Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Consecuencias trágicas

    Ella frecuentemente advirtió de las consecuencias personales, tristes, a veces trágicas, que seguirían al rechazo de sus escritos. 20 Para ejemplos, pensar en Stephen Smith (Bio., t.1, pp. 490492); B. F. Snook y W. H. Brinkerhoff, Id, t. 1, pp. 416, 473; t. 2, pp. 23, 44, 146-151; J. M. Stephenson y D. P. Hall, Id, t. 1, pp. 310-315, 323, 332, 336; Moses Hull, Id, t. 2, pp. 53-58, 63, 65, 67, 74; Dudley Canright, Id., t. 3, pp. 152 153, 263-267, 290, 360; S. McCullagh, Id., t. 4, pp. 275286, 453. Debido a que ella sabía que sus visiones eran del Señor, especialmente para preparar a un pueblo para el regreso de Jesús, ella no respondía en forma casual a quienes trataban su cónsejo con indiferencia. Veía el fin de todo en el desarrollo de la vida de una persona, y se sentía alarmada.MDS 172.2

    El siguiente trozo es una muestra del conocimiento que ella tenía de aquellos que bromean con sus mensajes: “Es el plan de Satanás debilitar la fe del pueblo de Dios en los Testimonios. Satanás sabe cómo hacer sus ataques. Obra sobre las mentes para excitar los celos y la desconformidad para con aquellos que están a la cabeza de la obra. Luego se ponen en duda los dones; y por supuesto, más tarde tienen poco peso y las instrucciones dadas por medio de las visiones son despreciadas. Luego sigue el escepticismo en cuanto a los puntos vitales de nuestra fe, los puntales de nuestra posición, y a continuación la duda en cuanto a las Santas Escrituras y la marcha descendente hacia la perdición. Cuando se ponen en duda los Testimonios en los cuales se creía una vez y se renuncia a ellos, Satanás sabe que los seducidos no se detendrán con esto, y él redobla sus esfuerzos hasta lanzarlos en abierta rebelión, que se vuelve incurable y acaba en la destrucción. .. Se levantan con sentimientos amargos contra aquellos que se atreven a hablar de sus errores y reprender sus pecados”. 21Joyas de los testimonios, t. 2, pp. 287-288.MDS 172.3

    Elena de White comprendía qué era lo que motivaba que la gente rechazase sus escritos. Algunos aceptaban las partes con las que estaban de acuerdo y rechazaban aquellas “porciones... que condenan sus costumbres favoritas”. 22Joyas de los testimonios, t. 3, p. 355. “Cuando me doy cuenta de que algunos están tratando agudamente de encontrar algunas palabras trazadas por mi pluma, y en las cuales puedan basar sus interpretaciones humanas a fin de sostener su posición y justificar una conducta equivocada, y pienso en estas cosas, no me resulta muy animador continuar escribiendo”.— Mensajes selectos, t. 3, p. 90. “En otros casos, se sigue en las complacencias pecaminosas, se rechazan los Testimonios, y se dan a otros muchas excusas falsas acerca de la razón que se tiene para negarse a recibirlos. No se da la verdadera razón. Es una falta de valor moral y de una voluntad fortalecida y regida por el Espíritu de Dios para renunciar a los hábitos nocivos”.— Joyas de los testimonios, t. 2, pp. 289-290.MDS 172.4

    Algunos que no “entendían” sus escritos “tienen la luz pero no han andado en ella Lo que yo diga en una conversación privada suele ser repetido de tal manera que signifique exactamente lo opuesto a aquello que los oyentes hubieran entendido si tuvieran una mente y un espíritu santificados”. 23Mensajes selectos, L 3, p. 91.MDS 172.5

    Otros “anulan el efecto del consejo de Dios” porque los escritos de ella no armonizan con opiniones preconcebidas o ideas particulares. .. “Cualquier cosa que sostenga sus ideas acariciadas es divina, y los testimonios que corrigen sus errores son humanos: son las opiniones de la Hna. White”. 24Mensajes selectos, t. 3, pp. 75-76. Una amenaza a la fe que Elena de White censuró sin hacer concesiones fue la práctica de algunos de “disectar” sus escritos: “No sintáis que podéis disecarlos [a los Testimonios] para que se adapten a vuestras propias ideas, aseverando que Dios os ha dado capacidad para discernir lo que es luz del cielo, y lo que es expresión de simple sabiduría humana. Si los Testimonios no hablan según la Palabra de Dios, rechazadlos”. 25Joyas de los testimonios, t. 2, pp. 301-302. “Mi Instructor me dijo: Di a esos hombres que Dios no les ha confiado la obra de medir, clasificar y definir el carácter de los testimonios. Los que intentan esto seguramente errarán en sus conclusiones”.— Mensajes selectos, t. 1, p. 56.MDS 172.6

    Ella creía que sus escritos eran coherentes y armoniosos desde el principio al fin, “una línea recta de verdad”. Esta es una declaración notable para que la haga cualquier autor, especialmente alguien que ha estado escribiendo por más de sesenta años. 26“He escrito la luz que he recibido, y mucho de ella está resplandeciendo en la página impresa. A lo largo de todas mis obras impresas hay una armonía con mi enseñanza presente”.— Review and Herald, 14 de junio, 1906, p. 8. “Aunque puedo hacer esta obra, la gente debe tener cosas para reproducir la historia pasada, a fin de que pueda ver que hay una cadena recta de verdad sin una sola sentencia herética en lo que he escrito”.— Mensajes selectos, t. 3, p. 57 (originalmente en Carta 329a, 1905). El principio definido que mantuvo sus escritos coherentes y armoniosos fue su “tema del gran conflicto”. 27 Ver. p. 256.MDS 172.7

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents