Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Dos grupos definidos

    La profunda división entre dos grupos definidos continuó en la sesión de la Unión del Lago, en mayo de 1904. Cada grupo estaba compuesto de dirigentes de la iglesia vigorosos y bien conocidos. Cada grupo veía en forma diferente y a fondo diferentes asuntos denominacionales. De acuerdo con E. K. VandeVere, por mucho tiempo jefe del departamento de historia en el Colegio Misionero Emanuel (C.M.E.), la polarización en la sesión de 1904 incluía los siguientes puntos:MDS 203.4

    Centralización vs. descentralización de autoridad Ortodoxia vs. la nueva teología (panteísmo, etc.) MDS 203.5

    Organización vs. independencia MDS 203.6

    Ministerio pagado vs. ministerio de sostén propio MDS 203.7

    Validez de los “testimonios ” de Elena de White vs. cuestionarla y/o ignorarla MDS 203.8

    La obra médica como “brazo ” vs. la obra médica como “cuerpo ”MDS 203.9

    Exito del Colegio Misionero Emanuel vs. reapertura del Colegio de Battle CreekMDS 203.10

    Battle Creek fue “castigado” por incendios vs. los incendios de Battle Creek fueron accidentalesMDS 203.11

    Traslado a Washington vs. el valor del buen nombre de Battle Creek MDS 203.12

    Ortodoxia educativa vs. educación experimental MDS 203.13

    Control de la junta directiva del Colegio Misionero Emanuel (C.M.E.) vs. administradores del C.M.E. guiados por el EspírituMDS 203.14

    “Reformadores” Kellogg, Sutherland, Magan, E. J. Waggoner, A. T. Jones vs. máximos administradores de la iglesia Daniells, Spicer, Prescott, Morrison. 49 Shaw, “A Rhetorical Analysis of the Speaking of Mrs. Ellen G. White”, pp. 315-316. Aunque alineados con algunos en ciertas posiciones, muchos líderes no estaban alineados con esas mismas personas en otros puntos. Si bien Kellogg, Sutherland, Magan, Jones y Waggoner eran “reformadores”, Sutherland y Magan no apoyaban a Kellogg y a otros en sus ideas panteístas.MDS 203.15

    En medio de este fermento vino Elena de White con sermones cada mañana a las 11:00, incluyendo “El Fundamento de Nuestra Fe”, “Lecciones de Apocalipsis 3”, “Un Ruego por la Unidad”, ‘Ten Cuidado de Ti Mismo” y “Se Necesita un Cambio de Sentimiento”. 50Bio., t 5, p. 336. MDS 203.16

    En estos sermones la Sra. White destacó los principios que cada lado estaba tratando de defender. Esperaba que ambos lados viesen el cuadro completo. Pero también vio qué impedía que se entendiesen entre sí. Las actitudes que tenían los miembros de ambos lados constituían el principal obstáculo para resolver el aparente dilema: “Angeles del cielo, enviados para ministrar sabiduría y gracia, estaban chasqueados al ver al yo que procuraba abrirse paso, para hacer que las cosas apareciesen en una luz equivocada. Los hombres estaban hablando y discutiendo, y se hacían conjeturas que no tendrían que haber tenido lugar en la reunión“. 51Id., p. 334.MDS 203.17

    Cerca del fin de las reuniones, Elena de White tuvo una visión. Escribió un informe de la misma y se lo dio a W. C. White para que lo leyese a los delegados en el último día: “Anoche se me presentaron asuntos que mostraban que el fin del congreso estaría marcado por cosas extrañas... a menos que el Espíritu de Dios cambiase el corazón y la mente de muchos de los obreros. Especialmente los médicos misioneros deberían tratar que sus almas fuesen transformadas por la gracia de Dios”. 52Id., p. 338.MDS 204.1

    Las tensiones continuaron aumentando. A fin de ayudar tanto como fuese posible a aquellos que todavía vacilaban, la Sra. White se apresuró a imprimir el tomo S de los Testimonios, con una sección titulada, “El Conocimiento Esencial”. 53Ver pp. 255-335. Además de eso, estaba preparando rápidamente su próximo libro de salud, El ministerio de curación, destinado especialmente al público en general. En este libro incorporó los mismos principios respecto a la personalidad de Dios y a su intervención en la curación de las enfermedades, especialmente en la sección titulada también “El Conocimiento Esencial”. 54 Ver pp. 409-466. Para examinar un trasfondo más completo de la crisis pantefsta, ver A. G. Daniells, El permanente don de profecía, pp. 387-402; Maxwell, Dilo al mundo, pp. 202205; Schwarz, Light Bearers, pp. 288-292; Schwarz, “The Perils of Growth”, en land, Adventism in America, pp. 133138; Spalding, Origin and History, t. 3, pp. 130-144; Valentine, The Shaping of Adventism pp. 145-166; Bio., t. 5, pp. 402-404. [En la edición en español de El ministerio de curación no aparece dicho título de sección, pero se incluye gran parte del material a partir del capítulo titulado “El Verdadero Conocimiento de Dios”.]MDS 204.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents