Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    La temperancia comienza en el hogar

    El 3 de enero de 1873, Elena de White tuvo una visión en la que se le mostró que los movimientos de temperancia estaban limitados en su efectividad porque restringían su lucha contra la intemperancia al uso de las bebidas alcohólicas. Ella escribió: “La intemperancia está aumentando por todas partes, pese a los esfuerzos fervientes hechos durante el año pasado para impedir su progreso. Se me mostró que el poder gigantesco de la intemperancia no será controlado por ninguno de los esfuerzos que se han hecho. La obra de la temperancia debe comenzar en nuestras familias, en nuestras mesas”. 24Testimonies, t. 3, p. 562.MDS 365.13

    Además escribió lo siguiente: “La intemperancia comienza en nuestras mesas. Se complace el apetito hasta que su complacen- cia se convierte en una segunda naturaleza. Por el uso del té y el café se forma un apetito por el tabaco, y esto estimula el apetito por los licores”. 25Id, p. 563.MDS 365.14

    Pero la intemperancia no es sólo un asunto de comida y bebida; incluye “la indulgencia excesiva en comer, beber, dormir o en lo que se ve”.26Id, t. 4, p. 417; ver tamhién Patriarcas y profetas, p. 605. Debe vencerse la intemperancia en ciertos hábitos de vestir. 27Medical Ministry, p. 275. Debe evitarse la intemperancia en el exceso de trabajo, en el estudio, en buscar riquezas.28La temperancia , pp. 122-124.MDS 366.1

    La única cura para la intemperancia es recuperar el dominio propio. A menudo Elena de White recalcó el principio de que “las pasiones han de obedecer a la voluntad, que a su vez ha de obedecer a Dios. El poder soberano de la razón, santificado por la gracia divina, debe dominar en nuestra vida”.29El ministerio de curación, p. 92.MDS 366.2

    Ella señaló que cuando los hábitos físicos no son correctos, “nuestras facultades mentales y morales no pueden ser fuertes”.30Testimonies, t. 3, p. 51. “Los nervios cerebrales que ligan todo el organismo constituyen el medio por el cual el cielo se comunica con el hombre y afecta la vida íntima. Cualquier cosa que estorbe la circulación de la corriente eléctrica en el sistema nervioso, debilitando así las facultades vitales y disminuyendo la sensibilidad mental, crea mayores dificultades para despertar la naturaleza moral”. — La educación, p. 205. Ver Id, p. 193.MDS 366.3

    Vio la conexión directa que existe entre el dominio propio y el desarrollo del carácter, entre el dominio propio en todas las áreas de la vida y la preparación para la venida del Señor: “El poder dominante del apetito causará la ruina de millares de personas, que, si hubiesen vencido en ese punto, habrían tenido fuerza moral para obtener la victoria sobre todas las demás tentaciones de Satanás. Pero los que son esclavos del apetito no alcanzarán a perfeccionar el carácter cristiano”. 31Joyas de los testimonios, 11, pp. 422-423.MDS 366.4

    El desafío del dominio propio en toda área de la vida es para todos los cristianos, especialmente para aquellos que están proclamando el “Evangelio eterno” en los últimos días: “Hacer clara la ley natural e instar a que se la obedezca es la obra que acompaña al mensaje del tercer ángel, con el propósito de preparar un pueblo para la venida del Señor”. 32Id, t. l,p. 320.MDS 366.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents