Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    No había observadores del sábado en Atkinson

    ¿Comenzó la Iglesia Adventista en medio de gritos, gateos, abrazos y alegorizadores del segundo advenimiento? Definidamente no. En Atkinson nadie era un observador del sá- bado, ni siquiera Elena Hannon. Nadie entendía esa noche el papel de Jesús como Sumo Sacerdote. Nadie en el círculo de Dammon tenía la más leve idea del tema del Gran Conflicto y de sus implicaciones para ellos. El grupo de Dammon estaba formado por milleritas chasqueados que no habían abandonado la doctrina bíblica del advenimiento, si bien estaban buscando a tientas su camino en medio de la neblina teológica. La única persona que en esa reunión de sábado de noche tenía alguna luz en cuanto al plan de Dios para el futuro era Elena Harmon.MDS 474.6

    Usando el plan que había seguido desde que nuestros primeros padres dejaron el Jardín del Edén, Dios tuvo que empezar en alguna parte después del Chasco del 22 de octubre de 1844. Decidió trabajar a través de la“más débil de los débiles” parallegar a la gente donde ellos se encontraban. De esas experiencias a comienzos de 1845 emergió un grupo de estudiantes de la Biblia que pronto vio los peligros de la religión dominada por las emociones.MDS 475.1

    Dios comenzó lentamente con los pocos que no habían descartado su experiencia de 1844. Con suma paciencia alejó a los pocos que prestaron atención de sus muchos errores, tales como la santidad del domingo, la posición extremista de la puerta cerrada, la convicción sobre “el ocio”, y los excesos emocionales en la adoración. Sin la enseñanza y la intervención guiadora de la obra del espíritu de profecía a través de Elena de White, el testimonio adventista de la década de 1840 habría sido claramente muy diferente.MDS 475.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents