Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Nueva perspectiva para los milleritas23Ver Apéndice H: “Elena de White enriqueció el término, ‘puerta cerrada’ ”

    Cuando Elena Harmon 24Elena Harmon se casó con Jaime White el 30 de agosto de 1846. describió su visión de diciembre de 1844 sobre el clamor de medianoche, los milleritas oyeron una explicación definidamente nueva en cuanto a qué ocurrió el 22 de octubre de 1844 25Un historiador cristiano adventista, Clyde E. Hewitt, escribió: “No todos los integrantes de esa minoría de adventistas que creían en la fecha del 22 de octubre se convirtieron en fanáticos. Ni espiritualizaban el regreso de Cristo. En cambio algunos encontraron una manera de comprender su gran chasco a través de una explicación totalmente nueva. Miller, argüían, había tenido razón en cuanto a la fecha, pero se había equivocado en cuanto al evento... En el estado occidental de Nueva York, en la mañana del 23 de octubre, el dirigente adventista local Hiram Edson, después de una prolongada sesión de oración con unos pocos de aquellos que habían esperado con él a lo largo de la noche previa, se convenció de que el ‘santuario’ de Daniel 8:14 estaba en el cie lo. La profecía no se refería a la tierra sino al lugar santísimo en el cielo mismo... Este punto de vista sobre lo que había ocurrido el 22 de octubre les pareció lógico a un pequeño grupo de ex milleritas y, por estar apuntalado por otros argumentos, a menudo mediante analogía bíblica, les resultó convincente”. — Midnight and Morning (Charlotte, N.C.: Venture Books, 1983), pp. 182-183. : Jesús aún había de venir y el tiempo de gracia no se había cerrado para todos. Cuando grupos pequeños en Maine y Massachusetts oyeron esta visión/historia que confirmaba que su experiencia de 1844 era “la obra de Dios”, también prestaron atención al rechazo que hizo Elena Harmon de su fanatismo prevaleciente y de sus errores teológicos. 26Primeros escritos, pp. 13-20; Notas biográficas de Elena G. de White, pp. 71-75, 93-102; Damsteegt, Foundations, pp. 112,120,133; Schwarz, Light Bearers, pp. 63-65.MDS 503.5

    Antes de esta visión del clamor de medianoche ocurrida en diciembre (sólo unas pocas semanas después de su gran chasco), Elena Harmon, junto con muchos otros milleritas desanimados, había llegado a la conclusión de que habían estado equivocados, esto es, que el cumplimiento de la profecía de los 2.300 años, el cierre de la puerta de la parábola del Esposo, etc., estaban todavía en el futuro. 27Carta a Bates, 13 de julio, 1847; Manuscrito 4, 1883, Jaime White, A Word to the Little Flock, p. 22. Citado en Nichol, Critics, p. 582, y George R. Knight, 1844 and the Rise of Sabbatarian Adventism (Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing Association, 1994), p. 176. Esta primera visión convenció a Elena Harmon (sin ninguna indicación de una puerta cerrada para todos los que vivían el 22 de octubre de 1844) que el pueblo de Dios estaba en el comienzo de nuevas responsabilidades, no en el fin de todas las cosas. 28 Los críticos han lanzado la acusación de que la supresión en publicaciones posteriores de una frase de esta visión desmiente la aseveración de que Elena de White no creía en la posición extrema de la puerta cerrada después de “haber visto” su primera visión. Ver Apéndice J: ”Respuesta a la eliminación de la frase ‘mundo impío’ ”.MDS 503.6

    Unas pocas semanas más tarde, Elena Harmon tuvo su segunda visión pública, la visión del santuario y del Esposo, en Exeter, Maine, en febrero de 1845. En Exeter, sin duda alguna, ella había estado relatando su visión al grupo de adventistas partidarios de la posición de la puerta cerrada, junto con reprensiones a sus dirigentes fanáticos y a sus enseñanzas incorrectas respecto a su posición extrema de la puerta cerrada. 29Notas biográficas de Elena G. de White, p. 80. Algunos han contendido que esta reunión y otras con adventistas partidarios de la posición extrema de la puerta cerrada prueba que Elena de White era también “uno de ellos l”. Para un análisis de por qué ella asistió a esas reuniones con adventistas que favorecían el concepto de la puerta cerrada, ver Apéndice K: “Por qué Elena de White parecía buscar el contacto sólo de los partidarios de la doctrina de ‘la puerta cerrada’ ”.MDS 503.7

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents