Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Paso a paso

    Más adelante en su exposición ella mostró nuevamente que su mente estaba siendo dirigida paso a paso por el Señor. Ella declaró que “en esta hora no debiéramos tratar de competir con escuelas de medicina del mundo. Si hiciéramos esto, nuestras posibilidades de éxito serían pequeñas. No estamos ahora preparados para llevar a cabo exitosamente la obra de establecer grandes instituciones de aprendizaje médico... En Loma Linda muchos pueden ser educados para trabajar como misioneros en la causa de la salud y la temperancia. Deben prepararse maestros para muchas líneas de trabajo”. 38Id., p. 275. Aquí estaba pintando, a grandes trazos, no sólo una escuela de medicina sino una institución edu cativa que preparase a los jóvenes para enfrentar las oportunidades en “muchas líneas de trabajo”.MDS 358.8

    El Señor es muy bueno, aun con los profetas; si en 1905 le hubiese revelado a Elena de White todo lo que le ayudaría a captar y comunicar en 1909, quizás ella habría dudado de su propia mente y de la instrucción divina. Mientras otros trazaban planes para desarrollar un programa médico para enfermeras y evangelistas médico-misioneros, la consultaban continuamente cuando surgían preguntas a lo largo de este camino que nadie había recorrido.MDS 359.1

    Cuando le preguntaron si los estudiantes de medicina debían obtener la preparación básica en Loma Linda y adquirir “los toques finales... en alguna institución del mundo”, la Sra. White replicó: “No permita Dios que se siga un plan tal”. Respondiendo a preguntas ulteriores, ella dijo: “Si el Señor da su luz, tanto mejor, nos alegraremos de recibirla; si no, entonces esperaremos... Cuando nos aferramos a Dios y confiamos en él, él obrará en nuestro favor. Pero cualesquiera sean las consecuencias, debemos mantenemos diferentes y separados del mundo en lo que se refiere a nuestra fe”. 39Id, p. 276. Ella había aprendido bien las dolorosas lecciones de Battle Creek.MDS 359.2

    Con una comprensión muy clara de los propósitos de la segunda escuela de la denominación orientada médicamente, ella les dijo a los dirigentes que los estudiantes en Loma Linda debían estudiar bajo “educadores seleccionados cuidadosamente”, que les enseñarían a “arar profundamente en la Palabra de Dios”. 40 Schwarz, Light Bearers, p. 320.MDS 359.3

    Al gestionarse una escritura constitutiva del estado para una escuela de medicina, ella dio consejos adicionales: “Estaría bien si pudieseis obtener fuerza e influencia que luciesen más efectivo vuestro trabajo sin ataros a hombres mundanos. Pero no hemos de exaltar a lo humano sobre lo divino”.MDS 359.4

    En noviembre de 1909 ella escribió: “No podemos sometemos a reglamentos si está involucrado el sacrificio de principios, porque esto pondría en peligro la salvación del alma. Pero toda vez que podamos acatar las leyes del país sin colocamos en una posición falsa, debiéramos hacerlo. Se han redactado leyes sabias a fin de salvaguardar a la gente contra la imposición de médicos no calificados. Debiéramos respetar esas leyes porque nosotros mismos somos protegidos de simuladores presuntuosos. Si manifestásemos oposición a esos requerimientos, esto tendería a restringir la influencia de nuestros médicos misioneros”. El 9 de diciembre se obtuvo un permiso legal del estado que autorizaba al Colegio de Evangelistas Médicos a conceder títulos en ciencias liberales, odontología y medicina.41Bio., t. 6, p. 275; Schwarz, Light Bearers, pp. 320-322.MDS 359.5

    Unos pocos meses más tarde, todavía subsistían algunas perplejidades. La junta directiva de la escuela enfrentaba gastos enormes y necesitaba un respaldo firme de Elena de White antes de asumir algún compromiso adicional. Las preocupaciones que los líderes sentían, presentadas a ella el 26 de enero de 1910, 42Publicado más tarde en Review and Herald, 19 de mayo,1910. incluían estos pensamientos: “Estamos muy ansiosos de preservar la unidad y la armonía de acción. A fin de hacer esto, debemos comprender claramente qué es lo que debe hacerse. En base a lo que usted ha escrito concerniente al establecimiento de una escuela de medicina en Loma Linda, esto es, según la luz que usted ha recibido del Señor, ¿hemos de entender que debemos establecer una escuela de medicina cabalmente equipada cuyos graduados podrán tomar los exámenes de la junta del estado y llegar a ser médicos registrados, calificados?” 43Bio., t. 6, p. 279.MDS 359.6

    Dentro de las 24 horas siguientes Elena de White respondió, en parte: “Por la luz que me ha sido dada, debemos proveer aquello que es esencial para calificar a nuestros jóvenes que desean ser médicos, de modo que puedan capacitarse inteligentemente para poder enfrentar los exámenes requeridos a fin de probar su eficiencia como médicos”. 44Ibíd. Ver también, Consejos para los maestros, p. 464; Medical Ministry, pp. 57, 69.MDS 359.7

    En esa misma reunión se recomendó que todas las uniones de Norteamérica, más la Asociación General, participasen en compartir los gastos del incipiente Colegio de Evangelistas Médicos. Este ingreso sería en adición a lo que entrase en concepto de aranceles y de donaciones privadas. Hubo luego muchos discursos de confianza renovada [en la institución y en Dios].MDS 359.8

    I.H. Evans, un vicepresidente de la Asociación General, resumió el parecer unánime del vasto comité (esta recomendación fue votada sin que nadie disintiese): “Cuando se lea la declaración de la Hna. White, estoy seguro que la mayoría de nuestros hermanos sentirán lo que nosotros sentimos esta noche, que el Señor ha hablado y nosotros obedeceremos. .. Experiencias del pasado debieran fortalecer nuestra fe en esta hora y ayudamos a avanzar valientemente al escuchar las palabras de consejo que el Señor nos ha dado a través de la Hna. White. Tenemos ante nosotros esta noche una declaración llana y directa de la Hna, White respecto al establecimiento de una escuela médica. No hay conjeturas al respecto; no hay una equivocación; no hay una falsa interpretación que debe colocarse sobre estas palabras. La pregunta es: ¿Seguiremos el consejo dado?” 45Id, p. 287.MDS 360.1

    Quedaban preguntas lógicas: ¿Dónde encontrarían los adventistas a médicos calificados para que fuesen maestros? ¿Dónde se hallarían los enormes fondos necesarios para operar una institución médica de primera clase, incluyendo enfermería, medicina, dietética y años más tarde, odontología? Pero los dirigentes habían aprendido a dirigir mientras avanzaban en terreno nuevo. Elena de White los había conducido por territorio desconocido en muchas ocasiones anteriores.MDS 360.2

    Aquí prevaleció nuevamente, como hemos visto a menudo en el desarrollo de la Iglesia Adventista, el principio de la cooperación divino-humana. Es muy claro que Dios no planea hacer por los seres humanos lo que ellos pueden y deben hacer por ellos mismos. El dirige, pero las personas deben confiar en sus principios generales y tomar sus decisiones de acuerdo con ello. Así es como los creyentes crecen y se preparan para desafíos futuros. Es la parábola de los talentos que opera en una escala mayor. Cuando el director que había sido nombrado para la nueva escuela, W. H. Howell, le pidió más detalles a la Sra. White para que no se cometiesen errores desde un comienzo, ella replicó: “No podemos trazar una línea precisa para que se la siga incondicionalmente. Surgirán circunstancias y emergencias para las cuales el Señor deberá dar instrucción especial. Pero si comenzamos a trabajar, dependiendo enteramente del Señor, velando, orando y caminando en armonía con la luz que él nos envíe, no se nos dejará que andemos en tinieblas”.46 Carta 192, 1906, a S. N. Haskell, citada en Robinson, Our Health Message, p. 368.MDS 360.3

    En 1905 apareció el libro final de Elena de White sobre principios de salud, El ministerio de curación, y fue estudiado atentamente en Loma Linda. En los tomos ocho y nueve de los Testimonios, en inglés, fue impreso más material sobre la obra médica evangélica. En 1932 se publicó Medical Ministry (Ministerio médico), una compilación de muchas cartas a médicos que se concentraba en el propósito divino en materia de educación y práctica de la salud.MDS 360.4

    Esos hombres y mujeres en 1910 debieran ser paradigmas y modelos para todos los adventistas hasta el fin del tiempo. Escucharon a la mensajera del Señor en quien habían aprendido a confiar. Sabían que la única pregunta que necesitaba contestarse era la pregunta de I. H. Evans: “¿Seguiremos el consejo dado?”MDS 360.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents