayan presentado mayor luz a la gente, todavía en nuestros días encontraremos nuevas ideas”. — Review and Herald, 3 de junio, 1890.MDS 374.10

    • ebiéramos esperar luz “nueva” que armonice con verdades antiguas. 21“Se levantará uno, y después otro, con nueva luz que contradiga la luz que Dios ha dado mediante la demostración de su Espíritu Santo... No hemos de recibir las palabras de los que vienen con un mensaje que contradice los puntos especiales de nuestra fe. Reúnen un montón de versículos y los amontonan como una prueba en tomo de las teorías que afirman. Esto ha sido hecho vez tras vez durante los últimos cincuenta años. Y al paso que las Escrituras son la Palabra de Dios y han de ser respetadas, es un gran error la aplicación de ellas, si tal aplicación mueve un puntal del fundamento que Dios ha sostenido durante estos cincuenta años”. — Mensajes selectos, t. 1, pp. 188-189.MDS 374.11

    • Una interpretación puede estar equivocada si está acompañada de un espíritu que no es semejante a Cristo. En el contexto de la sesión del congreso de la Asociación Gene ral de 1888, Elena de White escribió a los que todavía tenían una actitud antagonista hacia ella y hacia los pastores Jones y Waggoner: “Estos testimonios del Espíritu de Dios, los frutos del Espíritu de Dios, no tienen peso a menos que reciban el sello de vuestras ideas sobre la ley en Gálatas. Siento temor de vosotros y de vuestra interpretación de cualquier [pasaje de la] Escritura que ha sido manifestada con un espíritu no cristiano como el que vosotros habéis mostrado y que me ha costado tanto trabajo innecesario... Que vuestra cautela se ejercite mostrando temor no sea que estéis cometiendo el pecado contra el Espíritu Santo... Siento temor de cualquier aplicación de la Escritura que necesite tal espíritu y lleve tal fruto como el que vosotros habéis manifestado”.22 Carta 83,1890, citada en MR, t 9, p. 330.MDS 374.12

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents